Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Caso Bárcenas

El PSOE pide ver a Cospedal y Acebes en el banquillo por la caja B del PP

  • Manos Limpias solicita también la imputación de Rajoy y Álvarez Cascos como "cómplices" de los delitos de Bárcenas

0
Actualizada 01/04/2015 a las 13:31
  • Colpisa. Madrid
El Partido Socialista, acusación popular en la pieza separada 'papeles de Bárcenas', quiere ver en el banquillo de los acusados a María Dolores de Cospedal y a su inmediato antecesor en la secretaría del PP, Ángel Acebes.

Los socialistas, en un recurso de apelación ante el juez Pablo Ruz por su decisión de no procesar a ninguno de los responsables políticos de la formación popular por la 'caja B' y limitar las responsabilidades a los extesoreros, aseguran que Cospedal y Acebes, al menos en 2008, cuando el dinero negro se usó para reformar la sede de Génova 13, estaban al tanto de la existencia de una doble contabilidad y podrían haber incurrido en sendos delitos de falsedad documental y delito fiscal, tanto por el Impuesto de Sociedades como por el IVA, e incluso en delito electoral. Fue precisamente ese año cuando la Secretaría General pasó de Acebes, que la ocupaba desde 2004, a Cospedal, quien sigue ocupando este puesto en la actualidad.

La formación que lidera Pedro Sánchez finalmente descartó, como había sopesado, pedir la imputación de Mariano Rajoy por los mismos hechos, ya que estatutariamente también el presidente del partido es responsable de las finanzas del PP.

Según el PSOE, en el procedimiento ya ha quedado probado que "existía una contabilidad B en el Partido Popular" que "era conocida por los órganos de gobierno del PP" y de forma particular por "todos los secretarios generales, e incluso sus presidentes". Los dirigentes populares desde 1990 sabían del dinero negro ya que, entre otras cosas, todos esos responsables "percibían complementos de su sueldo oficial en efectivo (sobres) canalizados al margen de la contabilidad oficial del partido". Y, por tanto, también debían conocer que esa "operativa B" se "nutría de donativos de empresarios".

"REGULARMENTE"

Los letrados del partido de la oposición tiran de los apuntes contables de Luis Bárcenas para pedir el procesamiento de Cospedal y Acebes porque esos papeles prueban "a nivel indiciario" que "regularmente el secretario general del PP percibía la cantidad trimestral de 6.300 euros (2.100 euros al mes) hasta 2007 y que en 2008 se modificó la forma de pago al semestre por el mismo importe (12.600 euros)".

Concretamente, sobre Ángel Acebes se pide que se revoque el sobreseimiento contra él por su implicación directa en las obras de reforma que llevó a cabo la empresa Unifica en la sede los populares en Madrid. "Acebes no solamente, como dijo Bárcenas, dio las instrucciones para el inicio de las obras, sino que también tenía conocimiento de la existencia de la contabilidad B en la que participaba (al menos en la condición de receptor)". "Esto, unido a la propia realidad, a la evidencia de que se estaban ejecutando unas obras para las que se necesitaba un presupuesto cuantioso toda vez que se trataba de una reforma integral de todas las plantas" y que el exministro era entonces el "administrador de derecho del Partido Popular".

En cuanto a Cospedal, el PSOE pide a Ruz que, dada su condición de aforada como presidenta de Castilla-La Mancha, eleve una exposición razonada al Tribunal Supremo para su enjuiciamiento. Según los socialistas, en el sumario hay también pruebas de que la secretaria general conocía la existencia de la caja B, "entre otras cosas porque era perceptora de fondos de la misma", tal y como reflejan los apuntes de Bárcenas, "sin que tal contabilidad haya sufrido tacha total o parcial".

Otra de las acusaciones de esta pieza separada, Manos Limpias, también ha recurrido la decisión de Pablo Ruz de limitar las responsabilidades penales a los extesoreros Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta, al exgerente Cristóbal Páez y a los dueños y empleados de la empresa Unifica. El sindicato, no obstante, va más lejos que los socialistas y pide, además de la imputación de Cospedal y Acebes, la de Francisco Álvarez-Cascos, secretario general entre 1989-1999; y de Mariano Rajoy, quien ocupó ese cargo entre 2003-2004. Según Manos Limpias, los cuatro fueron "encubridores, cómplices y cooperadores necesarios" de los delitos cometidos por los extesoreros y el exgerente, ya que, recuerda, estatutariamente eran administradores de las finanzas del partido.

El lunes pasado, el propio Bárcenas también apeló contra su procesamiento, decretado por Ruz, con el argumento de que él fue un mero peón en el engranaje de la caja B y culpó de los dieciocho años de contabilidad clandestina que el juez considera probados (1990-2008) a los cinco secretarios generales de la época: Cascos, Arenas, Rajoy, Acebes y Cospedal. Bárcenas aseguró que nunca tuvo "la condición ni actuó en ningún momento como administrador o responsable legal de la formación política", ya que fueron siempre los secretarios generales los que se ocuparon de esas funciones.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual