Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Casa Real

La infanta utilizó evasivas de todos los colores

  • En seis horas de interrogatorio llegó a decir 223 "no sé" y 189 "no lo sé", 59 "no lo recuerdo" y 58 "lo desconozco"

La declaración de la infanta: 120 folios escritos

La declaración de la infanta Cristina: 59 'no lo recuerdo', 189 'no lo sé', 23 'no recuerdo' y 58 'lo desconozco'

La infanta Cristina sale del juzgado de Palma tras ser interrogada por el juez Castro

La infanta sale de declarar ante el juez_12

La infanta sale de declarar ante el juez

AGENCIAS
0
Actualizada 21/02/2014 a las 08:41
  • colpisa. madrid
¿Cuántas fórmulas existen para no negarse a responder una pregunta pero, en realidad, no aportar información alguna? La infanta Cristina, según el recuento de Colpisa y la ayuda de modernas técnicas informáticas, usó al menos once muletillas para sortear la respuesta de hasta 595 cuestiones embarazosas amparándose en su desconocimiento o mala memoria. Una 600 evasivas a otras tantas preguntas, aunque en realidad debieron ser muchas más porque la tecnología no es capaz de detectar todas las formas que una persona es capaz de ingeniar para escamotearse de una pregunta delicada.

El 8 de febrero en los juzgados de Palma, la hija del Rey Juan Carlos se enfrentó a 1.063 preguntas. Ni una más ni una menos. Y la infanta no dejó de responder a ninguna de ellas, aunque luego se negara a contestar a las acusaciones populares.

En realidad muy pocas de las respuestas Cristina de Borbón superaron las cien palabras. La imputada solo dio respuestas largas a preguntas intrascendentes, como la de describir su vida de ama de casa cuidando de sus pequeños o en los actos oficiales.

El peso del interrogatorio, ante la negativa de Anticorrupción a acusar, lo llevó el juez José Castro, que planteó 806 interrogantes. El fiscal Pedro Horrach apenas hizo 121 y la representante de la Agencia Tributaria, la abogada del Estado, se limitó a 136 demandas. Ni Horrach ni la letrada de justicia ahondaron en las cuestiones espinosas.

Las actas revelan que la infanta Cristina fue un auténtico frontón durante las seis horas y media de interrogatorio. Una roca ante las preguntas del juez, fiscal y abogada del Estado. La búsqueda con el programa de Adobe Reader constata que usó no menos de 595 frases evasivas en esas once fórmulas diferentes.

La escapatoria más usada por la esposa de Iñaki Urdangarin fue el "no sé". Esas palabras salieron de su boca hasta en 223 ocasiones diferentes, cuando fue preguntada por cuestiones como su participación en Aizoon, la empresa familiar usada para desviar dinero público.

La segunda evasiva más empleada por la hija del Rey para no dar los detalles que se le inquirían fue muy parecida, "no lo sé". Esas tres palabras fueron pronunciadas un total de 189 veces aquel día.

También la imputada recurrió a su supuesta mala memoria sobre los hechos que le han llevado a estar imputada por blanqueo de capitales y/o fraude fiscal. 59 veces se refugió detrás de la frase "no lo recuerdo". Otras 23 usó la expresión "no recuerdo" y en diez más utilizó el socorrido "no me acuerdo". Sus evasivas también se centraron en aparecer ignorante de todo y en 58 ocasiones dijo "lo desconozco" cuando las preguntas eran más delicadas.

Sus otras salidas por la tangente fueron usar nueve veces la expresión "no lo sabía"; siete las palabras "no me consta"; tres la fórmula "que yo recuerde, no"; "me suena" o "no me suena" la utilizó 13 veces; y una vez se escudó tras la frase "no tenía conocimiento".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual