Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
BANDA TERRORISTA

ETA extorsionaba a los empresarios con un interés de demora del 5%

  • París juzga a tres terroristas de la estructura de chantaje del grupo terrorista

1
Actualizada 06/12/2013 a las 17:21
Etiquetas
  • EFE. PARÍS (FRANCIA)
ETA imponía un interés de demora del 5% anual a los empresarios extorsionados con el llamado "impuesto revolucionario" cuando se resistían a pagar tras habérselo exigido, según datos presentados ante el Tribunal de lo Criminal de París.

Jean-Paul Albert, el presidente de este tribunal que juzga a tres presuntos etarras de la estructura de extorsión, leyó una carta que se les requisó en un piso franco de Dax abandonado el 30 de marzo de 2005, en la que la banda se dirigía a un empresario identificado con su nombre, al que se advertía por no haber pagado lo que le habían reclamado anteriormente.

"Tu persona y tus bienes se han convertido en objetivo prioritario", escribía la organización terrorista en un mensaje programado para ser enviado en mayo de 2005 a ese empresario al que inicialmente se le habían solicitado 120.000 euros en concepto de "impuesto revolucionario", pero que por retrasarse en el abono se le aumentaba la cifra con un interés del 5 % anual, lo que hacía en total 138.915 euros.

El juez precisó que cuando se preguntó a la Policía española, a través de Interpol, para conocer la situación de esa compañía extorsionada, la respuesta fue que no había sido objeto de atentado por ETA, que le había enviado tres cartas en total.

En una serie de mensajes internos de ETA que se descubrieron en un ordenador encontrado en el piso de Dax por el que pasaron a comienzos de 2005 los tres acusados, Ekaitz Sirvent, Ainhoa Ozaeta y Peio Sánchez Mendaza, aparecían detalles de la gestión del "impuesto revolucionario" por parte de "Gezi", la estructura dedicada a eso específicamente.

En uno de ellos, leído igualmente por Albert, se daba cuenta de cómo en julio de 2004 una empresa les había pagado, pero sólo una parte del dinero reclamado, en una operación que fue objeto de vigilancia policial, según "Gezi". Razón por la cual, la organización terrorista tenía intención de lanzar una advertencia a quien había hecho de intermediario.

En otro se relataba el caso de un empresario al que se había dado una cita para abonar 60.000 euros, pero que dijo que se había perdido cuando acudía al encuentro con miembros de la banda, y aseguraba que daría el dinero al intermediario que ya conocía, que por su parte le entregaría el recibo correspondiente.

Otro texto hablaba de un grupo de conocidos cocineros que habían firmado un documento contra el pago del "impuesto revolucionario" y ETA precisaba que se lo había reclamado a algunos de ellos, pero no a todos.

"Gezi" explicaba igualmente que había empresarios que pagaban regularmente a ETA, y subrayaba que esos no debían ser puestos en el mismo nivel, ni recibir el mismo trato que aquellos a los que había que exigírselo.

En uno de los mensajes internos, se daba cuenta de los atentados organizados contra agencias inmobiliarias en Bilbao y San Sebastián en octubre de 2004.

El juez concluyó, a la vista de esos elementos, que "la persona o la célula que estaba detrás" daba "instrucciones", en una alusión a los que se sientan en el banquillo.

El fiscal, Jean-François Ricard, fue más lejos al sugerir con sus preguntas a Ozaeta que era ella la que, en el momento en que ocuparon el piso de Dax a comienzos de 2005, era responsable de "Gezi".

"¿Quién decide de todo eso, aparte de los que están al frente de la estructura?" le preguntó a la etarra el fiscal. La respuesta de la interesada fue, una vez más, el mutismo.

Al comienzo de la audiencia de hoy, Sirvent había pedido al tribunal que se guardara un minuto de silencio para "rendir homenaje" a Nelson Mandela, fallecido ayer.

El fiscal replicó para decir que le chocaba "mucho escuchar a los acusados, inculpados principalmente por extorsión terrorista en países democráticos, (...) cualquier declaración que trate de apropiarse de una personalidad humanitaria" como la de Mandela.

Igualmente consideró que el tribunal "no es un lugar para una demostración política del tipo que sea".

Albert, tras reconocer que en el pasado había guardado un minuto de silencio cuando se lo habían pedido las autoridades, decidió que el tribunal se retirara, momento que fue aprovechado por los etarras para organizar con el abundante público que hoy había acudido el minuto de silencio.


  • Gorka
    (06/12/13 19:21)
    #1

    Idealogicamente estos criminales dicen que están en contra del dinero y de que se cobren intereses a la gente. Y después resulta que ellos son los primeros en cobrar un 5% de demora a punta de pistola. Esta claro que su única ideología es matar.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual