Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Nacional Nacional

La Hemeroteca
ACTO EN MADRID

Fernández Díaz: "ETA es hoy sus presos y poquito más. Está agónica"

  • Barcina alerta de que la izquierda abertzale mantiene intacta su maquinaria de adoctrinar en el odio e insta a no confiarse

La presidenta de Navara, Yolanda Barcina, y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, antes de la presentación en el Senado del libro

Fernández Díaz: "ETA es hoy sus presos y poquito más. Está agónica"

Yolanda Barcina, y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, antes de la presentación en el Senado del libro 'Relatos de plomo'.

EFE
Fernández Díaz y Barcina, en la presentación de 'Relatos de plomo' en Madrid.

Fernández Díaz: "ETA es hoy sus presos y poquito más. Está agónica"

Fernández Díaz y Barcina, en la presentación de 'Relatos de plomo' en Madrid.

EFE
2
Actualizada 07/05/2014 a las 00:26
  • Efe. MADRID
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró este martes que ETA son "sus presos y poquito más", por lo que apeló a que la organización terrorista asuma su situación "agónica" y su derrota, y decida ya desaparecer definitivamente.

Así de tajante se mostró Fernández Díaz en la presentación en el Senado del libro "Relatos de plomo. Historia del terrorismo en Navarra 1960-1986", un acto en el que incidió en que la situación de ETA es de debilidad desde hace ya tiempo debido a la actuación de las fuerzas de seguridad.

"ETA está hoy mucho más débil que cuando anunció el cese de su actividad. Está absolutamente agónica", destacó el titular de Interior, que añadió que con "absoluta certeza" hoy ETA es "sus presos y poquito, poquito más".

Por ello, continuó Fernández Díaz, la organización terrorista tiene que asumir que tiene que desaparecer ya, que ha sido derrotada y "no tiene nada que decir ni en Navarra, ni en el País Vasco, ni en el resto de España".

"Si no asumen esto seremos nosotros los que les hagamos entenderlo porque es el único lenguaje que entienden", subrayó el ministro ante el presidente del Senado, Pío García-Escudero, y la presidenta de la Comunidad Foral de Navarra, Yolanda Barcina, así como de algunas víctimas de ETA.

A todos ellos les reiteró que la política del Gobierno, que sabe "cuál es su deber en este momento de la historia", seguirá siendo la misma en la lucha contra la banda: no negociar jamás y continuar con la localización y detención de presuntos etarras "pese a quien pese".

Una política, dijo, que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha sostenido desde que ganó las elecciones hace más de dos años y a pesar de que "no pocos" pedían pasar página, negociar y cerrar heridas "porque ellos habían puesto de su parte y dentro de su dialéctica lo que tenían que poner".

Y apostilló: "No se puede negociar con una organización terrorista que tiene una pistola como argumento. La única posibilidad es la derrota, el combate", una política que se demuestra, señaló, con la detención desde el inicio de la legislatura de más de un centenar de presuntos terroristas dentro y fuera de España.

Aprovechó también para insistir en la obligación de hacer justicia con las víctimas con el relato verdadero del terrorismo frente a otros que quieren "imponer el suyo".

Solo se cerrará esta herida y se evitará que algunos caigan en la tentación de empuñar las armas, añadió, si esa herida "cicatriza bien", algo que solo es posible si queda en la memoria el relato verdadero de lo ocurrido: que una organización terrorista quiso imponer un proyecto totalitario utilizando el terror, el asesinato y socializando el sufrimiento.

En esta labor de construir este relato, el titular de Interior elogió la publicación del primer volumen de "Relatos de plomo", en la que se recoge bajo el formato de crónica periodística la narración de los atentados de ETA cometidos en Navarra de 1960 a 1986 y los testimonios de las personas que sufrieron de forma directa el terrorismo.

La publicación, editada por el Gobierno foral, es parte de un proyecto que tiene como objetivo recopilar de manera rigurosa y desde un punto de vista histórico los daños causados por el terrorismo de ETA en Navarra y recuperar la memoria de las víctimas.

El libro ha sido escrito por un equipo de periodistas dirigido por Javier Marrodán y del que han formado parte María Jiménez, Rocío García de Leániz y Gonzalo Araluce.

El primer volumen, del que se han imprimido dos mil ejemplares, incluye 190 crónicas sobre actos violentos cometidos en Navarra entre 1960-1986 y 25 entrevistas inéditas a víctimas del terrorismo.

Durante 2014 está previsto que se publique el segundo volumen de esta obra con las crónicas y testimonios desde 1987 hasta la actualidad.

La presidenta navarra, Yolanda Barcina, expresó su gratitud hacia muchos de los testimonios que aparecen recogidos en el libro y que demuestran el ejemplo de moral de las víctimas, muchas de ellas dispuestas incluso a perdonar a los asesinos de sus familiares, frente a la conciencia de los verdugos no arrepentidos de sus crímenes.

A la presentación de este primer volumen también acudieron la periodista Carmen Imaz, hija de Joaquín Imaz, el primer asesinado por ETA en Navarra, en 1977, la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, María del Mar Blanco, así como diversos senadores navarros.


  • HM
    (07/05/14 12:51)
    #2

    Los autores de "Relatos de plomo" reconocen que la niña Mª Begoña Urroz Ibarrola ( herida mortalmente el 27-6-1960 en San Sebastián , fallecida al día siguiente) no es víctima de ETA, pero mantienen la absurda ficción del "desde 1960", cuando el primer asesinato de ETA en Navarra fue, que se sepa, en 1977. De acuerdo: que las autoridades navarras aclaren si consideran víctima del terrorismo al guardia civil Luis Moreno Ortega, abatido por comandos republicanos el 9-8-1961 en Orbaiceta. Y que alguien investigue si Javier Oyaga Marañón y Jesús Vidaurre Olleta (asesinados en Pamplona el 1-5-1980) son víctimas de ETA o no. Para el Ministerio de Interior sí lo son (y al menos los parientes de Oyaga han recibido la Gran Cruz de la Orden del Reconocimiento a las Víctimas del Terrorismo), pero no lo son para las autoridades navarras.

    Responder

  • isidro
    (07/05/14 11:08)
    #1

    Siendo así, no se entiende plantar un cuartel entre Fitero y Corella, a no ser que se tema el regreso de los castellanos, como hace medio siglo. Se ve que para según que cosas, abunda el dinero.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual