Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Partido Popular (PP)

El PP intenta minimizar la crisis antes de la convención nacional del partido

  • El PP rechaza que Mayor Oreja renuncie a encabezar la lista del PP a las elecciones europeas por falta de cariño de la cúpula popular

0
30/01/2014 a las 06:01
  • COLPISA. MADRID
"De fractura en el PP, nada de nada". Con esta rotundidad negó este miércoles María Dolores de Cospedal que el plantón de José María Aznar a Mariano Rajoy o el adiós de Jaime Mayor Oreja supongan una "convulsión" en el partido. La secretaria general de los populares pretenden sofocar el incendio interno para evitar que la polémica monopolice la convención nacional del partido, que comienza el viernes en Valladolid.

Cospedal fue un frontón a la hora de rechazar la existencia de una crisis en la formación gubernamental. Insistió en restar "dramatismo" a la ausencia de Aznar y rechazó que Mayor Oreja renuncie a encabezar la lista del PP a las elecciones europeas por falta de cariño de la cúpula popular. Recordó que el exministro del Interior lleva diez años como portavoz del Grupo Popular en el Parlamento Europeo y ciñó su relevo a una cuestión normal dentro de cualquier fuerza política.

La número dos de Rajoy en el PP rehusó hacer autocrítica sobre el actual momento que atraviesa el partido y tan sólo reconoció que el PP puede cometer los errores propios de cualquier organización gobernada por seres humanos.

Lo cierto es que la convención nacional, que se celebrará bajo el lema 'España en la buena dirección', pretendía transmitir la idea de que las políticas del Ejecutivo, incluida las reformas estructurales y los severos ajustes presupuestarios, habían logrado sacar al país de la "quiebra" que se encontró Rajoy cuando llegó a la Moncloa en noviembre de 2011.

La tensión de los prolegómenos de este cónclave hacen presagiar que se hablará mucho de cuestiones internas y menos del camino recorrido en los dos primeros años de legislatura. Además, los organizadores de la convención han podado del orden del día temas tan controvertidos como la reforma de la ley del aborto o la posibilidad de que el PP elija en un futuro a sus candidatos mediante un proceso similar a las primarias abiertas que ha instaurado el PSOE. Sí se hablará mucho de la unidad de España, de la mejoría que marcan los datos macroeconómicos del país y de corrupción, sin rehuir el 'caso Bárcenas', según aseveró el vicesecretario de Estudios y Programas, Esteban González-Pons.

Cospedal, en una extensa comparecencia en la que detalló el programa del encuentro, insinuó que hay calma en su partido y que la crisis o las fracturas son asuntos de los medios de comunicación. Aseveró que fue el propio el que llamó por teléfono para informarle de que por una cuestión de agenda no podría estar en Valladolid. Una participación que daban por hecho en el PP hasta el punto de incluir la intervención del presidente del honor del partido en el programa provisional de la convención nacional. "Todo el mundo puede entender que es muy difícil estar en Valladolid si se tiene que viajar desde Israel a Filipinas", comentó Cospedal que no supo concretar si la conversación se produjo el lunes o el martes de esta misma semana.

La número dos del PP confirmó que Mayor Oreja también será baja en la convención. Explicó que el todavía portavoz popular en Estrasburgo y Bruselas le trasladó su voluntad de no convertirse en el centro de atención ni suscitar "polémicas y preguntas que no llevan a ningún lado" tras su salida de la candidatura europea.

POLÍTICA ANTITERRORISTA

Otras fuentes del partido no dudaron en mostrar cierta satisfacción ante las ausencias de Aznar y Mayor Oreja porque, a su juicio, el problema hubiera sido mayor "si en la convención hubieran puesto en tela de juicio la política antiterrorista de Rajoy". Ni la irrupción de Vox ni el plantón de Aznar, al presidente del Gobierno lo que le afecta especialmente son las críticas y acusaciones de los representantes de los colectivos de víctimas.

Cospedal denunció de manera abierta una especie de complot de "ciertas personas" que, desde su punto de vista, pretenden generar tensiones o distorsiones entre los afectados por la violencia de ETA y el Gobierno. "La política del PP es clara, el Gobierno no ha negociado con ETA nunca y quien diga lo contrario sabe que no está diciendo la verdad", sentenció. Un reproche en genérico, pero que puede aplicarse antiguos referentes de los populares vascos como María San Gil, José Antonio Ortega Lara o Consuelo Ordoñez, que de una manera u otra sostienen la tesis de que Rajoy cumple a pies juntillas la "hoja de ruta" que supuestamente pactó José Luis Rodríguez Zapatero con la banda terrorista.

Para ponderar el "respeto y consideración" que el PP profesa a las víctimas, Cospedal anunció que la convención nacional albergará el sábado un acto en el que todo el partido, con Rajoy a la cabeza, rendirá un sentido homenaje a los familiares de los asesinados por ETA.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra