Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
LEY DE SEGURIDAD CIUDADANA

El Gobierno da luz verde a una ley de seguridad ciudadana 'light'

  • El anteproyecto del ministro Fernández ha sufrido muchos cambios respecto al texto inicial criticado por jueces y fiscales

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

EFE
0
10/07/2014 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
El Gobierno dará luz verde este viernes al nuevo proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana, la normativa que, 22 años después, sustituirá a la controvertida 'ley Corcuera'. El texto que llega al Consejo de Ministros se parece muy poco al corpus normativo que el ministro Jorge Fernández Díaz presentó al calor de los disturbios del 15M y que provocó una avalancha de críticas de jueces y fiscales por su dureza penal contra todo tipo de protestas.

La llamada 'ley Fernández', el que estaba llamado a ser el proyecto estrella del Ministerio del Interior, será al final mucho más suave que lo que apuntaban sus borradores porque el Gobierno ha incluido la inmensa mayoría de las recomendaciones de los órganos consultivos -Poder Judicial, Fiscalía y Consejo de Estado-, que habían advertido de la inconstitucionalidad de muchos de los preceptos.

En el texto que comienza ahora su andadura parlamentaria desaparecen algunas de las cuestiones más espinosas, tales como realizar identificaciones por meras faltas administrativas; practicar cacheos casi de desnudos integrales; considerar responsables de las posibles algaradas a los convocantes de las manifestaciones o concentraciones legalmente autorizadas; disolver reuniones ante la sola posibilidad de "riesgo" de "alteraciones de la seguridad ciudadana"; la transformación de infracciones en simples faltas sin control judicial; o que la simple declaración de un policía tuviera valor probatorio en una denuncia y no, como hasta ahora, de simple testimonio más en la causa.

Sí se va mantener, sin embargo, otro punto también polémico, la retención policial, una figura diferente a la detención y que actualmente no tenía ningún límite temporal. El texto prevé que los agentes puedan inmovilizar a un ciudadano sin presentar cargos contra él, pero solo en tres supuestos, cacheos, pruebas de alcoholemia e identificación, y por un tiempo máximo de seis horas.

La identificación sí que será posible para prevenir la comisión de delitos o para sancionar infracciones, pero no por meras faltas. El proyecto suaviza igualmente la sanción por fotografiar o tomar imágenes a policías. Sólo será una infracción si esas grabaciones suponen un peligro para el funcionario o su familia, pueden poner en riesgo una operación o recogen instalaciones sensibles.

También se dulcifica mucho el tratamiento que el Ministerio del Interior quería dar a iniciativas como la de 'Rodea el Congreso'. Solo serán faltas graves si esas protestas en los aledaños de la cámara baja, el Senado o los parlamentos autonómicos provocan una perturbación grave de la seguridad ciudadana.

OTRAS SANCIONES

El anteproyecto del Gobierno consideraba una infracción grave "el ofrecimiento, solicitud, negociación o aceptación de servicios sexuales retribuidos en zonas de tránsito público" y proponía sancionar tanto a las prostitutas como a los clientes. Sin embargo, el texto que aprobará el Consejo de Ministros solo contempla multas para los clientes.

Entre otras actuaciones, pasan a ser infracciones muy graves, multadas con entre 30.001 a 600.000 euros, la perturbación grave del orden en actos públicos, religiosos o deportivos; las protestas no comunicadas o prohibidas ante infraestructuras críticas; los escraches a políticos; o deslumbrar con punteros láser a pilotos o conductores de medios de transporte públicos.

Serán infracciones graves, y por ende sancionadas con entre 1.001 a 30.000 euros, los daños a mobiliario urbano; provocar incidentes escondidos tras las capuchas; amenazar o injuriar a los agentes de las fuerzas de seguridad durante manifestaciones o protestas; plantar marihuana aunque no sea para su venta; o los botellones que alteren la tranquilidad ciudadana.

Se mantendrá en el texto el registro central de infractores contra la seguridad, básicamente para tener fichados a los multirreincidentes, aunque no se dará publicidad de las sanciones.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra