Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
inmigración

Melilla blinda sus fronteras con un nuevo contingente de la Guardia Civil

  • Un grupo de 15 inmigrantes, entre ellos una menor, llegó este lunes en patera a Melilla; otros tres entraron en Ceuta por una alcantarilla
  • El domingo por la mañana, en medio de un gran temporal de viento, fue rescatada una embarcación a la deriva con 32 inmigrantes

0
04/03/2014 a las 06:01
Etiquetas
  • colpisa.
Un módulo de intervención rápida del Grupo de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil conformado por unos 40 agentes llegó este lunes a Mellilla para reforzar el control fronterizo ante la creciente presión migratoria. Fuentes del Ministerio del Interior informaron de que los agentes pertenecen a la base de León, pero no han dado detalles del tiempo que permanecerán en la ciudad.

Los agentes se unirán al refuerzo establecido el 25 de octubre pasado, cuando se desplegó otro módulo de intervención rápida del Grupo de Reserva y Seguridad con base en Sevilla. Desplegados a lo largo de la línea fronteriza, llevan vehículos especiales con mayor blindaje y protecciones, y portan equipos antidisturbios como los utilizados por las Unidades de Intervención del Cuerpo Nacional de Policía.

Interior tomó la decisión poco después de la llegada la semana pasada de 214 subsaharianos, en el mayor salto a la valla desde octubre de 2005. Estos agentes se suman al dispositivo anti-intrusión de la Comandancia de la Guardia Civil en Melilla y al helicóptero especialmente diseñado para la vigilancia de la frontera y la detección de grupos de personas. Además, la Jefatura Superior de Policía de Melilla tiene desplegadas las unidades de Prevención y Respuesta, y la de Fronteras que se coordinan con la Guardia Civil cuando se producen saltos.

En lo que va de año 574 personas han entrado en Melilla tras saltar la valla, a los que hay que sumar los 47 inmigrantes que han accedido a la ciudad este fin de semana en patera y todos los que han ido entrando por los pasos fronterizos escondidos en dobles fondos de vehículos e incluso en el interior de maletas de ruedas.

NI EL VIENTO FRENA


Pero también está la frontera marítima. Este domingo de madrugada una patera con 15 subsaharianos logró acceder a la costa melillense cerca del rompeolas del antiguo faro, en el puerto comercial. La embarcación neumática, de color negro y cinco metros de eslora, fue avistada por la Guardia Civil cuando se aproximaba a la bahía. La barcaza se encontraba parcialmente hundida, sin motor y con graves desperfectos en su estructura.

Todo hace pensar que el fuerte temporal pudo ocasionar los daños y desprender el motor. Los inmigrantes, entre los que se hallaba una menor, llegaron a tierra y desembarcaron por su propio pie, pero fueron interceptados por los agentes ya en las instalaciones portuarias. Los efectivos de la Cruz Roja dieron atención sanitaria y primeros auxilios a los ocupantes del bote en el mismo puerto, donde también se les facilitó ropa seca y mantas. Dos de ellos tuvieron que ser trasladados al Hospital Comarcal con síntomas de hipotermia, aunque ya se encuentran en el centro de acogida fuera de peligro.

Una vez interceptados y estabilizados, los inmigrantes fueron conducidos al cuartel de la Guardia Civil en Melilla para proceder a su identificación y posterior traslado a la Jefatura Superior de Policía, en cumplimiento del Régimen General Extranjería y como paso previo a su ingreso en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes. La menor permanece bajo la tutela de los servicios asistenciales de la Consejería de Bienestar Social de la ciudad.

Esta es la segunda patera que llega a Melilla en menos de 24 horas. El domingo por la mañana fue rescatada una embarcación a la deriva con 32 inmigrantes. El salvamento resultó difícil y arriesgado no sólo debido al mal tiempo, sino por el pánico de algunos inmigrantes que al ver la embarcación del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas quisieron subirse de forma apresurada a la misma. En esos momentos de confusión, con vientos de 90 kilómetros por hora y olas de hasta cinco metros, seis inmigrantes cayeron al agua y algunos agentes tuvieron que echarse al mar para rescatarlos.

Los dos rescates se produjeron en medio de uno de los mayores temporales de viento de todo el invierno. Vientos de fuerza 7 y 8 han impedido el normal funcionamiento de las líneas de barco y avión que unen Melilla con la Península, lo que no ha impedido a los inmigrantes arriesgar sus vidas echándose a la mar.

También en la mañana del domingo, un grupo de 11 inmigrantes se acercó a aguas jurisdiccionales españolas de Ceuta a bordo de una pequeña embarcación. Una patrullera de la Marina Real de Marruecos logró interceptarla antes de que accediera a aguas españolas.

Las organizaciones que trabajan con los inmigrantes a ambos lados de las fronteras hispano marroquíes aseguraron que la presión migratoria se mantiene sobre los enclaves españoles y que en los próximos días se producirán nuevos intentos de entrada por tierra y por mar.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual