Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Guia de Salud
Menu Suplemento Salud
EPIDEMIA DE ÉBOLA

El español infectado de ébola permanece estable y sin hemorragias

  • Tanto el misionero como la hermana Juliana están en la planta sexta del centro hospitalario, completamente aislados y asistidos

El sacerdote con ébola pasa su primera noche en el hospital Carlos III

Miguel Pajares, el sacerdote toledano infectado por el ébola, ha pasado su primera noche aislado en el hospital Carlos III de Madrid, donde permanece estable.

2
Actualizada 09/08/2014 a las 10:00
Etiquetas
  • EFE. Madrid
Miguel Pajares, infectado por el virus del ébola en Liberia y la monja de origen guineano y pasaporte español, Juliana Bonoha Bohé, han pasado su primera noche en el hospital Carlos III de Madrid donde ingresaron ayer tras ser repatriados desde Liberia.

Cuando se cumplen 24 horas desde su llegada a Madrid, según el último parte médico, facilitado ayer, el religioso, de 75 años, se encontraba en buen estado, estable y febril, con respiración espontánea y sin hemorragias.

La hermana Juliana, que dio negativo en la prueba del ébola, presenta "muy buen estado general", aunque tiene fiebres tifoideas.

Esta mañana está previsto que la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD), a la que pertenecen los religiosos, informe en una rueda de prensa sobre las novedades en torno a la salud de los dos repatriados.

Expondrá también la prioridad de lograr un dispositivo sanitario en el hospital San José de Monrovia, con el fin de atender adecuadamente a las otras cinco personas que siguen allí.

Se pronunciará además sobre los compromisos que asumirá la institución en cuanto al coste de repatriación desde el hospital de Monrovia hasta el Carlos III de Madrid, como ha requerido el Gobierno.

Los pacientes están en la planta sexta del centro hospitalario, completamente aislados, asistidos y controlados por dos médicos internistas e intensivistas, cuatro enfermeras y cuatro auxiliares por turno, y personal de apoyo.

La citada planta está sometida a fuertes controles y los médicos y personal sanitario que les atienden visten trajes de protección completa para evitar contacto con cualquier fluido o secreción de los pacientes.

Tras un complejo operativo de repatriación, los dos religiosos llegaron ayer a la capital española a las 8,15 de la mañana en un avión del Ejército preparado con todas las medidas médicas y de seguridad para evitar contagios entre la tripulación y el personal médico.

El Gobierno español se ha hecho cargo en un principio de los gastos de repatriación que, según explicó ayer la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, podrían ser asumidos por la Orden del religioso.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra