Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
REFORMA FISCAL

Una reforma que no acaba de gustar a Bruselas

  • Guindos dice que cumple con los objetivos de la Comisión y Olli Rehn dice que no han sido consultados

0
Actualizada 21/06/2014 a las 14:22
  • colpisa, luxemburgo
El Gobierno de Mariano Rajoy tal vez no estuvo demasiado acertado a la hora de programar el orden del día del consejo de ministros del 20 de junio de 2014. O quizá sí. La contraprogramación cuando el actor principal sabe que va a llevar la voz cantante es un viejo clásico de la política. Porque este viernes, todos los ojos miraban a Moncloa, a la presentación de la gran reforma fiscal que sin duda marcará el futuro político del presidente.

Todo sucedió en apenas una hora. A 1.636 kilómetros de distancia, en Luxemburgo -paradigma de la benévola fiscalidad, por llamarla de algún modo-, los ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) aprobaban unas recomendaciones macroeconómicas específicas para España de cara a 2014 y 2015 en las que piden a Rajoy que en el capítulo tributario, grave más el consumo (IVA), la fiscalidad verde, los impuestos especiales y rebajen las cotizaciones sociales para generar empleo. Algo que también pide el FMI o el Banco de España. Pero en Madrid, nada de esto sucedió. Sólo se aprobó una parte, la fácil, la rebaja de la fiscalidad en el trabajo y la adecuación del Impuesto de Sociedades.

España centró su apuesta política (y electoral) en bajar impuestos olvidándose de la contraparte exigida por Bruselas: las subidas, la parte agria, la políticamente incorrecta. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tiene muy claro, y más a año y medio de las elecciones, que a la hora de equilibrar unas cuentas no es necesario poner a un lado si se quita del otro. Con quitar basta. Y esto, en la Comisión Europa, no lo tienen nada claro. Tanto, que el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, desveló que el Gobierno español no había llamado a la puerta de su despacho para consensuar la reforma. "No puedo decir que hayamos sido consultados intensamente", confesó al ser preguntado hasta en cuatro ocasiones por las supuestas contradicciones entre lo fijado por las recomendaciones y lo aprobado por Madrid.

El vicepresidente de la Comisión tampoco quiso hacer demasiada sangre y se limitó a apostillar que "ahora estudiaremos las decisiones y evaluaremos su compatibilidad con las recomendaciones. Cuando hayamos hecho nuestro análisis, informaremos y comprobaremos si las decisiones están en línea con las recomendaciones" que este viernes han sido aprobadas pero que serán ratificadas en la cumbre de jefes de Estado y de gobierno del próximo jueves y viernes.  



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual