Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Club Siglo XXI

Aznar exige a Rajoy un reformismo de "alta intensidad"

  • Pide "estabilizar definitivamente" la estructura territorial y dice que en la Constitución hay "resortes" contra la "deslealtad de algunos"

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar.

Aznar exige a Rajoy un reformismo de "alta intensidad"

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar.

efe
3
Actualizada 11/06/2013 a las 08:25
  • europa press. madrid
El expresidente del Gobierno José María Aznar enumeró este lunes un "profundo" programa de reformas que debe llevar a cabo el Ejecutivo de Mariano Rajoy para "dar continuidad al proyecto nacional que formuló el PP ante los españoles". Dentro de ese "reformismo de alta intensidad", citó medidas como una reducción del tamaño de las administraciones públicas que ordene "eficientemente" el reparto de competencias y un sistema fiscal "al servicio del empleo y el crecimiento".

Aznar hizo estas consideraciones durante su intervención en el Club Siglo XXI en el marco del ciclo de conferencias organizado por el exministro Eduardo Zaplana con motivo del trigésimoquinto aniversario de la Constitución, un acto que contó con la asistencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Industria, José Manuel Soria. En representación del PP acudió el vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano.

Entre los asistentes también se encontraban su esposa y alcaldesa de Madrid, Ana Botella; los empresarios Luis de Rivero, Fernando Fernández Tapias y Enrique Cerezo; el exportavoz del Ejecutivo Pío Cabanillas; el exsecretario de Comunicación del PSOE Fernando Moraleda; el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty; y los parlamentarios Gabriel Elorriaga, Ana Torme y Pilar Marcos, entre otros.

Alrededor de mil personas escucharon esta conferencia de Aznar, que se produce tres semanas después de las duras críticas que él mismo lanzó en una entrevista en Antena 3 contra la gestión de Mariano Rajoy. En aquella aparición televisiva pidió bajar ya los impuestos, cumplir el programa electoral y llevar a cabo una acción política más decidida frente a la "languidez de la resignación". También dejó abierta la posibilidad de volver a primera línea de la política activa, una opción que no ven viable en su partido.

"LA RESPONSABILIDAD" CON LOS ELECTORES ES "HISTÓRICA"

Aznar, más suave en las formas en su conferencia de este lunes, recordó que el PP es el partido "que ha mantenido un voto más fiable incluso en las circunstancias menos favorables" y añadió  que "la responsabilidad" con los electores y con España en las elecciones generales de 2011 es "histórica". Y por eso dijo que ese voto debe entenderse como "un mandato para retomar un programa de reformas tan profundo como lo requiere el contexto nacional e internacional" y para dar continuidad al proyecto nacional que formuló el PP ante los españoles y en el que los votantes se reconocieron".

Dicho esto, el expresidente del Gobierno dedicó el grueso de su intervención a enumerar las medidas que deben emprenderse para "revitalizar los cinco compromisos fundamentales que definieron la Transición". A su entender, hay que "renovar para actualizar los objetivos históricos de la Transición", así como "atender y encauzar la voluntad de cambio de la que está dando muestras inequívocas la sociedad española".

En primer lugar, José Maria Aznar pidió dejar claro que "no está abierta la discusión sobre la Nación española ni sobre su soberanía", asegurando que "cualquier acuerdo nuevo se haga para reforzar la nación y no para debilitarla".

UNA CRISIS POLÍTICA QUE EXIGE "REFORMAS INCISIVAS"

En segundo lugar, apostó por "renovar y fortalecer" el funcionamiento del sistema democrático y el respeto al Estado de Derecho, ya que, según señaló, hay una crisis política que exige soluciones y reformas políticas. "Reformas incisivas para reforzar y modernizar la democracia representativa, no para liquidarla", ha avisado, para precisar que esas reformas significan "mucho más que el adelgazamiento del aparato público o el incremento de la eficacia administrativa".

Se trata, prosiguió, de asegurar la división de poderes, mejorando los procedimientos democráticos, corrigiendo la fragilidad de numerosas instituciones y reformando a fondo la organización y funcionamiento de la Justicia. Es más, dijo que los partidos tienen que ser "el cauce de las reformas", "no su dique de contención".

Y en medio de los numerosos casos de corrupción que salpican la vida política española, defendió la necesidad de llevar a cabo reformas para "asegurar el cumplimiento de la ley y la honradez en la gestión de lo público". Según dijo, "sin ley no hay democracia" y los que dicen "apelar a la democracia para que se prescinda de la ley están amenazando gravemente los fundamentos más elementales del Estado democrático de derecho".

En tercer lugar, el expresidente urgió a "estabilizar definitivamente la estructura territorial", de modo que, garantizado la unidad nacional tanto como la autonomía, se "supere el vaciamiento creciente de lo común y se asegure la igualdad de oportunidades, la igualdad de derechos y la solidaridad de todos los españoles". En su opinión, es hora de incrementar la racionalidad organizativa y económica del modelo territorial, tanto en lo que se refiere al Estado Autonómico como a los entes locales.

REDUCIR EL TAMAÑO DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

Según Aznar, reducir el tamaño de las administraciones públicas, restablecer la estabilidad y el control presupuestario de todas ellas, garantizar la unidad de mercado y ordenar "eficientemente" el reparto de competencias "parece hoy indispensable" para consolidar el Estado de las Autonomías. "Y habrá que instrumentar para ellos los cambios normativos que resulten precisos", indicó.

Sáenz de Santamaría, que escuchaba atentamente su conferencia en primera fila, presentará antes del 30 de junio el informe sobre la reforma de las administraciones públicas del Gobierno en el que un grupo de trabajo liderado por el subsecretario de Presidencia, Jaime Pérez Renovales, lleva trabajando desde hace varios meses.

Ante el órdago soberanista de Artur Mas, afirmó rotundo que el esfuerzo que los españoles han realizado para alcanzar el compromiso que equilibra unidad y diversidad en el Estado Autonómico "no puede ser malbaratado por la gravísima deslealtad de algunos". "Y en nuestra Constitución, tanto como en la decidida voluntad de convivencia de los españoles, hay resortes suficientes para evitarlo", proclamó.

En cuarto lugar, Aznar apostó por "flexibilizar y estabilizar la economía" alegando que es "lo que necesitan las clases medias y lo que hará posible el bienestar". Y en este punto, pidió de nuevo una bajada de impuestos.

"Nuestro sistema fiscal no se adapta a la sociedad de hoy. Es necesario cambiarlo y ponerlo al servicio del empleo y del crecimiento, no al servicio de las administraciones. No podemos resignarnos a ser la sociedad que nuestras administraciones nos imponen. Ellas tienen que servir a la sociedad que queremos", aseveró.

Además, el expresidente del Gobierno ha asegurado que es "preciso" renovar el pacto social para adaptarlo a tres circunstancias que no se votan en las elecciones sino que son realidad: la unión monetaria, una economía global y una demografía y una esperanza de vida que "obligan a cambiar políticas y modelos" para hacer sostenible el Estado de Bienestar.

Finalmente, como quinto objetivo nacional Aznar aseguró que hay que "recobrar" la posición de España en Europa y en el mundo. "Alcanzar esos objetivos exige de todos una actitud constructiva y decidida, la actitud de no estar contra nadie sino de estar con los españoles", proclamó.

Durante su intervención, Aznar lanzó duras críticas contra el PSOE y la gestión de José Luis Rodríguez Zapatero, acusando a la izquierda de no adaptarse a los cambios globales, no "anticipar" la crisis e iniciar, junto al nacionalismo, "el camino de vuelta hacia políticas de exclusión" como el Pacto de Tinell.


  • Diosmíoquéhorror
    (11/06/13 18:03)
    #3

    Por favor, éste y el camarada Mariano que se dejen aconsejar por un asesor de imagen, es que vaya pinta que tienen con esos botellones de tinta china que se echan por la cabeza y luego con la raspa de los fósforos en el bigote.

    Responder

  • Agraznar
    (11/06/13 16:13)
    #2

    ¿Aznar exige? ¿Quién es Aznar?

    Responder

  • Yo me lo guiso yo me lo como
    (11/06/13 10:17)
    #1

    Pero a este tío: ¿Quién lo ha elegido?. Por que a Mariano si sabemos quién lo eligio. El mismo Jose Mari. Jose Mari ¿ Te sientes culpable?

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual