Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
cataluña

El PP advierte a Mas de que no permitirá ni el referéndum ni la independencia de Cataluña

  • El presidente de la Generalitat replica, en relación al proceso soberanista, que David derrotó a Goliat
  • Mientras el PP gobierne, está garantizada la unidad y la integridad de España", afirmó desde Toledo María Dolores de Cospedal

La presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, durante la clausura de la convención del partido en la región, en la que está previsto que se apruebe el programa electoral del PP castellanomanchego para las elec

El PP advierte a Mas de que no permitirá la independencia

La presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, durante la clausura de la convención del partido en la región, en la que está previsto que se apruebe el programa electoral del PP castellanomanchego para las elec

EFE
0
17/03/2014 a las 06:01
  • colpisa. madrid
Si existe una solución negociada entre el Gobierno central y el autonómico para la cuestión catalana, a corto plazo cuesta barruntarla en el horizonte. Las posiciones entre Madrid y Barcelona están cada vez más alejadas, la tensión aumenta a medida que se acerca el 9 de noviembre y, salvo para las cuestiones económicas, el único diálogo que trasciende entre ambas administraciones se produce a distancia y a golpe de declaración altisonante.

El enésimo cruce de amenazas y advertencias -cada uno sin moverse de su sitio- lo protagonizaron este domingo el presidente del Gobierno, la secretaria general del PP y el presidente de la Generalitat. "Mientras el PP gobierne, está garantizada la unidad y la integridad de España", afirmó desde Toledo la número dos de los populares. María Dolores de Cospedal respondía de esta manera a las -a su juicio- "irresponsables y peligrosas" palabras de Artur Mas, quien a través del diario 'El Periódico de Catalunya' dio este domingo un paso más en su desafío y por primera vez no descartó la declaración unilateral de independencia para Cataluña. "No vamos a consentir que a ningún catalán le quite nadie el derecho de ser español y de ser europeo", dijo la presidenta de Castilla-La Mancha. "Un gobernante tiene que cumplir la ley", avisó a Mas.

Pero el presidente catalán, lejos de recular por las advertencias de Madrid de que una Cataluña independiente "vagará" empobrecida fuera de la UE, ha puesto el turbo, ha recobrado el brío desde que en diciembre consiguió pactar la fecha y la pregunta de la consulta con Esquerra, Iniciativa y CUP y está convencido de que saldrá victorioso en el órdago que le ha lanzado al Estado. Al menos eso es lo que trata de transmitir a los suyos. "Que recuerden los que dicen que no lo conseguiremos, que David venció a Goliat", aseguró en Barcelona en la clausura de la convención de Convergència Democrática. Es una cuestión de "astucia, determinación, voluntad" y no de fuerza, insistió aprovechándose del símil bíblico.

NEGATIVA DE RAJOY

Las palabras de Mas llegaron el mismo día en que el jefe del Ejecutivo central aseguró en ABC que no "pasará a la historia" como el presidente que permitió el referéndum. Ni Mas ni Rajoy dejan entrever una posición intermedia y por tanto uno de los dos errará en su vaticinio sobre el referéndum. El inquilino de la Moncloa cuenta entre sus cartas con la ley y la Constitución. En cambio, el presidente de la Generalitat se guarda el as alternativo de las elecciones catalanas vestidas de plebiscitarias, mientras espera la oferta que desde Madrid no acaba de llegar.

Por ello, aprieta el acelerador. Aumenta la apuesta y airea el fantasma de la declaración unilateral, que se produciría tras los comicios autonómicos, que Mas quiere acompañar con una petición de amparo a Bruselas y a la ONU para dejar constancia de que Madrid, a diferencia de Londres, niega el referéndum a los catalanes. "No es nuestro marco ideal (la declaración unilateral), ni el mejor, ni el que queremos. Pero no podemos descartarlo", dijo en el rotativo catalán, saliéndose de su libro de estilo, que defiende un proceso soberanista escrupuloso con la legalidad.

Sin embargo, a Mas (que se desmarcó del proceso de Crimea) y a Convergència les han entrado las prisas. Sienten la presión de la cada vez más poderosa Asamblea Nacional Catalana, que ha fijado para el 23-4-2015 la fecha de la proclamación de la independencia, y no pueden mostrar la más mínima debilidad en su determinación soberanista, sobre todo en periodo electoral. Así, la formación nacionalista aprobó en la jornada de clausura de su convención un manifiesto en el que reitera su compromiso por una "Cataluña libre" y por apostar por el 9-N como una oportunidad para que "Cataluña se dote de un nuevo Estado". "Nunca hasta ahora el sueño estaba tan cerca", afirma el documento, que aboga por iniciar un proceso constituyente que acabará con la promulgación de una Constitución catalana.

La estrategia de Rajoy, mientras, busca que el propio devenir del proceso erosione a sus protagonistas y que las alianzas en el frente soberanista, hasta ahora bastante sólidas, empiecen a hacer aguas. Primero se desmarcó el PSC, Iniciativa mantiene un debate profundo, a CiU le esperan meses complicados y entre Mas y Junqueras ya se han producido los primeros desencuentros. Ocurrió a raíz del frustrado pacto para la lista unitaria de cara a las europeas y se vislumbró este domingo en un cruce de reproches a tres bandas entre Esquerra, Unió y Convergència.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual