Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ANIVERSARIO DEL 11-M

Los principales condenados del 11-M no quedarán libres hasta 2044

  • Zougam, El Gnaoui y Suárez Trashorras podrán acceder a la libertad condicional cuando cumplan 35 de los 40 años efectivos de pena

0
09/03/2014 a las 06:01
  • COLPISA. MADRID
Jamal Zougam, Otman el Gnaoui y José Emilio Suárez Trashorras, los tres principales condenados por los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, cumplirán este mes diez de los 40 años de cumplimiento efectivo de pena a los que fueron castigados y no quedarán en libertad hasta 2044. Entonces tendrán 71, 69 y 68 años y habrán pasado más de la mitad de sus vidas entre rejas.

El marroquí Zougam fue condenado en octubre de 2007 como autor material de los hechos a 42.922 años, pena después ratificada por el Tribunal Supremo. El próximo jueves cumplirá diez años en prisión, donde sigue en primer grado, el régimen más duro, y tras pasar por varios centros penitenciarios ahora se encuentra en la cárcel salmantina de Topas.

El también marroquí El Gnaoui, nacido en Tetuán en 1975, cumplirá diez años en la cárcel el próximo 30 de marzo. Fue condenado como coautor a 42.922 años y será el último de los tres cabecillas en quedar en libertad, el 30 de marzo de 2044. Ahora se encuentra en el centro penitenciario pontevedrés de A Lama, sigue en primer grado y sin permisos.

El asturiano Suárez Trashorras, nacido en Avilés en diciembre de 1976, pasa los días en la cárcel cántabra de El Dueso. Entró con 28 años y saldrá con 68. Fue condenado a 34.715 años como cooperador necesario al facilitar los explosivos del atentado. A diferencia de los otros reclusos, está en segundo grado, ya que decidió acogerse a la 'Vía Nanclares' para arrepentidos, lo que le ha llevado a reunirse con alguna víctima dentro del programa de reinserción.

Los principales acusados por el 11-M fueron juzgados por el Código Penal de 2003, que eleva a 40 años el límite máximo de cumplimiento efectivo de las penas, pese a los miles de años a los que fueron condenados por 192 delitos de asesinato terrorista y 1.991 en grado de tentativa por los heridos en la masacre.

Según aquella reforma legal, en los casos de delitos de terrorismo o cometidos por miembros de organizaciones criminales, el juez de vigilancia penitenciaria podrá acordar la concesión de un tercer grado cuando quede por cumplir una quinta parte del límite máximo de la condena impuesta, es decir 32 de los 40 años. Y podrá acordar la concesión de la libertad condicional cuando quede por cumplir una octava parte del mencionado límite, esto es 35 de los 40 años.

Así, hasta 2036 y 2041 Zougam, El Gnaoui y Suárez Trashorras no podrán salir a la calle ni siquiera de permiso. Y para conseguir ese beneficio penitenciario deberá tenerse en cuenta su conducta y el criterio de la satisfacción de las responsabilidades civiles.

LA SEGUNDA FILA

En un segundo grupo de condenados, según el baremo de la pena, se encuentran los marroquíes Rachid Aglif, condenado a 18 años, y Abdelmajid Bouchar, también 18. El primero está en la cárcel desde el 6 de abril de 2004, sigue en primer grado, con régimen flexibilizado, pero sin permisos, y su libertad definitiva llegará el 1 de abril de 2022. Entró con 25 años y saldrá con 47. Mientras que Bouchar, el único de los autores materiales escondidos en Leganés que consiguió escapar del piso antes del suicidio colectivo porque al bajar la basura se percató del control policial, no obtendrá la libertad hasta septiembre de 2023. Su régimen penitenciario es similar al de Aglif.

En el grupo de condenados a 14 años está Hassan el Haski, que saldrá libre en diciembre de 2018; en el de 13 años Hamid Ahmidan, pisará la calle en marzo de 2016, y en el de 12 años cuatro acusados, Fouad el Morabit, que saldrá en marzo de 2016, Saed el Harrak, libre en octubre de 2017, Mohamed Bouharrat será excarcelado en octubre de 2022 ya que acumula otra condena de ocho años, y Youssef Belhadj, que quedará libre en enero de 2017.

Los próximos en salir de prisión tras haber cumplido diez años efectivos de condena son Rafa Zouhier, que lo hará el próximo domingo, y que aún está por ver si es entregado a Marruecos o se queda en España ya que contrajo matrimonio en prisión con una española, y Mohamed Larbi Ben Sellam, que sigue en la cárcel a la espera de resolverse una petición de extradición al país vecino.

Caso aparte es el de Antonio Toro, condenado a cuatro años por tráfico de explosivos en el 11-M, y que sigue preso cumpliendo 18 años por otras condenas acumuladas. Así, de los 18 condenados por los atentados, 14 siguen presos, uno de los cuales saldrá libre en los próximos días, y cuatro ya cumplieron sus penas, Nasredine Bousbaa, Mahmoud Slimane, Antonio Iván Reis y Sergio Álvarez.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual