Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Caso Pujol

Clan Pujol, ¿cinco causas y un destino?

  • Los jueces y la Fiscalía debaten todavía si unificar o no la avalancha de procesos judiciales contra la familia del expresidente

Jordi Pujol llega a su casa de Barcelona después de pasar unas vacaciones en Queralb.

Jordi Pujol llega a su casa de Barcelona después de pasar unas vacaciones en Queralb.

Efe
0
08/09/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
El futuro procesal del clan Pujol es tan incierto como el destino y la envergadura real de su fortuna en paraísos fiscales. La confesión el pasado 25 julio del expresidente de que durante 34 años su familia ha mantenido una fortuna oculta en el extranjero ha provocado un guirigay jurídico de dimensiones todavía imprevisibles, sobre todo por la cascada de querellas y denuncia en diferentes juzgados, por distintos denunciantes, por hechos que no siempre son los mismos y contra personas que a veces son coincidentes, pero otras veces, no.

Hasta el momento, según han confirmado fuentes judiciales, en los tribunales españoles hay hasta cinco causas en diferentes estadios en los que figuran como imputados o investigados miembros de la familia Pujol o de su entorno más cercano o empresarial. Estas mismas fuentes recuerdan que la única pista fiable para intentar vaticinar qué va a pasar con este lío procesal es la postura de la Fiscalía. El Ministerio Público en este caso, como en otros, no quiere más macrocausas. Las dilaciones en grandes instrucciones como los casos Gürtel, ERE de Andalucía o 'Palma Arena' han hecho que Anticorrupción apueste últimamente por no unir en un solo juzgado investigaciones con conexiones tangenciales que podrían ser avanzadas a más velocidad por diferentes juzgados. Dicho ello, las cinco causas abiertas tienen puntos de conexión, cuando no se solapan abiertamente, por lo que nadie, ni Fiscalía ni en el Poder Judicial, se la juega a apostar qué pasará.

Ahora mismo, la instrucción que parece mandar es la que el Juzgado de Instrucción número 31 de Barcelona abrió a raíz de las querellas de Manos Limpias y PxC tras conocer la confesión de Jordi Pujol. El sindicato denunció al expresidente por los delitos de cohecho, malversación, prevaricación, tráfico de influencias, delito fiscal, falsedad en documento público y blanqueo de capitales, y a su esposa Marta Ferrusola como cómplice y encubridora.

Esta investigación, aunque reciente, avanza con paso firme. El Banco de Madrid, a través del que la familia trató de regularizar la fortuna oculta en el principado, ya ha desvelado cómo se gestaron las transferencias de 3,1 millones de euros. Y la Banca Privada de Andorra (BPA) ya ha confirmado que durante años Ferrusola y dos de sus hijas sacaron miles de euros de esa cuenta antes de regularizarla. No obstante, la investigación de Barcelona sólo está comenzando porque se trata, sobre todo, de averiguar de dónde salió de verdad la fortuna del clan y si, como afirman los denunciantes, procede del cobro de comisiones durante años.

AUDIENCIA NACIONAL

Sobre hechos similares, aunque no iguales, versa la demanda que presentaron en la Audiencia Nacional Podemos, Guanyem Barcelona ICV, EUiA, CUP, Partido X, Procés Constituent y otros colectivos sociales. Todos ellos se remontan al cierre de la instrucción del caso Banca Catalana en 1986 y piden investigar si el "portentoso entramado financiero creado por la familia Pujol" se basa en "actividades económicas ilícitas vinculadas a la obtención de contratos públicos para sus propias empresas o al cobro de comisiones, por parte de la Generalitat". Su lista de peticiones de imputados va mucho más allá de la de Manos Limpias: además del matrimonio Pujol Ferrusola figuran siete de sus hijos, así como amigos del clan. La intención de Podemos y demás colectivos con una querella tan amplia es que la Audiencia Nacional se quedara para sí todas las investigaciones abiertas, entre ellas la de Barcelona y la que el magistrado de ese tribunal Pablo Ruz instruye desde hace dos años. Ruz mantiene como imputados desde febrero al primogénito del exjefe de Gobierno, Jordi Pujol Ferrusola y a su ex mujer, Mercé Gironés, acusados de un delito de blanqueo de capitales y otro contra la Hacienda Pública. Se trata, en principio, de una investigación más limitada que las anteriores pues sólo se refiere a los 32.407.658 euros que el matrimonio movió en divisas entre el 30 de marzo de 2004 y el 28 de noviembre de 2012.

En principio, el decanato de la Audiencia Nacional ha decidido no unificar ambas causas y no quiso entregar esta última denuncia a Ruz. Al final, por reparto será el juez Santiago Pedraz el que decida qué hace con la demanda de Podemos tras consultar con la Fiscalía. O bien se la queda para sí, o se la entrega a su compañero Ruz, o bien reclama la causa de Barcelona o, incluso, decide archivarla porque decide que ya está siendo investigada por el juzgado de la ciudad condal.

A estas tres causas troncales se unen otras dos investigaciones que afectan de soslayo a algunos de los personajes de este vodevil judicial. El primero de ellos es el 'caso de las ITV', en el que figura como imputado desde marzo de 2013 ante el Tribunal Superior de Cataluña Oriol Pujol, quien, a su vez, es uno de los siete hijos querellados en la demanda de Podemos. El exsecretario general de Convergencia Democrática de Cataluña está acusado de ser la pieza principal en el apaño para diseñar un nuevo mapa de estaciones de ITV que beneficiara a empresarios afines. Se trata de un delito muy concreto -explican fuentes judiciales- pero que también cabría en las demandas generalizadas tanto de Manos Limpias como de Podemos que piden aclarar si el origen de la fortuna en el extranjero del clan es de origen ilícito, en particular de comisiones.

Para añadir aún más confusión a este ya lioso asunto judicial, esta misma semana se ha hecho público que el Juzgado de Instrucción 6 de Barcelona investiga a los hermanos del conseller de Economía y Empleo de la Generalitat, Felip Puig, Jordi y Oriol, por un presunto delito de blanqueo de capitales. Se da la circunstancia que Oriol Puig fue durante años socio de Jordi Pujol Ferrusola y los investigadores no descartan que su nombre pueda aparecer también esta trama secundaria.

"Tal y como está de revuelto todo este asunto no cabe más que esperar a ver por donde estalla todo", explican de manera pragmática en la Audiencia Nacional. En la Fiscalía, entre tanto, la consigna sigue siendo la misma: "como juntemos todo estos casos terminamos como los ERE".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra