Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Guia de Salud
Menu Suplemento Salud
Salud

La madre acusada de practicar la ablación a su hija no irá a la cárcel

  • De este modo se revocan la condena de dos años de cárcel y los 10.000 euros de multa a una mujer senegalesa
  • La Audiencia Nacional considera probado que la mujer consintió la extirpación del clítoris de su hija por motivos religiosos y culturales

0
Actualizada 23/12/2013 a las 16:04
Etiquetas
  • europa press. madrid
El Tribunal Supremo ha anulado la primera condena en España por practicar la ablación de clítoris a su hija en su país de origen. De este modo, el Alto Tribunal revoca la resolución de la Audiencia Nacional que condenaba a dos años de cárcel y 10.000 euros de multa a una mujer senegalesa por delitos de lesiones contra su hija.

Así, el TS estima el recurso de casación interpuesto por la acusada por entender "absolutamente insuficiente la prueba incriminatoria, abierta, insegura y no concluyente".

La Audiencia Nacional consideraba probado que la madre, inmigrante de Senegal, causó o consintió la extirpación del clítoris de su hija antes de venir a España, como consecuencia de motivos religiosos y culturales imperantes en las zonas rurales de Senegal. La ablación se detectó en una visita a un centro de atención primaria de Premiá de Mar (Barcelona), donde la acusada reside con su marido.

El Supremo entiende ahora que la única prueba incriminatoria (el testimonio del enfermero) y la interpretación que de él hace la Audiencia es "absolutamente insegura y abierta", y "en modo alguno justifica la participación consciente o negligente de la acusada en el hecho enjuiciado".

Concretamente, sobre el testimonio del enfermero, señala que las interpretaciones del mismo no tienen carácter claramente incriminatorio porque, tanto si conocían antes la agresión como si la conocieron en el centro de atención, es "lógico" que no mostraran contrariedad porque constituye una práctica generalizada en las regiones rurales de su país.

Del mismo modo, considera que no puede tildarse de conducta "irresponsable" trasladar el cuidado y custodia de la hija a la abuela materna, tal y como asegura la madre, porque nunca se espera que la madre (abuela de la niña) lleve a cabo nada que perjudique a su nieta, ni puede pensar en ello la acusada si la ablación del clítoris en normal en su país, ni podía predecir que en pocos años se iba a trasladar a España donde sí esta penado. Tampoco es posible responsabilizarla, según el TS, por el hecho de que el padre no le comunicara que en España la ablación es delito.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual