Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Caso Nóos

¿De qué se acusa a la hija del Rey y por qué?

  • Está imputada por fraude fiscal y blanqueo por gastar el dinero ilícito de Aizoon y ayudar a "minorar" la base imponible de la empresa

0
08/02/2014 a las 06:01
  • COLPISA. PALMA DE MALLORCA
La hija del Rey declarará este sábado como imputada por fraude fiscal y/o blanqueo de capitales. El primero de los delitos está tipificado en el artículo 305 del Código Penal como el que "por acción u omisión, defraude a la Hacienda Pública estatal, autonómica, foral o local, eludiendo el pago de tributos, cantidades retenidas o que se hubieran debido retener o ingresos a cuenta, obteniendo indebidamente devoluciones o disfrutando beneficios fiscales de la misma forma, siempre que la cuantía de la cuota defraudada, el importe no ingresado de las retenciones o ingresos a cuenta o de las devoluciones o beneficios fiscales indebidamente obtenidos o disfrutados exceda de 120.000 euros". Está castigado con una pena de prisión de uno a cinco años y multa del séxtuplo de la cantidad defraudada.

En este primer delito, la infanta Cristina podría ser cooperadora necesaria de los delitos fiscales que cometió su marido en 2007 y 2008 por facturar a través de la empresa de ambos, Aizoon, sus trabajos de asesoría a multinacionales. Cobró 451.888 euros el primer año y 378.734 el segundo. La otra variante, más probable, es considerarla, como hace el magistrado José Castro, coautora de un doble delito fiscal cometido por haber facturado gastos personales a Aizoon. Según el juez, es un doble delito porque "se trata de ingresos por los que nunca tributaron (ni la duquesa ni su marido) en sus declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas" y porque esa artimaña "tuvo la virtualidad de minorar la base imponible del Impuesto de Sociedades al figurar contablemente como gastos de explotación sin serlo". Al menos en 2007, esa defraudación sí que habría superado los 120.000 euros, cuantía mínima para hablar de ilícito.

GASTARSE EL DINERO

El blanqueo, por su parte, está tipificado en el artículo 301 del Código Penal. Ese precepto establece una pena de prisión de seis meses a seis años y multa del triplo del valor de los bienes usados ilícitamente para "el que adquiera, posea, utilice, convierta, o transmita bienes, sabiendo que éstos tienen su origen en una actividad delictiva, cometida por él o por cualquiera tercera persona, o realice cualquier otro acto para ocultar o encubrir su origen ilícito, o para ayudar a la persona que haya participado en la infracción o infracciones a eludir las consecuencias legales de sus actos".

O lo que es lo mismo, que Cristina de Borbón se gastara el dinero obtenido de forma fraudulenta por Aizoon, reintroduciéndolo de paso en el circuito legal, o sea blanqueándolo.

Imputar este delito a la hija menor del Rey pasa por probar que ella estaba al tanto de que el dinero de la inmobiliaria que la infanta usó durante años para abonar gastos personales era de origen ilícito. Demostrar que la infanta usaba habitualmente el dinero de la empresa bajo sospecha, ya está hecho. Son inumerables las facturas y extractos bancarios y de tarjetas que apuntan a que pagó viajes, material escolar, fiestas familiares, vinos, vajillas, cursos de baile, cenas, hoteles.a cuenta de Aizoon.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual