Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
detención en guipúzcoa

Detenidos dos etarras, vinculados con tres atentados en Navarra

La Guardia Civil registra las viviendas de los dos terroristas

Detenidos esta madrugada en Guipúzcoa dos presuntos miembros de ETA que pertenecían a un comando 'legal' activo en 2002. Se trata de Jon Lizarribar Lasarte, de 36 años, y Rubén Gelbentzu González, de 35. Formaban parte del comando responsable de cuatro atentados, entre ellos el del coche bomba ante el Corte Inglés de Zaragoza, que se saldó con tres heridos, o el quinto atentado en la Universidad de Navarra, con daños materiales y heridos leves, ambos en 2002. Las detenciones, realizadas por la Guardia Civil, han tenido lugar en las localidades de Urnieta y Andoain aunque la operación sigue abierta. Lizarribar ya había cumplido condena por colaboración con organización terrorista. Gelbentzu, cuyo nombre aparecía en los papeles de 'Susper', también fue en su día detenido por violencia callejera.

Fotografías facilitadas por el Ministerio del Interior de Jon Lizarribar Lasarte, dcha., y Rubén Gelbentzu González.

Detenidos dos etarras, vinculados con tres atentados en Navarra

Fotografías facilitadas por el Ministerio del Interior de Jon Lizarribar Lasarte, dcha., y Rubén Gelbentzu González.

EFE
2
Actualizada 11/06/2013 a las 13:54
Etiquetas
  • efe. madrid
La Guardia Civil ha detenido este martes en las localidades guipuzcoanas de Urnieta y Andoain a dos presuntos miembros de ETA acusados de integrar en 2002 un comando que cometió cuatro atentados con bomba que no causaron víctimas mortales pero sí heridas a cuatro personas.

La operación policial se ha iniciado a las 03.00 horas de esta madrugada, cuando agentes del Instituto Armado han arrestado en Urnieta a Jon Lizarribar Lasarte, de 36 años, y en Andoain a Rubén Gelbentzu González, de 34, dos presuntos miembros del comando "Izarbeltz" de ETA, activo en el año 2002.

El Ministerio del Interior atribuye a estos dos militantes cuatro atentados cometidos ese año: la colocación el 23 de mayo de un coche bomba en el campus de la Universidad de Navarra, que causó tres heridos leves; el atentado con coche bomba en un aparcamiento del Corte Inglés de Zaragoza, donde resultó herido leve un vigilante de seguridad, cometido el 21 de junio; y la colocación, el 29 de noviembre de 2002, de sendas bombas contra la empresa "Ultracongelados Virto" de Azagra (Navarra) y la compañía "Uvesa" de la localidad navarra de Arguedas.

Tras las detenciones, la Guardia Civil ha registrado durante más de ocho horas los domicilios de los dos arrestados, a los que se han acercado simpatizantes de la izquierda abertzale para expresarles su apoyo, lo que en el caso de Urnieta ha generado momentos de tensión y forcejeos con los ertzainas que han acudido para apoyar a los guardias civiles y mantener el orden.

Según se desprende del estudio de "numerosa documentación" de ETA intervenida en Francia a varios dirigentes de la banda, el comando "Izarbeltz" (Estrella negra), al que supuestamente pertenecían Lizarralde y Gelbentzu, dependía orgánicamente de una estructura superior de ETA denominada "Basajaun", que dirigía y coordinaba, a través de etarras "liberados" venidos de Francia, a 16 colaboradores divididos en cuatro "taldes" legales -no fichados- que actuaban en suelo español.

Uno de estos grupos era el comando "Ezkaurre" -conocido también como "Los finolis"-, desarticulado en septiembre de 2003 tras el atentado contra la Ertzaintza en el Alto de Herrera (Álava), mientras que el otro comando que ya ha sido identificado era el "Izarbeltz", al que también se le llamaba "Los dos".

Un mensaje entre los responsables de "Basajaun" dirigido a la cúpula de ETA, incautado al dirigente terrorista Juan Antonio Olarra Guridi, llevó a los investigadores del Instituto Armado a vincular estos cuatro atentados sin esclarecer con las dos personas detenidas este martes.

Según la Guardia Civil, tanto Jon Lizarribar como Rubén Gelbentzu militaron en los años noventa en la organización juvenil de la izquierda abertzale Jarrai, que fue ilegalizada por el Tribunal Supremo en enero de 2007 por su vinculación con ETA.

Lizarribar había sido detenido anteriormente, el 20 de octubre de 2004, en la localidad gala de Billac, al suroeste de Francia, horas después de haber robado un vehículo en Bretenoux y de ser sorprendido y perseguido por su propietario, quien alertó a la gendarmería.

El presunto etarra, sobre el que pesaba una orden de busca y captura desde finales de 2003, iba armado, con documentación falsa y no opuso resistencia, sino que se limitó a informar que pertenecía a ETA.

En diciembre de 2007, el Tribunal Correccional de París lo condenó a seis años de cárcel por asociación de malhechores con fines terroristas y posesión ilegal de armas y de documentos falsos, así como robo de vehículo.

Fue puesto en libertad el 4 de febrero de 2009 y expulsado de Francia, tras lo que se instaló de nuevo en el País Vasco.

Por su parte, Gelbentzu fue arrestado por primera vez el 26 de septiembre de 1993 en Andoain como integrante de un grupo responsable de actos de violencia callejera, en concreto por un ataque a una estación de Renfe.

Tras quedar en libertad el 23 de abril de 1994, fue condenado por un juzgado de Tolosa (Gipuzkoa) a dos años y cuatro meses de prisión por un delito de desórdenes públicos por estos hechos.

En noviembre de 1995 fue arrestado por la Guardia Civil en San Sebastián para cumplir una condena e ingresó en prisión hasta el 27 de agosto de 1997.

En noviembre de 2003 fue detenido de nuevo, esta vez en el marco de una operación contra el aparato de captación de ETA en el que fueron arrestadas once personas en el País Vasco, Navarra y Andalucía, tras lo que quedó en libertad tres días después pero fue procesado por estos hechos.


  • ptv
    (11/06/13 13:55)
    #2

       Una alegría, enhorabuena para la Guardia  Civil. La pena que no tengamos pena perpetua, que es lo que se merecen...

    Responder

  • cosa nostra etarra
    (11/06/13 13:03)
    #1

    Enhorabuena a la Benemérita de la patria, la Guardia Civil por esta captura de malhechores terroristas que van contra el pueblo. La trena será su desazón y escarmiento de la sinrazón delictiva sicaria.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual