Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
valencia

La oposición toma el control del consejo de RTVV

  • Fabra intenta recuperar el control de la Radio Televisión Valenciana con un decreto-ley
  • La legislación establece que el Gobierno autonómico nombrará de forma provisional un nuevo director general

Los trabajadores de RTVV protestan.

La oposición toma el control del consejo de RTVV

Los trabajadores de RTVV protestan.

AFP
0
08/11/2013 a las 06:01
  • COLPISA. VALENCIA
En el sainete que se ha convertido el cierre de la Radio Televisión Valenciana este jueves se vivió un episodio singular. Tras la dimisión el miércoles de la directora general y los cuatro representantes del PP en el consejo de administración, los otros cuatro vocales del PSPV-PSOE, Compromís y Esquerra Unida se hicieron con el control del ente. Un movimiento que cogió desprevenido al Gobierno de Alberto Fabra, que tuvo que improvisar sobre la marcha un decreto-ley para recuperar el timón de la radio y la televisión autonómicas

El decreto, que se publicó de inmediato en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana, establece que el Gobierno autonómico nombrará de forma provisional un nuevo director general y cubrirá las vacantes de los consejeros dimitidos para asegurar "el normal funcionamiento" de RTVV. Estos nombramientos son competencia de las Cortes autonómicas, pero ante la inédita situación el Gobierno de Fabra adoptó una medida "excepcional".

La Generalitat se vio superada por los acontecimientos una vez que los cuatro consejeros de la oposición, en cumplimiento del Estatuto de la RTVV, reunieron el consejo de administración en las instalaciones del ente autonómico y se hicieron con las riendas de la gestión de las cadenas de radio y televisión. Estos cuatro representantes del PSPV-PSOE, Compromís y Esquerra Unida no pueden ser destituidos por el Gobierno ya que fueron nombrados por las Cortes y solo ellas tienen la competencia de destituirles.

Este hecho, junto a la continuidad de la programación autogestionada por los trabajadores y con una audiencia creciente, llevó al Gobierno del PP a recurrir al decreto-ley a la desesperada. Las Cortes, en las que el PP tiene mayoría absoluta, puede revocar los mandatos de los consejeros opositores, pero el trámite parlamentario requiere un tiempo que el Gobierno no está dispuesto a conceder. El Ejecutivo, además, está incapacitado para silenciar las cadenas porque firmó un contrato programa con la RTVV que deja en manos del ente la gestión en todos sus aspectos.

BRONCA

Fabra, entretanto, logró el respaldo por unanimidad de la dirección regional del PP a su drástica decisión. Un apoyo que tuvo tibios acompañamientos de otros barones territoriales de su partido. El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, indicó que si se produjera "una situación similar" en la radio y televisión gallegas "probablemente hubiera hecho lo mismo" que Fabra. La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, recurrió al argumento empleado por el presidente valenciano de que "la prioridad" está en las políticas sociales y no en tener una televisión autonómica endeudada. Desde el Gobierno de Mariano Rajoy no se volvieron a repetir mensajes de comprensión como el del ministro de Industria, José Manuel Soria. Hubo silencio.

No callaron, en cambio, los sindicatos que instaron al Gobierno de Fabra a abrir una negociación "para evitar el cierre" o en caso contrario "habrá conflicto social". Los líderes de CCOO y UGT en la Comunidad Valenciana, Paco Molina y Conrado Hernández, advirtieron que si se cierra RTVV "habrá bronca, y no será sindical, será de los valencianos". También el comité de empresa del ente público instó al Ejecutivo del PP a abrir una negociación sobre "la viabilidad y dimensión" de la radio y televisión autonómicas. El comité negó asimismo que la readmisión de los despedidos en el ERE que fue anulado por el Tribunal Superior de Justicia suponga un desembolso de 40 millones de euros, como argumenta el Gobierno, porque se producirá "el reintegro" de las indemnizaciones percibidas por los trabajadores afectados.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual