Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
DISCURSO DEL REY

El Rey defiende la unidad e insta a respetar las reglas del juego

  • Sin aludir expresamente a la consulta soberanista propuesta en Cataluña, ha subrayado que la Corona promueve y cree en una España abierta
  • En el marco de los "muy negativos" efectos de la crisis económica, ha invitado a las fuerzas políticas a que superen sus diferencias para llegar a acuerdos
  • Ha dejado claro que reivindicar el "logro histórico" del sistema político nacido en 1978 no es incompatible con reconocer la necesidad de "mejorar en muchos aspectos" la calidad de la democracia

El Rey Juan Carlos se dirige a los españoles desde el Palacio de La Zarzuela en el tradicional mensaje de Navidad

El Rey defiende la unidad e insta a respetar las reglas del juego

El Rey Juan Carlos se dirige a los españoles desde el Palacio de La Zarzuela en el tradicional mensaje de Navidad

EFE
10
Actualizada 25/12/2013 a las 13:10
Etiquetas
  • efe. madrid
El Rey asume las exigencias de ejemplaridad que reclama la sociedad y anima a los españoles a construir "juntos" su futuro porque les unen "muchísimas cosas", frente a unas "controversias" que se deben resolver siempre con arreglo a las reglas del juego democráticas "aprobadas por todos".

"Sé que la sociedad española reclama hoy un profundo cambio de actitud y un compromiso ético en todos los ámbitos de la vida política, económica y social que satisfaga las exigencias imprescindibles en una democracia", ha subrayado el Monarca en su mensaje de Navidad, en el que se declara consciente de que la crisis económica ha provocado "desaliento" en los ciudadanos.

Tras reconocer que "la dificultad para alcanzar soluciones rápidas" a la crisis y "los casos de falta de ejemplaridad en la vida pública han afectado al prestigio de la política y de las instituciones", don Juan Carlos se ha referido también a las "voces" que "quieren una actualización de los acuerdos de convivencia" entre los españoles.

Sin aludir expresamente a la consulta soberanista propuesta en Cataluña por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha dejado claro que la Corona promueve y cree en una España abierta en la que caben todos, "un país libre, justo y unido dentro de su diversidad".

En este contexto, ha recordado que el sistema político nacido con la Constitución de 1978 ha proporcionado a los españoles el periodo más largo no sólo de "libertad, convivencia y prosperidad", sino también de "reconocimiento efectivo de la diversidad" que compone la realidad de España.

"Conviene que lo tengamos bien presente, pues a menudo se pretende que lo ignoremos o lo olvidemos cuando se proclama una supuesta decadencia de nuestra sociedad y de nuestras instituciones", ha recalcado.

"Siempre hemos sabido los españoles salir juntos de los malos (momentos) y construir juntos los buenos"; "juntos hemos resuelto problemas no más fáciles que los que hoy afrontamos", ha insistido, antes de animar a los líderes políticos y agentes sociales a combatir "el conformismo, el desaliento y el victimismo" y aconsejar diálogo y generosidad para "saber ceder cuando es preciso".

"Convivencia", "ética", "juntos" y "democracia" destacan entre las palabras más repetidas y enfatizadas durante su intervención, en la que ha hecho llegar a los españoles dos compromisos como Rey: la determinación de continuar su mandato de jefe del Estado "estimulando la convivencia cívica" y la seguridad de que asume "las exigencias de ejemplaridad y transparencia que hoy reclama la sociedad".

Don Juan Carlos apela al "funcionamiento del Estado de Derecho para que la ejemplaridad presida las instituciones" y "se cumplan y hagan cumplir la Constitución y las leyes", un llamamiento que sigue la línea de la reivindicación de la ética que incluyó en su anterior alocución de Nochebuena y del mensaje de Navidad de 2011, días después de que la Casa del Rey calificara de "no ejemplar" el comportamiento del esposo de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin.

La solidaridad con "aquellos a quienes con más dureza está golpeando" la crisis económica ocupa asimismo un lugar destacado en la intervención del Monarca, que ha apelado a instituciones públicas, empresarios e inversores para que apuesten por la investigación y la innovación para crear empleo.

Así, ha reclamado un esfuerzo "para que la economía confirme los indicios de recuperación que se están empezando a ver y que tienen que ser todavía más sólidos", según ha precisado, antes de advertir: "no podemos aceptar como normal la angustia de los millones de españoles que no pueden trabajar; para mí, la crisis empezará resolverse cuando los parados tengan oportunidad de trabajar".

Tras la grabación de 2012 en su despacho, el Salón de Audiencias de la Zarzuela ha vuelto a ser este año el escenario donde el Rey ha comparecido en Nochebuena ante los españoles, sentado tras una mesa de trabajo en la que se podía ver el ejemplar de la Constitución de uso diario que emplea para su trabajo.

Después de una novedosa introducción televisiva que les ha acercado al Palacio de la Zarzuela con una imagen aérea, los espectadores han podido seguir un mensaje algo más largo que el año pasado -once minutos y 35 segundos y 1.381 palabras, 292 más que en 2012-, en el que el Rey se ha dirigido a los españoles ante las banderas de España y la UE.

Sobre una mesa de apoyo, acompañaba a don Juan Carlos una única fotografía, tomada el pasado 31 de octubre durante la audiencia que concedió en su despacho a la Fundación de Víctimas del Terrorismo, en la que se le puede ver junto a la presidenta de la organización, Mari Mar Blanco, y los dos vicepresidentes, Ángeles Pedraza y Tomás Caballero.

Esta imagen subraya de modo simbólico el "muy especial y emocionado" recuerdo que ha querido dedicar esta noche a las víctimas del terrorismo, "con las que la sociedad sigue teniendo una permanente deuda de gratitud" y que están "pasando momentos especialmente difíciles", según ha subrayado el Rey, en alusión a la anulación de la aplicación retroactiva de la 'doctrina Parot' por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.


  • isidro
    (26/12/13 07:32)
    #10

    Mensaje fallido, cuando las discrepancias giran en torno a las propias reglas. El espectáculo que está dando la Fiscalía, es para hacérselo mirar.

    Responder

  • jabeer
    (26/12/13 03:40)
    #9

    Hace 30 años (o más) que no oigo el discurso navideño del Rey. El único motivo por el que no lo hago es que tengo mejores cosas que hacer con mi familia.

    Responder

  • Ultzama
    (25/12/13 21:45)
    #8

    No ha dicho nada de darnos la libertad a Navarra para que seamos independientes como antes en el 1512.

    Responder

  • Asier
    (25/12/13 18:58)
    #7

    Maestrokenobi dijo..
    Cuanto sinsentido en dos frases...Yo considero una contaminación informativa que durante el mensaje del rey no se pueda ver otra cosa en televisión, teniendo tantos canales a elegir. No se que tendrá que ver que un diario prefiera no hacerse eco de un discurso que no ha variado desde que el rey es rey... Y QUE TENDRÁ QUE VER el discurso del Rey con el informe de la guardia civil. Por favor, reescribe tu comentario con anotaciones al pie de pagina, como en la biblia, porque me parece que no lo ha entendido nadie...

    Responder

  • opino
    (25/12/13 16:43)
    #6

    Marta dijo..
    Los que manejaban los hilos de la marioneta de Franco en sus últimos años son los que decidieron que aquí se iba a jugar a Monarquía Parlamentaria. Y el pueblo español aún sigue sumiso al Caudillo. Son los jóvenes los únicos que pueden romper con el pasado pero passssan olímpicamente de hacerlo.

    Responder

  • Marta
    (25/12/13 14:53)
    #5

    ¿Quién decide las reglas de juego? ¿Los de siempre? Claro.

    Responder

  • xabier
    (25/12/13 12:38)
    #4

    caudillismo desfasado el de estos mensajes. no necesitamos gurús que nos guíen por el buen camino sino construir marcos políticos avanzados en que la ciudadanía tome las riendas de una verdadera democracia sin ser rehenes de constituciones caducadas como la del 78, que la mayoría del electorado actual no votó, ¿son éstas las reglas del juego: perpetuar las leyes blindadas de aquel periodo de transición? ¿O pedir diálogo desde la premisa de que la unidad de España es más importante que la libertad de elegir de los cuidadnos? Acabemos con los dogmas de la españa casposa, entremos en el nuevo siglo de una vez.

    Responder

  • Alex
    (25/12/13 12:23)
    #3

    Mas interesante leer los comentarios de la gente que el propio discurso.

    Responder

  • Maestrokenobi
    (25/12/13 12:11)
    #2

    Para liderar lo primero que hay que hacer es ser consecuente con lo que se dice. Creo que en este aspecto la monarquía es manifiestamente mejora le. No obstante la clase política está mucho peor. Los políticos, se ha demostrado, sólo se mueven por sus propios intereses y constituyen un problema más que parte de la solución.  En otro orden de cosas me llama la atención el nivel de contaminación informativa del otro periódico mayoritario en nuestra comunidad que ni siquiera hace referencia al discurso del Rey. Al final la Guardia Civil tenía mucha razón en su informe...

    Responder

  • sergio06
    (25/12/13 07:49)
    #1

    Hace falta tener cuajo"respetar las reglas del juego" , porque no las respetas tu y todos los que se sentaron ayer a cenar contigo , cuando tu y des ejemplo igual las respetan los demas

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual