Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
INVESTIGACIÓN

Convergencia cobró 6,6 millones en comisiones ilícitas a través del Palau

  • El fiscal anticorrupción ha concluido que CDC cobró 6,6 millones de euros en "comisiones ilícitas satisfechas por Ferrovial"

3
Actualizada 14/06/2013 a las 15:54
  • EFE. Barcelona
El fiscal anticorrupción Emilio Sánchez Ulled ha concluido, tras investigar el expolio del Palau de la Música, que CDC cobró 6,6 millones de euros en "comisiones ilícitas satisfechas por Ferrovial". 

Según el fiscal, las comisiones que "se hicieron llegar a la órbita de CDC" ascienden a 6.607.605,58 euros.

El fiscal presentó este viernes en el juzgado de instrucción número 30 de Barcelona un escrito, de 36 folios, en el que resume y da por concluida la investigación, y en el que solicita la transformación en procedimiento abreviado para la preparación del juicio oral contra Fèlix Millet, Jordi Montull, Gemma Montull, Rosa Garicano, el extesorero de CDC Daniel Osácar y otra docena de personas

En su escrito, el fiscal considera acreditado que, a través del Palau de la Música, con contactos "a alto nivel", quedó "articulado un pacto criminal estable que con inicio, al menos en 1999, se prolongó, renovándose con las oportunas negociaciones hasta 2008-2009", e indica que CDC y la Fundación CAT-DEM deben "tener la consideración procesal de partícipe a título lucrativo".

Sánchez Ulled desgrana en su escrito la participación del expresidente del Palau de la Música Fèlix Millet, del ex director administrativo Jordi Montull, de la ex directora financiera Gemma Montull y de la ex directora general Rosa Garicano, en la trama para hacer "ilícitamente desaparecer" entre 2002 y 2009 para su "lucro particular directo o a otras finalidades desconocidas" más de 18 millones de euros.

El fiscal destaca que, "con independencia a los cargos formales ostentados", era Fèlix Millet quien "conducía en la práctica todas las entidades (Asociación Orfeó Català, Consorcio del Palau de la Música y Fundación Orfeó-Palau) como si fueran una sola".

Además de la apropiación de los fondos del Palau para beneficio personal de los acusados, el fiscal relata la supuesta financiación ilegal de CDC a través de "comisiones ilícitas pactadas" con la constructora Ferrovial "por o para la adjudicación de obra pública", de las que no eran conocedores los accionistas de la constructora.

Estas comisiones, según el fiscal, "se hacían llegar al entorno de esta formación política en forma disfrazada, sirviéndose para ello de la estructura jurídica-financiera del Palau de la Música" y a través de "tres concretos mecanismos".

Estos tres mecanismos eran, según Ulled: "entregas en efectivo al tesorero del partido CDC; facturación mendaz por entidades mercantiles que se prestaron a ello en beneficio de CDC; y convenios de colaboración, meramente aparentes, suscritos con la Fundación Trias Fargas, directamente vinculada al partido CDC".

Sánchez Ulled, que considera que los "altos responsables del partido" capaces de determinar las adjudicaciones "no han podido ser determinados", revela que el "esquema habitual" era que el dinero de Ferrovial llegaba a las cuentas de la asociación Orfeó Català y, una vez recibido, "una parte de la base imponible de la factura se transfería a la Fundación del Palau para sus fines legítimos, pero el resto se disponía mediante talones al portador que se hacían efectivos en ventanilla para ocultar su verdadero destino: ser entregados al responsable de tesorería de CDC".

El fiscal afirma que en una "dinámica delictiva" diferente el lucro particular de Millet y Montull, se pagaban "comisiones ilícitas a personas con ascendencia política suficiente como para influir de forma determinante en organismos competentes para adjudicar obras públicas de envergadura".

"Ferrovial-Agroman efectuó cuantiosos pagos con la finalidad de garantizarse un caudal relevante de adjudicaciones de obra pública por parte de los organismos competentes de la Generalitat u organismos públicos locales regidos por responsables de la formación política Convergencia Democrática de Cataluña", concluye el fiscal.

Ulled defiende en su escrito que las comisiones ilegales que pagaba la constructora "consistían, por regla general, en el 4 % del importe de las adjudicaciones, del cual el 2,5 % se asignaba a CDC y un 1,5 % a los intermediarios Millet y Montull, quienes a su vez se lo distribuían en un porcentaje del 80 % y 20 % respectivamente".

Ulled acusa, además de a Millet y Montull, al exdirector de Ferrovial en Cataluña Pedro Buenaventura, al ex director general de la División de Construcción de la compañía Juan Elizaga, y al exgerente de CDC Oscar Osácar, de los delitos de tráfico continuado de influencias, falsedad en documento mercantil, administración desleal continuada, apropiación indebida y blanqueo de capitales.


  • El Pirenáico
    (15/06/13 09:56)
    #3

    Está claro que en este pais, si disparas un cañon, sin apuntar, donde caiga la bomba, allí hay un corrupto. Todos los días del año con la misma cantinela. Las noticias sobre corrupción, llenando las principales portadas de los medios de información. Y mientras tanto, el partido del poder, sin hacer nada, por acabar con estos presuntos ladrones. Más bien, parece que se interesan por facilitar, que estos mal llamados ciudadanos, no sean investigados. Dando la clara impresión, que existe un proteccionismo por parte del poder político. Por otro lado, resulta indignante comprobar, como el poder acorrala a los jueces, llegando incluso, (para verguenza de todos los españoles) a ser juzgado y castigado, (caso Gurtel) Estamos, y hemos estado, gobernados por una cuadrilla de impresentables. Y mientras tanto, nos bajan los salarios, las pensiones, la enseñanza, la sanidad etc. No es una crisis económiica, lo que vivimos, es una crisis democrática. Pero, España es fuerte y aguantará todo.

    Responder

  • MarcWorld
    (14/06/13 22:32)
    #2

    Qué buena noticia. Al parecer, todos los partidos van convergiendo hacia el destape de sus delitos. La mejor noticia sería que los principales responsables acabasen en prisión, porque, de lo contrario, no se va a romper la cadena. Pero, claro, si imputados con delitos muy superiores no acaban en prisión, nunca va a tener miedo nadie a delinquir a gran escala.

    Responder

  • Un sinsentido
    (14/06/13 20:28)
    #1

    Estamos viendo continuamente en los políticos, de Andalucía, Valencia, Baleares, Cataluña. Navarra, los grandes partidos a nivel estatal, como se llevan ilícitamente "?supuestamente?" el dinero del contribuyente, pero no se ven las consecuencias, hay siguen los mismos sin dimitir, sin que los dimitan y sin ir a la cárcel.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual