Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Artur Mas

Un posible estado catalán solo asme deuda estatal a cambio de "bienes"

  • La Generalitat acelera los preparativos para una secesión unilateral en vísperas de la reunión entre Rajoy y el presidente autonómico

Mas y Rajoy hablarán cara a cara próximamente en una reunón.

Mas y Rajoy hablarán cara a cara próximamente en una reunón.

Reuters
0
15/07/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • Colpisa. Barcelona
A poco menos de cuatro meses para la fecha de la consulta soberanista, los asesores de Artur Mas esbozaron hoy algunos de los aspectos básicos de la Cataluña independiente, cuyos habitantes podrían tener una doble nacionalidad (española y catalana).

Según concluyen cuatro de los últimos informes (son una veintena) del Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN), después de la consulta o de las elecciones plebiscitarias, en caso de que gane el sí, el Parlamento autonómico aprobará una "declaración a favor de la creación de un nuevo estado".

Esta resolución, a juicio del CATN, debería incluir un "ofrecimiento" a España para negociar el "proceso de separación" e instar al Gobierno catalán a buscar el reconocimiento internacional y a prepararse internamente constituyendo estructuras básicas, como la hacienda, la seguridad social o el poder judicial.

En ese proceso de negociación con el resto de España, los asesores de Mas consideran que la Cataluña independiente solo debería asumir parte de la actual deuda del Estado si el Gobierno central le compensara con una transferencia "proporcional" de bienes y derechos. El informe no concreta a cuánto ascendería el reparto, pero cree que los activos que están situados en su territorio pasarían directamente a formar parte del nuevo estado y que los bienes estatales que no están ubicados en Cataluña, como las reservas del Banco de España, cuentas corrientes, títulos de empresas públicas y privadas, así como el patrimonio histórico, artístico y nacional, e incluso los satélites o las bases militares, deberían repartirse en la misma proporción que la deuda.

Si España se negara a negociar la separación, los expertos que asesoran a Mas concluyen que la Generalitat debería acudir a la mediación internacional y si no "proclamar unilateralmente la independencia". En ese momento, empezaría el proceso constituyente: elecciones, iniciativa constitucional y referéndum de ratificación.

En materia económica, el equipo de expertos señala que a la Cataluña independiente le convendría que el euro siguiera como la "moneda de uso común", incluso en el caso de que el nuevo estado quedara fuera de la UE, porque de lo contrario tendría "costes muy difícilmente asumibles".

REUNIÓN CON RAJOY

La Generalitat está acelerando en las últimas semanas su apuesta soberanista. El Parlamento catalán tiene ya perfilada la ley de consultas, que Mas quiere utilizar como base legal para convocar el referéndum, este viernes se celebra una nueva reunión del pacto nacional por el derecho a decidir, la plataforma creada por el Gobierno catalán para implicar a la sociedad divil en el proceso, y además de los cuatro informes de hoy, en breve, prevé dar a conocer dos más. Mas, por tanto, mantiene inalterable su hoja de ruta pocos días antes de su encuentro con Mariano Rajoy.

Desde el Ejecutivo catalán señalaron que no hay novedades y que la cita no tiene fecha. El deseo del Ejecutivo autonómico es que la reunión sea lo más discreta posible, que Rajoy sea "sensible" con la voluntad de los catalanes de votar en un referéndum, o que al menos no ponga "palos en las ruedas", según palabras del portavoz Francesc Homs.

El Gobierno central, en cambio, prefiere un formato de reunión más transparente. Fuentes de la Moncloa anticiparon que la cita será antes de agosto y que será casi seguro con luz y taquígrafos. La cuestión es que los barones autonómicos del PP temen un hipotético trato de favor a Mas y por esta razón presionan a Rajoy para que evite la opacidad que luego pueda dar pie a equívocos. Desde las filas del PP insistieron, en cualquier caso, que la posición de Rajoy es firme y que la única solución pasa por que Mas dé marcha atrás y renuncie a la consulta del 9 de noviembre.

El presidente de la Generalitat se mostró días atrás dispuesto a hablar de "todo" con Rajoy. Puede reclamar un nuevo modelo de financiación, que se paralice la ley Wert, así como demandas relacionadas con la gestión del puerto y el aeropuerto de Barcelona, pero la posibilidad de que aparque su proyecto se antoja muy improbable.

De ahí que de la reunión no se esperen novedades, más allá del reestablecimiento del diálogo institucional, que les reclama la UE, el mundo económico y una buena parte de la opinión pública.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra