Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CONSEJO POLÍTICO

​UPyD afronta un consejo clave para la supervivencia de Díez y del partido

  • Será el cónclave más tenso en sus siete años de andadura, con la petición de dimisión de Rosa Díez planteada por destacados dirigentes

0
28/03/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • efe. madrid
UPyD afronta hoy un Consejo Político clave para la supervivencia de Rosa Díez y del propio partido, después de que el desastre electoral en Andalucía haya puesto en entredicho el liderazgo de la portavoz y muchas voces hayan alertado del peligro de extinción que corre la organización magenta.

Será el cónclave más tenso en los siete años de andadura de UPyD, con la petición de dimisión de Rosa Díez planteada por destacados dirigentes, entre ellos tres de los cinco diputados nacionales, y en el que se defenderá un cambio radical para recuperar el pulso electoral que se ha llevado Ciudadanos.

Con esa intención, la líder del partido ha convocado también un cónclave extraordinario que se celebrará inmediatamente después del ordinario, para debatir y votar la estrategia de UPyD de cara a las municipales y autonómicas de mayo.

Nuevamente, se votará si buscar o no alianzas con Ciudadanos, como ya se hizo en el consejo de septiembre pasado, que forzó el exeurodiputado Francisco Sosa Wagner, ya fuera de UPyD tras ser desautorizado por la dirección.

Y es bastante probable, como sucedió entonces, que tampoco esta vez salga adelante la iniciativa, según han apuntado a Efe algunas fuentes del partido, porque la mayoría del Consejo Político (150 miembros), está del lado de Díez.

De la misma manera precipitada que Díez convocó esta semana el cónclave, nombró el mismo día como su mano derecha al responsable de Regeneración Democrática y abogado de Bankia del partido, Andrés Herzog, que ahora será el portavoz adjunto de UPyD, un cargo hasta ahora inexistente.

Herzog es uno de los principales valedores de Rosa Díez, a quien ha respaldado sin titubeos en esta brecha que se ha abierto en UPyD, y es igual de combativo a la hora de defender la autonomía del partido. De hecho, él fue quien llevó las negociaciones fallidas con el partido de Albert Rivera.

Aunque no despierta fobias entre la militancia y es un hombre de tono moderado, todo lo contrario a Carlos Martínez Gorriarán, que ejercía hasta ahora como "número dos" de UPyD, no convence a todos los que ahora exigen ese giro radical porque están convencidos de que es una operación de cortafuegos, pero en realidad es "más de lo mismo".

Pero a la vista de los pasos que ha dado la portavoz magenta, todo apunta a que Herzgog puede encarnar el principio de ese cambio en el liderazgo, un cambio que así podría tutelar la propia Rosa Díez frente a esa otra corriente alternativa, en la que están, entre otros, los diputados Irene Lozano, Álvaro Anchuelo y Toni Cantó.

Además de pedir su dimisión tras la debacle andaluza por no asumir responsabilidades, les une la voluntad firme de intentar de nuevo un pacto electoral con Ciudadanos porque, al contrario que a UPyD, le ha ido muy bien en las elecciones de Andalucía, al irrumpir a la primera con nueve escaños mientras ellos no solo no ha entrado, sino que ha perdido más de cincuenta mil apoyos.

Siguen siendo una minoría crítica, pero al contrario de lo que sucedió hace unos meses, empieza a ser una minoría más mayoritaria y, sobre todo, no son un "grupúsculo" que no representaba a nadie, como hablaba la dirección de Sosa Wagner y los diputados Enrique Calvet y Fernando Maura. Ellos son un grupo de peso y con tirón.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual