Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Dirección General de Tráfico

Primera Semana Santa de la historia con todos los radares a la vista

  • Tráfico redoblará la vigilancia en las carreteras secundarias, donde ocurren ocho de cada diez accidentes mortales

Miles de coches circulan a diario bajo el túnel que une avenida de Navarra con Pío XII.

El radar que más multa en Pamplona

Un radar situado en Pamplona.

CORDOVILLA
0
Actualizada 29/03/2015 a las 17:24
  • Colpisa. Madrid
La Semana Santa que comienza será la primera de la historia de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en la que todos sus radares camuflados estarán a la vista de los conductores que circulen por las carreteras convencionales. Atención que solo será en las vías con un carril en cada dirección, en las que mueren ocho de cada diez víctimas en accidente en España, porque en las autopistas y autovías los vehículos continuarán ocultos.

Las diversas fases de la operación Semana Santa coinciden con la segunda edición del Plan Integral de Vigilancia de carreteras convencionales. Como hasta ahora, los radares móviles de la Agrupación de Tráfico serán visibles. No habrá carteles anunciadores, dado que serán controles esporádicos y rotatorios, pero el coche camuflado de la Guardia Civil estará a la vista de los conductores. Los criterios de ubicación de estos radares móviles son el resultado de analizar el número de accidentes graves, con víctimas mortales o heridos que necesiten hospitalización; el número de accidentes en general y la información de la velocidad media de circulación en esos tramos.

Por el momento, la Dirección General de Tráfico no ha terminado el mapa de ubicación de todos estos radares, emplazados en 1.200 tramos de la red de carreteras secundarias. En cuanto lo tenga preparado, el mapa será colgado en su página web y se facilitará a los fabricantes de navegadores GPS, de manera que puedan descargárselo en sus dispositivos los usuarios.

Con esta medida, Tráfico pretende trasladar lo que ya ocurre con los radares fijos. Ante ellos, el conductor levanta el pie del acelerador para pasar ante la cámara a una velocidad muy por debajo de la máxima permitida.

Asimismo, habrá que actualizar en los navegadores la reubicación de los radares que hasta ahora estaban en autovías y autopistas, que están siendo trasladados a las carreteras convencionales. Además, durante los próximos meses, treinta de los radares fijos existentes serán convertidos en radares de tramo, de manera que obligarán a los conductores a mantener la velocidad durante un trecho determinado de vía.

Durante el Plan de Vigilancia, en el que participan 1.800 patrullas de la Guardia Civil y los doce helicópteros de la DGT -seis de ellos con el radar 'Pegasus'-, se controlará tanto la velocidad como el consumo de alcohol y de drogas. Cuando un conductor sea detectado cometiendo una infracción de exceso de velocidad, será parado e identificado. Los agentes de la Agrupación de Tráfico también le realizarán, si lo consideran necesario, las pruebas de detección de alcohol y drogas, así como una revisión de la documentación, para comprobar que tanto el permiso para conducir, ITV y seguro del vehículo se encuentran en regla, además de comprobar que el estado general de mantenimiento del vehículo es el correcto para la circulación.

Según explicó la directora general de Tráfico, María Seguí, durante la primera fase del Plan Integral de Vigilancia se observó un incremento de las sanciones, aumento que irá reduciéndose paulatinamente, cuando los conductores sean conscientes de la mayor vigilancia. Durante la primera edición de este plan, el pasado diciembre se tramitaron 104.561 denuncias y 62.457 conductores fueron denunciados por exceso de velocidad. Además, 1.284 conductores fueron también denunciados por la comisión de otra infracción.

María Seguí es consciente de que las mejores perspectivas económicas supondrán también un incremento de los movimientos, lo que durante los últimos meses se ha traducido en un repunte de la siniestralidad. Estos extremos se confirman en el informe 'Seguridad en las carreteras' de la Unión Europea. España continuaba entre los países de cabeza con menos fallecidos en accidentes entre 2010 y 2014, cuando registró una reducción del 32 por ciento de las víctimas mortales, cuando la media comunitaria fue del dieciocho por ciento. Se da la circunstancia que como España, Grecia y Portugal, países también castigados por la crisis económica, la reducción alcanzó el 34 y el 37 por ciento, respectivamente.

En 2014, España era el sexto país con menos muertos, con ratio de 36 fallecidos por millón de habitantes. Con estos datos, la siniestralidad española se queda lejos del 50,5 de media en la UE y por detrás de los primeros clasificados, Malta (26), Holanda y Reino Unido (28), Suecia (29) y Dinamarca (33).



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual