Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Nacional Nacional

La Hemeroteca
ELECCIÓN EUROPEAS

Rajoy apela a rechazar en comicios europeos a quienes buscan dividir en la UE

  • El presidente participó en la Conferencia sobre el futuro de Europa celebrada en Madrid por el Instituto Berggruen

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en

Rajoy apela a rechazar en comicios europeos a quienes dividen en la UE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en "La crisis: Lecciones para España y para Europa"

EFE
0
Actualizada 28/02/2014 a las 18:46
Etiquetas
  • EFE. MADRID
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apeló a que en las próximas elecciones europeas se apoye a los partidos que apuestan por la integración frente a las actitudes "inquietantes" y "temerarias" de quienes fomentan el desapego a la UE y pretenden la disgregación, la división y levantar fronteras.

Rajoy hizo esta reflexión en la clausura de la Conferencia sobre el futuro de Europa que se celebró en Madrid organizada por el Instituto Berggruen.

En el acto estuvieron presentes, entre otros, el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho; los exprimeros ministros italianos Mario Monti y Enrico Letta; el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y el expresidente del Gobierno Felipe González (del que Rajoy dijo que siempre está "intentando ayudar a su país").

El jefe del Ejecutivo señaló que "a la sombra de la pasada crisis económica, algunos están alimentando el desapego hacia el proyecto europeo de manera no sólo injusta, sino temeraria".

Aunque dijo que se puede pensar que esas actitudes "inquietantes" son una minoría, advirtió de que se trata de "una minoría que crece cada día".

"El antieuropeísmo y la demagogia pretenden poner en cuestión principios básicos de la UE", lamentó Rajoy, quien citó como ejemplo las voces en contra de la libertad de circulación.

Este es un principio que calificó de "pilar básico de la UE" y "savia del mercado único" y que ha pedido salvaguardar con determinación. "Todos -señaló- debemos ser consecuentes y defenderla con firmeza y convicción".

Rajoy consideró las próximas elecciones europeas como "un reto para el europeísmo" y defendió que en el próximo Parlamento Europeo haya una mayoría sólida de las fuerzas políticas que creen en la integración.

"Esa acción política aspira a una mayor solidaridad entre europeos y no a la disgregación, a la división o a levantar fronteras", añadió.

Rajoy confió en convencer a los ciudadanos para que distingan la realidad que se está construyendo entre todos "frente a los espejismos que algunos pretenden hacernos creer".

"Las fuerzas antieuropeas, disgregadoras y euroescépticas están al acecho para minar nuestro proyecto común y dinamitarlo desde dentro porque son incapaces de construir y se basan sólo en alimentar la desconfianza", alertó.

Para reafirmar el proyecto europeo, Rajoy defendió que la UE atienda a los problemas reales de los ciudadanos, y entre ellos citó el paro y la vuelta del crédito a las empresas.

También reclamó a la UE más apoyo hacia países que, como España, son frontera exterior de la Europa comunitaria para hacer frente a la inmigración ilegal, y consideró que una política integrada en este asunto es "un imperativo".

El presidente del Gobierno aclaró que no se trata de hacer de Europa una fortaleza, pero insistió en que es necesario atajar el problema de la inmigración ilegal "en su raíz",

"El irregular no sólo entra en España o en Italia, sino que, al hacerlo en ese punto, lo está haciendo en el conjunto de la UE".

Rajoy contrastó la situación económica que vivían la UE y España hace un año con la existente en la actualidad y elogió las reformas llevadas a cabo aunque puntualizó que aún no hay que darse por satisfecho.

Tras enumerar las principales reformas que puso en marcha, expuso las que considera lecciones de la crisis.

La primera de ellas es que ni los socios europeos ni la UE en su conjunto hicieron todo lo que pudieron para evitarla porque se vivió inicialmente en el "letargo" y no se hicieron las reformas necesarias "embriagados todos por el efecto narcotizante de los logros conseguidos gracias al euro".

Por ello, cree que la segunda lección de la crisis es que no debe amainar nunca el espíritu reformista, mientras que la tercera es que, pese a los avances, Europa debe hacer "más, mejor y de forma más eficiente".

Entre las cuestiones que tiene la UE por delante se refirió a la importancia del acuerdo del libre comercio con Estados Unidos y a un "ambicioso" acuerdo con Mercosur o con los países que conforman esta organización y que estén dispuestos a ello.

"España está dispuesta a apoyarlo sin duda", ha recalcado Rajoy, quien apostó igualmente por hacer más eficaces las instituciones europeas y por lograr que la UE tenga un papel relevante en la escena internacional cuya necesidad cree que demuestra la situación en Ucrania.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual