Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TRIBUNALES

Condenado un anciano a 17 años de prisión por matar a cuchilladas a su esposa

  • Según la sentencia, la víctima fue objeto de una violencia desmedida y el acusado no sólo quería matarla sino aumentar su sufrimiento

0
Actualizada 14/02/2014 a las 14:10
  • EFE. MADRID
La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a diecisiete años y seis meses de prisión al anciano de 83 años Casimiro R.R. por asesinar a cuchilladas durante una discusión el 28 de noviembre de 2010 en su domicilio madrileño a su esposa, Rosalía N.F., de 81, con la que llevaba casado 54 años.

La sentencia incide en el "sufrimiento innecesario" e "inhumano" que el condenado infligió a la víctima, que tardó en morir unos quince minutos y el tribunal también le impone el pago de una indemnización a cada uno de los dos hijos del matrimonio de 150.000 euros.

Según la resolución, en el juicio, que se celebró con jurado, quedó acreditado que sobre el mediodía del día referido el condenado se enzarzó en una fuerte discusión con su esposa.

Añade que en el transcurso de la disputa el hombre cogió un cuchillo de 23,5 centímetros de longitud con el que asestó a la mujer múltiples puñaladas en la cabeza, el cuello y el tórax.

La Sala señala que la víctima fue objeto de una violencia desmedida y estima que el acusado no sólo quería matarla sino también aumentar deliberada e inhumanamente su sufrimiento.

Los médicos forenses que participaron en el juicio concluyeron que el acusado acuchilló a la mujer en el rostro causándole unas heridas particularmente dolorosas.

De acuerdo con el informe de la autopsia la mujer no falleció inmediatamente sino que tardó entre cinco y quince minutos en morir, de lo que a juicio de la Sala se deduce nuevamente el sufrimiento innecesario y la angustia de la víctima al observar cómo se acababa con su vida sin poder remediarlo de ninguna manera.

Para la Sala, no ha quedado probado que en el momento de los hechos Casimiro R.R., que sufría desde muchos años antes depresión, tuviese anuladas o limitadas sus facultades mentales para comprender el alcance de sus actos y poder controlar su comportamiento.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual