Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Relevo en la corona

Felipe VI muestra sus intenciones en la primera semana de su reinado

  • Combina actos innovadores, como una reunión con homosexuales, con las atenciones tradicionales a los militares y la Iglesia

Felipe VI

Felipe VI

efe
0
29/06/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • colpisa. madrid
La primera semana de Felipe VI, además de ser trepidante por la acumulación de actos y audiencias, ha sido toda una declaración de intenciones de lo que va a ser su reinado. Innovador respecto a su padre, pero sin rupturas con la tradición monárquica.

En estos siete primeros días recibió a una representación de las organizaciones solidarias con la gran novedad que por primera vez los colectivos homosexuales pisaron moqueta del palacio de El Pardo, donde al anterior régimen les incluyó en la ralea de vagos y maleantes. Dos días después, viajó a Girona, donde se despachó un discurso en buena parte en catalán. Dos gestos impensables en don Juan Carlos, que nunca tuvo contacto con el mundo gay y que en catalán nunca pasó de las frases de compromiso o la lectura de algunos párrafos.

Don Juan Carlos también escogió Cataluña para uno de sus primeros viajes por España, pero la lengua de Salvador Espriu y Josep Plá no fue el idioma vehicular de aquel periplo, en el que pudo palpar las incipientes reivindicaciones autonomistas, muy lejos del desafío soberanista que ahora está sobre la mesa. El exjefe del Estado, todo hay que decirlo, se movía en aquel febrero de 1976 constreñido por los guardianes del franquismo con Carlos Arias Navarro como cancerbero mayor al frente del Gobierno.

De aquella gira han pasado 38 años, y don Felipe ahora tuvo que templar gaitas, demostró que sigue con atención la evolución de los acontecimientos, pero que no puede intermediar entre unos y otros. Su papel constitucional es el de arbitrar y, en lo político, a lo sumo puede engrasar los contactos. Es Rey de España y el camino, dijo, tiene que ser la unidad con el respeto a todas las sensibilidades. Un planteamiento que no irritó a nadie, pero que tampoco satisfizo a todos.

Si llamativa fue la inclusión de los colectivos homosexuales en la recepción en el palacio de El Pardo a las organizaciones civiles solidarias, con cuyos representantes departieron, más la Reina que el Rey, según los presentes en la recepción, tampoco es desdeñable que Felipe VI escogiera como primer acto de su reinado fuera de la Zarzuela una reunión con las asociaciones de víctimas del terrorismo. Todo un símbolo de sus prioridades.

VIAJE AL VATICANO

El Rey combinó estos gestos novedosos con actos enraizados en lo más clásico de la tradición monárquica en España y de la Jefatura del Estado. Recibió en sus primeros días de reinado a los máximos representantes de todos los poderes del Estado; presidió un solemne acto castrense, un saludo de los tres Ejércitos y la Guardia Civil en el Palacio Real; y no dejó sin atender el flanco cultural con una reunión con los presidentes de las reales academias.

Su primer viaje al extranjero será este lunes al Vaticano. En esto también se diferencia de su padre, que escogió Estados Unidos y América Latina para estrenarse por el mundo. Don Felipe quiere dejar claro que la laicidad que presidió su proclamación, sin biblias, crucifijos ni misas, no está reñida con el catolicismo de la Corona.

La Reina, entretanto, siguió el papel subordinado que protagonizó doña Sofía con don Juan Carlos, y sus actividades en solitario en estos primeros día se resumen en la inauguración de un exposición de El Greco en el museos del Prado. La próxima semana asistirá al acto conmemorativo del 150 aniversario de la fundación de la Cruz Roja en España. Quienes la conocen de cerca apuntan, sin embargo, que esto será así en los primeros tiempos porque doña Letizia aspira a tener agenda propia más allá de los actos institucionales y protocolarios inherentes a su condición de Reina.

Si la primera semana ha sido intensa, la segunda no lo será menos. La agenda de la Casa del Rey está plagada de actos que protagonizarán en solitario los Reyes, sin participación alguna de don Juan Carlos y doña Sofía, los únicos miembros de la Familia Real que podría aligerar su actividad. Además del viaje al Vaticano, viajarán a Valladolid para entregar los premios nacionales de innovación y diseño, y el Rey irá a Zaragoza a una entrega de despachos en la Academia General Militar.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra