Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
POLICÍA

Interior fulmina al jefe de Asuntos Internos y mantiene a Villarejo

  • Marcelino Martín Blas es defenestrado al consejo asesor del director general de la Policía

1
Actualizada 08/04/2015 a las 09:40
  • COLPISA. MADRID
La guerra interna en el Cuerpo Nacional de Policía ya tiene un vencedor, al menos por el momento: el todo poderoso comisario José Villarejo, el mando que, según el todavía presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, le coaccionó durante la investigación del ático de Marbella.

Y el perdedor de esa guerra fraticida no es otro que el hasta hoy máximo responsable de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas Aranda, el comisario que investigaba las supuestas irregularidades de Villarejo, como "agente encubierto" de la Policía.

Según informaron este martes fuentes de la Dirección General de la Policía, Martín-Blas es "trasladado de destino" y a partir de ahora entrará a formar parte del "consejo asesor" del director general de la Policía, Ignacio Cosidó. La jefatura de la siempre delicada Unidad de Asuntos Internos pasa a Francisco Miguelañez, hasta ahora mando de las unidades antiestupefacientes.

El enfrentamiento entre ambos policías viene de lejos, pero sobre todo se acentuó después de que la unidad que hasta ahora dirigía Marcelino Martín-Blas acusara, erróneamente, a Villarejo de estar vinculado con el 'Pequeño Nicolás' y de haberse reunido con el supuesto estafador en un parque de Madrid. De acuerdo a la versión de varios responsables del cuerpo, el error de haber incluido el nombre de Villarejo en los informes del 'Pequeño Nicolás' ha sido el motivo esgrimido por Interior para ordenar su destitución inmediata.

Asuntos Internos, además, había acusado al comisario más poderoso de la policía de haber participado en investigaciones ilegales, como la del ático de González, y le había vinculado en varios informes con el empresario chino Gao Ping o las supuestas irregularidades de un empresario indio.

La prisa por fulminar a Martín-Blas, cuyo nombre se hizo popular el pasado octubre a cuenta de que fueron sus hombres los que practicaron la detención del joven farsante, contrasta con la lentitud de las investigaciones internas contra José Villarejo.

Cosidó ordenó el pasado marzo a su número dos, el director adjunto operativo, Eugenio Pino, que abriese una "información reservada" para determinar si Villarejo incurrió en irregularidades por grabar su entrevista con el presidente madrileño en noviembre del 2011 y ocultar después a sus superiores y al juez que instruye la causa sobre la supuesta investigación "ilegal" que existía esa cinta.

En un principio, Interior se había negado en redondo a indagar sobre el encuentro de los comisarios Villarejo y Enrique García Castaño, alegando que este caso ya estaba en manos del juzgado, que tiene que aclarar si fue una investigación irregular la del ático.

Interior también mantiene abierta otra investigación contra el polémico comisario, esta vez para discernir si es legal que el veterano mando de la Policía compagine su función como funcionario público con la propiedad de al menos doce empresas con un capital social superior a los 16 millones de euros.


  • Las cloacas del estado
    (08/04/15 17:58)
    #1

    El ganador ha sido Villarejo, un tipo oscuro, metido en mil tramas y negocios turbios, pero que sabe demasiado y al que se le han encargado por parte del poder muchos asuntos no muy éticos y que mas le vale al gobierno que permanezca callado.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual