Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
sucesos | ciudad lineal

La Policía cree que no hay más víctimas en Madrid del pederasta detenido

  • La Policía Nacional ha comprobado todas las denuncias por abusos sexuales a menores y ninguna coincide con su manera de actuar

0
Actualizada 26/09/2014 a las 18:45
  • efe. madrid
La Policía Nacional cree que, al menos en Madrid, no hay más víctimas del presunto pederasta de Ciudad Lineal, detenido el miércoles, ya que se han comprobado todas las denuncias interpuestas por abusos sexuales a menores en los últimos años y ninguna coincide con su manera de actuar. 

Así lo han explicado fuentes de la investigación, al referirse a la posibilidad de que Antonio Ortiz Martínez haya cometido más delitos de los dieciséis por los que pasa hoy a disposición judicial, cometidos contra ocho menores. 

Se trata de cinco delitos de detención ilegal y de cinco delitos de agresión sexual (por los cinco casos consumados en julio y septiembre de 2013 y en abril, junio y agosto de 2014), y de tres tentativas de detención ilegal (por los tres que no llegó a consumar el 10 de abril, el 8 de agosto y el 25 de agosto de 2014). 

También se le atribuyen dos delitos de homicidio en grado de tentativa (por suministrar tranquilizantes a las menores raptadas en abril y junio de 2014) y un delito de allanamiento de morada (por abusar de una niña en julio de 2013 en su propio domicilio). 

Los agentes han revisado otros delitos similares denunciados en los últimos años tanto en Madrid capital como en el resto de la región, pero ninguno cumple, en principio, los parámetros del presunto pederasta de Ciudad Lineal, según las fuentes, que no obstante han precisado que se continuará investigando si pudiera ser autor de algún abuso más. 

La investigación ha sido una de las más laboriosas y complicadas de las relacionadas con pederastas, ha ido avanzando de forma progresiva, y surgieron varios sospechosos, a los que se ha investigado y se ha vigilado hasta la detención de Antonio Ortiz. 

Las pesquisas dieron un giro inesperado el pasado 22 de agosto, cuando supuestamente raptó a una niña en el distrito de Hortaleza -cercano al de Ciudad Lineal- de manera imprevista, lo que le obligó a parar en una tienda a comprar varios productos, entre ellos una crema. 

La tendera observó una actitud sospechosa y además una cámara de un autobús de la EMT grabó parcialmente el coche en el que llevaba a a la menor, que dejó aparcado en doble fila. 

"La investigación avanzaba y se iban abriendo nuevas vías, pero avanzó mucho más rápidamente desde ese día, con nuevos datos que sumaron a un colchón de información para establecer coincidencias y cotejar evidencias", han relatado las fuentes. 

Por eso a partir de ese día se modificó el dispositivo, tal y como estaba planteado, porque quedaba un único sospechoso. 

Además Antonio Ortiz fue identificado en un control de los que se llevaron a cabo para filiar a hombres que coincidieran con las características que aportaron víctimas y testigos. 

Ahí el sospechoso se puso nervioso y decidió huir a Santander, adonde se le siguió y donde finalmente, con autorización de la juez que lleva el caso, fue arrestado. 

Una vez detenido ha mostrado una actitud tranquila, sin declarar ante la Policía, pero siempre "educado y formal", según los investigadores, que se han volcado en los registros posteriores al arresto para encontrar restos biológicos que el incriminen, que ahora serán analizados en laboratorio. 

Una complicación con la que contó la investigación es que Antonio Ortiz Martínez no figuraba en las bases de datos de la Policía como pederasta, sino únicamente por una detención ilegal, a pesar de que había sido condenado por rapto y abusos sexuales y estuvo en prisión. 

Desde su arresto han testificado ante la Policía su novia, varios familiares (entre ellos su madre y una hermana), así como varios allegados y el empresario del negocio de coches con el que trabajaba. Ninguno sospechaba lo que hacía, según sus testimonios. 

El detenido se ha negado a declarar ante la Policía y ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 10 de Madrid -que hoy está de guardia de detenidos y que es precisamente el que lleva la investigación-, al que a las seis de la tarde no había llegado.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra