Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
POLÍTICA

Los barones del PP callan en la junta directiva y después reclaman unidad

  • Feijóo recuerda que deben estar "juntos" en la victoria y en la derrota, mientras el entorno de Cospedal niega ahora las divisiones

Los barones del PP callan en la junta directiva y después reclaman unidad

Los barones del PP callan en la junta directiva y después reclaman unidad

De izda. a dcha., María Dolores de Cospedal, Mariano Rajoy, Javier Arenas y Esteban González Pons durante la reunión de la directiva del PP.

EFE
0
08/04/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
"Nunca ha habido divisiones internas". Lo dijo Agustín Conde al término de la reunión de la junta directiva del PP. El mismo diputado por Toledo que hace unos días advertía a quienes han cuestionado desde dentro del partido a la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, negaba la discordia. El discurso de Mariano Rajoy, las llamadas al orden del presidente, funcionaron de manera inmediata. Tanto que ningún dirigente popular quiso tomar la palabra tras la intervención del jefe del Ejecutivo. Sentado entre Cospedal y el vicesecretario Javier Arenas, Rajoy reclamó unidad sin hacerlo. "Este es un partido unido", aseguró mientras la realización del PP enfocaba con la cámara a la secretaria general. Y entre los asistentes sólo se respondió con aplausos y con algún "¡sí, señor!" cuando se planteó zanjar cualquier guerra abierta que no interese a los electores.

Los barones, pese al vocerío previo, se abstuvieron de intervenir y no se escuchó ninguna voz crítica. Fuentes populares insisten en que no era el momento de discrepancias, sino de mostrar que están todos a una con la dirección en un año complicado de comicios. El presidente gallego fue uno de los pocos en pronunciarse ante los medios tras concluir el encuentro. "El partido sabe cuál es su responsabilidad y su tarea", esgrimió Alberto Núñez Feijóo y apuntó que "la secretaria general que tenemos es la que nos ha llevado a las mayores cotas de éxito electoral".

El entorno de la número dos salió encantado de la reunión. Una de las personas que más sintonía muestra con Cospedal, la líder del PP en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, incidió en que el liderazgo se había "reforzado". En el fondo se trata de evitar un nuevo problema sumado a los que ya acumula la formación cuando el partido maneja como axioma que la división se paga siempre en las urnas.

Por eso, Feijóo, el barón con más ascendiente dentro del PP, recordó a sus compañeros de filas que a pesar del batacazo en Andalucía, deben tener en cuenta que cuando ganan, "ganan todos juntos", y cuando pierden, también lo hacen juntos. En el mismo sentido se pronunció el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, que se distanció de las "discusiones peregrinas" entre dirigentes populares porque le recuerdan a la fábula en la que los conejos discutían sobre si estaban ante "galgos o podencos". "Eso", señaló, "sólo puede llevar a sorpresas".

LOS AMIGOS DE RAJOY

Aunque la escasa simpatía que se profesan Cospedal, Arenas y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, es un secreto a voces, en el PP ha extrañado que el entorno de la secretaria general haya reaccionado en público acusando a otros dirigentes de dañar el partido. Fuentes populares explican que en Castilla-La Mancha las encuestas no van tan bien como se ha pretendido transmitir y que el cuestionamiento generalizado de la número dos del PP puede perjudicar sus expectativas electorales. Sólo así entienden el nerviosismo.

"Son los 'marianistas' los que se están peleando entre ellos", asegura un representante de la formación que asigna a Cospedal, Santamaría y Arenas el papel de puntales del presidente en el partido y en el Gobierno. "Están a ver quién se considera más amigo de Rajoy", bromeaba el diputado Vicente Martínez Pujalte.

Por ahora, las espadas se han bajado, pero nada garantiza que todo vaya a continuar así tras las elecciones de mayo, especialmente si Cospedal pierde el Gobierno autonómico. Nada se ha resuelto. Voces del PP creen que las obligaciones como presidenta de Castilla-La Mancha la han alejado de sus responsabilidades de secretaria general, frente a la que varios dirigentes se preguntan "¿Quién está al frente de este tinglado?".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual