Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Caso Nóos

​Diego Torres lanza una nueva andanada de mails contra la Casa Real

  • En su escrito de defensa incluye cerca de 500 páginas de correos para tratar de probar que Zarzuela estaba al tanto de todo lo que se movía en Nóos
  • ​Los documentos ponen también en evidencia más corruptelas de Urdangarin y su entorno

Primer vídeo de Corinna en los Valencia Summits en lugar de honor

Primer vídeo de la amiga íntima de Juan Carlos I en los Valencia Summits en lugar de honor. COLPISA

COLPISA
0
Actualizada 08/04/2015 a las 07:55
  • Melchor Sáiz-Pardo. Madrid
Diego Torres está dispuesto a morir matando. Y al parece sigue teniendo munición. El exsocio de Iñaki Urdangarin ha entregado a los juzgados de Palma su escrito de defensa, que incluye más de 500 páginas con mails comprometedores, muchos de ellos hasta ahora inéditos. El objetivo de Torres y de su abogado, Manuel González Peeters, como en las anteriores andanadas, es tratar de probar que la Casa Real estaba al tanto de todo lo que se movía en el Instituto Nóos y, de paso, deteriorar aún más la imagen del cuñado de Felipe VI y de su entorno más inmediato.

Una decena de estos nuevos documentos son particularmente delicados tanto para Zarzuela como para Urdangarin y su familia. Son innumerables los mails de los que se infiere que en multitud de ocasiones (por no decir todas) el duque consultaba todos y cada uno de sus movimientos al secretario de las infantas y consejero de la Casa Real, Carlos García Revenga. Hay mails incluso en los que Urdangarin pide a Revenga que recurra a gente “de total confianza de Zarzuela” para traducciones o asesoramientos. Diego Torres también entrega un documento interno de Nóos fechado en febrero de 2012 en el que una secretaria de Nóos pasa el testigo a otra. Entre los asuntos pendientes, la saliente señala que “hay una carpeta colgante en el cajón de mi armario que pone seguimiento de Zarzuela”. Y añade que ahí están “todos los temas que han pasado por Zarzuela pero que aún no han resuelto” con lo que le recomienda que los mire “de vez en cuando y preguntar a Charo o a Carlos (García Revenga) de Zarzuela como están”.

En esa línea de intentar de señalar a la Casa Real, Torres incorpora otro mail en el que en marzo de 2004, el marido de la infanta Cristina confiesa a un amigo que va abandonar sus anteriores actividades para entrar en el Instituto Nóos y que «la Casa está de acuerdo con mi planteamiento» de empezar con el tándem con Diego Torres.

Muy perjudicial también para la ya dañada imagen de Urdangarin es otro correo inédito que desvela que desde la propia Zarzuela (en realidad consejero de la Casa Real, Carlos García Revenga) se hicieron gestiones en el verano de 2013 para que el Club de Golf de St. Vicens de Montalt le regalara al entonces yerno del Rey el equivalente a un millón de euros en acciones a través de una turbia operación con un precio de venta “simbólico”.

Tampoco queda muy bien Urdangarin al recibir correos electrónicos para enchufar en Zarzuela a las mujeres de sus amigos, como ocurrió en marzo de 2002 o los mails con sus asesores en abril de ese mismo año para engañar a la Seguridad Social con la contratación de una empleada del hogar a la que iban a hacer pasar como telefonista de la primera empresa fantasma que tuvo el matrimonio real, Namasté 97.

En delicadísima situación queda también un magistrado del Tribunal Supremo, Ángel Aguayo Avilés, quien en 2008 asesora a Torres y Urdangarin con vista a presentar un proyecto de responsabilidad social corporativa a Pernod Ricard. El juez, comienza a asesorar a Nóos como letrado del Constitucional y luego, tras su nombramiento en marzo de 2008, como magistrado del Supremo. Sus consejos a los imputados se mandan desde direcciones corporativas del Ministerio de Justicia. Su actividad como juez, obviamente, era incompatible con este tipo de asesoramientos.

Rayano casi ya con el ridículo son las gestiones de Iñaki Urdagarin para hacerse con zapatillas ‘gratis total’ de Reebook para toda la familia. Varios correos fechados en junio de 2004 muestran como Reebok Spain le ofreció, a él y a su familia, unas zapatillas edición especial para las Olimpiadas con la bandera española. El duque movilizó a los servicios de Zarzuela, entre ellos al propio Revenga, para hacerse en cuestión de días con las tallas de pie de toda la familia real (en sentido amplio). Al final le pidió a Reebok trece pares de gratis total. Desde un número 47 para Jaime de Marichalar o para el propio Urdangarin hasta un 25 para su hijo Miguel.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual