Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
tribunales

El Gobierno suprimirá 380 juzgados locales y los jueces de paz

  • El proyecto reagrupa los órganos judiciales en capitales provinciales; contempla otras sedes en casos excepcionales
  • Las funciones menores que hasta ahora realizaban los juzgados de paz pasarán a los Tribunal Provinciales de Instancia

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha comparecido en la habitual rueda de prensa del Consejo de Ministro.

Aprobado el proyecto de ley para que nadie quede fuera de la justicia

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón

efe
4
06/04/2014 a las 06:00
  • colpisa. madrid
El anteproyecto de la Ley Orgánica del Poder Judicial, aprobado este viernes por el Gobierno y que comienza ahora el trámite parlamentario, abre la puerta a la eliminación de hasta 380 juzgados de primera instancia e instrucción distribuidos por toda la geografía nacional. Esta reorganización del mapa judicial es uno de los puntos fuertes del plan estrella del Ministerio de Justicia, que también contempla la eliminación de la milenaria figura del juez de paz, 7.862 en todo el país, que trabaja en aquellos municipios más pequeños sin partido judicial.

En la actualidad existen en España 431 partidos judiciales, la unidad jurisdiccional que atiende a varios municipios en cada provincia, y con el anteproyecto que ahora ve la luz se podría eliminar hasta 385. Su actividad se agruparía en el denominado Tribunal Provincial de Instancia, nuevo órgano que tendrá su sede en las capitales provinciales, es decir, 50 más Ceuta (que ya tenía) y Melilla.

El plan de Justicia es que estos tribunales tomen el nombre de la provincia, abarquen toda la orden jurisdiccional, no solo civil y penal, y tenga circunscripción sobre todo su territorio. Con ello se pretende alcanzar "las ventajas" que una completa 'provincialización' de la Administración de Justicia traería consigo. Tanto en medios humanos y materiales, agilidad procesal y mayor seguridad jurídica, al resolverse los asuntos de forma colegiada (varios jueves) y no uno, como en flexibilidad y especialización, según la letra pequeña del anteproyecto de ley.

Así, el reagrupamiento de los juzgados de primera instancia "supone la desaparición del partido judicial", una figura que tenía sentido en el siglo XIX por las dificultades de las comunicaciones pero que ahora no, señala el plan de Alberto Ruiz-Gallardón. Los Tribunales Provinciales de Instancia "asumen todas las competencias que hoy corresponden a los juzgados y aquellas que en primera instancia tienen actualmente las Audiencias Provinciales en los órdenes civil y penal".

REQUISITOS

Dada la revolución que esta reorganización supondrá en el mapa judicial español -el trazo definitivo se dibujará en la futura Ley de Demarcación y Planta que promoverá el Ministerio de Justicia-, el anteproyecto no obvia que la puesta en funcionamiento requerirá de un periodo transitorio razonable, que permita "una adaptación poco traumática al nuevo modelo organizativo".

Para paliar el tremendo malestar de las Comunidades Autónomas con el Gobierno por la eliminación de los partidos judiciales, la nueva norma deja abierta una vía para que las provincias tengan otras sedes judiciales que no estén solo en las capitales.

Para ello se hará valer los requisitos de población, carga de trabajo o distancia a la capital y, de igual forma, se tendrá en cuenta tanto el carácter uniprovincial de alguna región como el hecho insular o las especiales características geográficas del lugar. Asimismo, se prevé que las Comunidades puedan realizar una propuesta relativa a las sedes aunque esta no sea vinculante. "Se trata de flexibilizar la regla general", asegura la Ley.

Hace dos años el Consejo del Poder Judicial elaboró un informe en el que planteaba reducir 232 partidos judiciales (de 431 a 199) y que cada circunscripción atendiera a 100.000 habitantes, no 50.000 como ocurre en la actualidad.

Asimismo, el proyecto de Ruiz-Gallardón eliminará la figura del juez de paz (no profesional), y las funciones menores que hasta ahora realizaban, asuntos de faltas, conflictos de lindes, etc., pasarán a los Tribunal Provinciales de Instancia. Los juzgados de paz se usarán ahora como punto de acceso a los registros civiles.


  • marta
    (19/05/14 17:57)
    #4

    Me parece estupendo que eliminen la figura de juez de paz que no sirve para nada en el caso de juicios de faltas, amenazas, coacciones,...etc. La mayoría al ser del pueblo no es capaz de aplicar condena para evitarse conflictos luego al ver a la gente en la calle o tienen amistades los denunciados y consiguen que su amigo el juez de paz no les multen. Es una vergüenza y una indefensión. Yo estoy totalmente de acuerdo en que estas personas que no son jueces dejen de juzgar.

    Responder

  • Vergonzoso
    (06/04/14 20:37)
    #3

    No tiene otro nombre.

    Responder

  • Desde Montejurra
    (06/04/14 17:53)
    #2

    En Estella hace poco hicieron un edificio para los Juzgados nuevos. Si quitan los juzgados de la ciudad supondría una incomodidad para los ciudadanos y los profesionales que ejercen su trabajo en la Ciudad, que se tendrían que ir a Pamplona y un gasto inutil de los muchos que se han realizado.

    Responder

  • RG
    (06/04/14 11:43)
    #1

    A la velocidad a la que trabaja la Justicia no nos faltaba más que estas supresiones. Más vale que eso de la justicia universal... con los medios con los que se dispone es de una claridad meridiana!.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual