Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ACCIDENTE DE TREN EN SANTIAGO

El atestado descarta que el maquinista se ausentase de la cabina

  • El atestado policial concluye que Francisco José G. A. presionó todo el tiempo el pedal 'hombre muerto', un dispositivo de seguridad que detiene automáticamente el tren en caso de que el conductor se ausente por un periodo
  • El conductor afirmó que creyó que no estaba en este punto del recorrido y que cuando quiso frenar, "que llegó a hacerlo"

El maquinista, saliendo este domingo de los juzgados de Santiago.

El maquinista del tren se despistó hasta el punto de no saber dónde estaba

El maquinista, saliendo este domingo de los juzgados de Santiago.

EFE
4
Actualizada 29/07/2013 a las 23:24
  • europa press. Santiago de Compostela
El atestado elaborado por la Policía sobre el accidente ferroviario registrado en Santiago de Compostela, en el que fallecieron 79 personas, concluye que el maquinista Francisco José G.A. presionó todo el tiempo el pedal conocido como 'hombre muerto', un dispositivo de seguridad que detiene automáticamente el tren en caso de que el conductor se desvanezca o se ausente de la cabina durante un período.


Si el conductor de un ferrocarril deja de presionar este dispositivo, a los 27,5 segundos el tren se hubiera frenado. Pero, según han informado fuentes de la investigación, el atestado que ha sido entregado al titular del Juzgado número tres de Santiago, Luis Aláez, recoge que el maquinista fue presionando todo el tiempo este pedal.


En su relato este domingo ante el juez, Francisco José G.A., de 52 años de edad, asumió que cometió un fallo humano por un despiste al entrar a 190 kilómetros por hora en una curva limitada a 80 kilómetros por hora, según han asegurado a Europa Press fuentes conocedoras del testimonio del conductor del convoy.

TESTIMONIO DEL OTRO MAQUINISTA


Para su atestado, la Policía intentó recoger testimonio sobre el suceso al otro maquinista que hizo el recorrido desde Madrid y que dio el relevo a Francisco José G.A. en Ourense, pero no logró localizarlo para incorporar sus declaraciones a este primer atestado, según las fuentes consultadas.

El atestado policial también alude a la necesidad de investigar las llamadas efectuadas por Francisco José G.A. Precisamente, este domingo, antes de iniciar el interrogatorio al conductor del convoy, en primer lugar se realizó en dependencias judiciales una diligencia relacionada con su móvil.

RELATO DE PASAJEROS


Lo que sí se incorporó al atestado fueron testimonios recabados entre supervivientes del descarrilamiento del tren. Así, la Policía Judicial estuvo contactando con los pasajeros que resultaron ilesos y aquellos que sus heridas les permitían desplazarse hasta dependencias policiales.


En esa toma de declaraciones se les preguntó a los pasajeros del Alvia accidentado cómo había transcurrido el viaje hasta el momento en que el tren descarriló, pasadas las 20.30 horas del miércoles en la curva A Grandeira, en el lugar de Angrois, a unos cuatro kilómetros de la estación ferroviaria de Santiago de Compostela.


La Policía, que se encargó de elaborar el atestado sobre el siniestro que entregó al juez, intentó averiguar si los pasajeros habían percibido algo que les resultase extraño durante el viaje y cómo se desarrollaron los acontecimientos posteriores al descarrilamiento.

SITUACIÓN LEGAL


Francisco José G.A. quedó este domingo en libertad, imputado por 79 delitos de homicidio, tantos como víctimas mortales ha provocado hasta ahora el siniestro, y una pluralidad de delitos de lesiones, todos ellos cometidos por imprudencia profesional.

El homicidio por imprudencia profesional está castigado en el Código Penal con la pena de prisión de entre 1 y 4 años, además de la inhabilitación para la profesión por un período de entre 3 y 6 años.

Ninguna de las partes solicitó prisión para Francisco José G.A. al no apreciarse riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas. El juez acordó su libertad provisional sin fianza, pero el maquinista tendrá que comparecer semanalmente en el juzgado que se designe.

Además, se le prohibió salir del territorio nacional sin autorización judicial durante seis meses y se le intervino de forma cautelar la licencia profesional para la conducción de ferrocarriles por igual plazo.


  • Pregunton
    (30/07/13 12:42)
    #4

    Si bien en mi opinión honra mucho al maquinista reconocer su parte de culpa, aún no las tengo todas conmigo. El reconocer un despiste, aparte de reconocer parte de culpa, es echar la parte restante al sistema de seguridad por no haber parado el tren. Sin embargo, si lo hizo adrede (Por el motivo que sea) el panorama cambia y mucho. Sin ser ferroviario ni ingeniero, leo que el ASFA hubiera detenido el tren de haber ido a más de 200km/h, lo que me mosquea es que teniendo una velocidad de crucero superior a los 220 en línea convencional y 250 en línea AVE (De la que venía), la velocidad del tren era la justa para que el sistema no lo detuviera(190). Si hubiera sido un despiste, digo yo que el tren habría seguido a 220km/h o mas, ¿no?

    Responder

  • Mejorar
    (30/07/13 09:50)
    #3

    javital dijo..
    Estoy contigo: Aunque el riesgo 0 no existe, si pueden adoptarse medidas que eviten este tipo de sucesos. A este hombre perfectamente le podía haber dado un desvanecimiento o cualquier situación anómala que le ocasionase ese despiste. Yo sigo sin entender por qué no van dos maquinistas en un tren, y por qué, desde el control, sabiendo a qué velocidad va y dónde se encuentra, no pueden interactuar con la máquina. Un abrazo para todos los afectados.

    Responder

  • RG
    (30/07/13 07:17)
    #2

    Lo van a hacer responsable hasta de la muerte de Franco.  Quién es el que conduciendo,  mismo si ha pasado muchas veces,  por un despiste, una conversación, un telefonazo, etc. pierde la noción de dónde está: se para o sale en la proxima salida y no se va más allá.  Cuando se va a más de 200 Km/h y con pasajeros; un error de estos es posible pero los sistemas de seguridad existen.  Ahora bien que por dar gusto al politico de turno en la inaguracion se dejan muchos flecos sueltos, entre ellos los de la máxima seguridad:  es otro cantar!.  El maquinista tiene interés de decir "amén" a todos los que le soplan.

    Responder

  • javital
    (29/07/13 22:53)
    #1

    A sido un error humano, pero que pague su parte de culpa el maquinista no nos puede dejar a nadie tranquilo. Hay que exigir a la administración que ponga las normas y los medios suficientes como para que el error humano no pueda tener consecuencias tan nefastas. Porque lo triste es reconocer que se pudo evitar la tragedia con  medios técnicos que ya existen pero que no se habían instalado. Mi mas sentida condolencia a todos los afectados, y nunca mais.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual