Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CATALUÑA

Mas descarta un adelanto electoral

  • El presidente de la Generalitat reitera su oferta de diálogo a Rajoy y reta a la oposición a que presente una moción de censura

0
19/12/2013 a las 06:01
  • COLPISA. MADRID
Poco a poco se va conociendo el calendario que tiene en mente Artur Mas para lo que queda de incierta legislatura catalana. Un año después de jurar su cargo y con el pacto sobre la fecha y la pregunta del referéndum debajo del brazo, el próximo y principal objetivo del presidente de la Generalitat es celebrar la consulta independentista el 9 de noviembre próximo. La duda es qué hará si no consigue el permiso para la votación. El plan B de Mas consiste en disfrazar la consulta en elecciones plebiscitarias, pero en 2016. De momento, "no tiene previsto" la convocatoria de elecciones anticipadas porque sólo trabaja con la idea de que la consulta verá la luz el año que viene y retó a la oposición a que si quiere cambiar el Gobierno catalán, lo que tiene que hacer es presentar una moción de censura y luego respetar la mayoría parlamentaria.

Los cálculos en el Palau de la Generalitat son claros. El pacto con Esquerra le permite al Gobierno catalán contar con presupuestos para 2014. Si hay consulta, nada impedirá que CiU y ERC puedan ir de la mano en los dos años que quedarán de legislatura. Pero si el referéndum no puede celebrarse, Mas cuenta con la baza de la prórroga presupuestaria para 2015 y, trampeando, poder llegar hasta 2016 y convocar las plebiscitarias en el año en que expira su mandato. Esta es la teoría. Otras cosa será la enorme dificultad política que entrañará gestionar la no celebración del referéndum del año que viene.

Hasta entonces, Mas se ha propuesto, de cara a ganar credibilidad en el ámbito internacional y que la pierda Rajoy, agotar todas las vías posibles para que el Gobierno central autorice la polémica votación. "La consulta se hará y dentro del marco legal", dijo el presidente catalán en el último pleno parlamentario del año.

Por tercer día consecutivo, emplazó a Mariano Rajoy a abrir un diálogo en torno a la consulta y le recriminó que ahora diga que no negociará las condiciones de un referéndum independentista cuando en septiembre le envió una carta en la que se comprometía a explorar un "diálogo sin fecha de caducidad" para cuestiones de "interés general de los españoles". Rajoy, en la misiva, no hablaba de manera explícita sobre la consulta, pero Mas entiende que ha habido un giro en el discurso del presidente del Gobierno. "La reacción de Rajoy ha sido decir que no habrá consulta y que no hay nada que hablar, lo contrario de la carta", se quejó el gobernante catalán.

MUJERES Y ESCLAVOS

Frente a la posición firme del PP y del Gobierno que reclaman al líder nacionalista que respete la ley por encima de cualquier otra consideración, Mas criticó que "desde el Estado" se utilicen las leyes y la Constitución como "diques de contención frente a las voluntades democráticas de los pueblos". Si las leyes fueran inmutables, dijo, "las mujeres todavía no votarían y los esclavos seguirían siendo esclavos".

Pero la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, le cerró todas las puertas, como ha hecho el presidente del Gobierno en los últimos días. El Ejecutivo central no permitirá que se convoque una consulta "ilegal" y tampoco la negociará, subrayó la dirigente popular, que se comprometió a que el PP hablará con todo el que haga falta pero siempre dentro del marco de la ley.

La presidenta del PP, que este miércoles impugnó los presupuestos de la Generalitat ante el Consejo de Garantías Estatutarias por incluir una partida de cinco millones para organizar el referéndum, recordó a Mas que si quiere celebrar una consulta legal lo que tiene que hacer es ir al Congreso a defenderla y acatar la respuesta de la democracia española.

En este sentido, CiU, ERC, ICV y CUP registraron en la Mesa del Parlamento catalán la solicitud para convocar un pleno extraordinario el 16 de enero para votar la propuesta que solicitará al Congreso la delegación a la Generalitat de las competencias para celebrar referendos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual