Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Rodrigo Rato

La justicia investiga los favores que Rato pudo hacer desde Bankia

  • Pide al fisco que indague sus ingresos y se centra en los 6,2 millones que recibió en 2011 de su antigua empresa, Lazard

La justicia investiga los favores que Rato pudo hacer desde Bankia

Rodrigo Rato.

REuters
0
Actualizada 02/12/2014 a las 09:33
Etiquetas
  • cOLPISA. MAdrid
La alargada sombra de la sospecha sigue cubriendo a Rodrigo Rato. Tras su responsabilidad en los 15,5 millones de euros que se dilapidaron entre 2003 y 2012 con las tarjetas B ('Black') de Caja Madrid- de las que se benefició en 44.200 euros-, y su baja temporal del PP, la justicia se centra ahora en los favores que pudo hacer a terceros desde su puesto de privilegio como presidente de Bankia, del que dimitió en mayo 2012 tras descubrirse un agujero multimillonario.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu tiene abiertas varias líneas de investigación paralelas a la pieza principal del 'caso Bankia', donde lleva dos años indagando las irregularidades que pudieron rodear su controvertida salida a Bolsa. Una de ellas se centra en los vínculos de Rato con la banca de inversión Lazard, donde trabajó entre 2007 y 2010 hasta su incorporación a Caja Madrid en lugar de Miguel Blesa.

El que llegara a ser en una época anterior vicepresidente económico del Gobierno, y después director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), cobró 1,5 millones como sueldo fijo en su etapa dentro de Lazard, además de otros emolumentos variables según los resultados que ni él ni su entonces jefe -Jaime Castellanos, responsable en España de esa multinacional financiera- llegaron a concretar en sus declaraciones ante el instructor en 2012 y 2013.

Fue precisamente a raíz de su imputación por el escándalo de las tarjetas B cuando la Fiscalía Anticorrupción volvió a poner ese asunto encima de la mesa. De forma inesperada, se le preguntó el pasado 16 de octubre por un ingreso de otros 6,2 millones que recibió a finales de 2011, casi dos años después de dejar Lazard.

Rato, tras admitirlo, lo achacó a un pago "en diferido" por su trabajo anterior en dicha entidad. En concreto, dijo que era la ejecución de unas opciones sobre acciones que se le habían concedido y que, además, vencían ese año. El problema es que, según fuentes del sector, el expresidente de Bankia no dijo nada al respecto en los informes de gobierno corporativo que anualmente se remiten a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Queda la duda de si el Banco de España y Hacienda sabían de esos emolumentos extra y tardíos, aunque parece que al menos en el fisco sí estaban al tanto porque el propio beneficiado así lo declaró. No obstante, el juez Andreu requirió este lunes a la Agencia Tributaria para que informe sobre los pagos cruzados que le consten entre el exfinanciero y Lazard. A su vez, a la propia banca de inversión le ha pedido "toda la información relativa a la relación contractual" con Rato, incluidos los resguardos de cualquier ingreso realizado.

RATO LO OCULTÓ AL CONGRESO

Varios exconsejeros de Bankia han declarado en privado que Rato nunca les dijo que tenía asuntos pendientes con Lazard. Y eso que la propuso para varios contratos como, por ejemplo, asesorar su polémica salida a Bolsa. Por dicha tarea cobró cerca de 2,8 millones de euros -ya en una etapa anterior había recibido otros 2,6 millones por sus consejos para la fusión entre Caja Madrid y otras entidades de ahorro regionales-, abonos a los que luego se sumarían otros 1,7 millones por un asesoramiento sobre la política de dividendos y unos 800.000 euros por mediar en la venta de varias empresas participadas.

En total, cerca de ocho millones en ingresos percibidos, aunque si se sumaran otros acuerdos fallidos la suma hubiera superado los 13 millones.

La relación de Rato con Lazard era tan buena que en marzo de 2012 le adjudicó un supercontrato de 10,6 millones para, en medio de la tempestad creada por los problemas financieros de Bankia, buscar otra entidad con la que fusionarse. La dimisión postrera de Rato y la llegada de José Ignacio Goirigolzarri a la presidencia dieron al traste con una operación que resultó fallida.

Desde el partido UPyD creen, no obstante, que los vínculos del expolítico son directamente con el citado Jaime Castellanos -ambos han reconocido su amistad y, según distintas fuentes, incluso habrían tenido negocios inmobiliarios privados-, hasta el punto de beneficiarle no sólo con Lazard sino también con la aseguradora Willis Ibérica que preside. La Fiscalía y el juez presumen que algo extraño puede haber y por eso se ha requerido el detalle de los contratos -se presume la existencia de tres pólizas- y servicios contratados tras ser nombrado agente asegurador de la salida a Bolsa de Bankia.

Las pesquisas sobre los ingresos de Rato, quien empezó ganando 2,3 millones anuales en Bankia para terminar en 600.000 euros, se extienden también a sus incompatibilidades. Y es que mientras presidió el banco fue miembro del consejo internacional del Akbank turco, extremo que deberá ratificar ahora el Banco de España, así como determinar si con ello vulneró la ley o los estatutos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra