Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Nacional Nacional

La Hemeroteca
CÁMARA ALTA

El PP pide ceñir la reforma del Senado a cambiar sus funciones

1
Actualizada 25/12/2012 a las 12:16
  • EUROPA PRESS. MADRID
El portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, ha apostado por ceñir la reforma en marcha del Senado a cambiar sus funciones y darle prioridad legislativa en algunos asuntos sin tener que reformar la Constitución, aunque se ha confesado "abierto a todos los debates". 

En una entrevista, Barreiro ha insistido en que el sistema parlamentario español es bicameral y que el Senado es "cámara de reflexión". Ha subrayado además que el grupo de trabajo creado para reformar el Senado parte de una moción aprobada en Pleno en la que se apuesta por un cambio de las "funciones" de la Cámara, que sea por ejemplo de primera lectura en asuntos autonómicos.

"Es un marco de partida que puede ser suficiente para dar al Senado una mayor relevancia en relación a los trámites y que aquellas cuestiones de carácter territorial se debatan en primera lectura en el Senado", ha explicado el dirigente 'popular'. 

José Manuel Barreiro tampoco se muestra decidido a reabrir el debate sobre las lenguas autonómicas en los plenos del Senado, el uso de los famosos 'pinganillos' y el recurso a traductores de euskera, catalán, valenciano y gallego, algo a lo que el PP se opuso en la pasada legislatura pero que no ha revocado, pese a su actual mayoría absoluta.

"Todo el mundo entiende que en este momento la preocupación del Congreso y del Senado tiene que ser la que tiene la gente en la calle", aclara, tras reiterar su preferencia por el uso exclusivo del castellano. "No digo que sea un tema menor, pero si uno se fija, todos los debates están centrados en la corrección de esta situación (de crisis económica)", alega.

REFORMAR SOLO EL REGLAMENTO

Otros grupos, sin embargo, creen que es el momento de una reforma en profundidad, de la composición y elección de la Cámara. Ello implicaría una reforma constitucional, de la que Barreiro duda. "Vamos a verlo. Vamos a ver si podemos avanzar reformando el Reglamento", ha señalado el portavoz.

En términos parecidos se refiere a la posible reducción del número de senadores, al igual que los parlamentos autonómicos están planteando esta cuestión. "No digo que no. Habrá que discutirlo y verlo. Primero, si se puede reducir senadores y diputados sin tocar la Constitución. Sería la primera reflexión", insiste Barreiro.

El senador gallego insiste en el carácter bicameral del sistema parlamentario español y defiende en este contexto que el Senado no tenga el "protagonismo" del Congreso. "Es más, creo que no sería bueno que lo tuviese porque entonces no estaría cumpliendo bien su función de cámara de reflexión, que posibilita que las normas salgan mejoradas en relación con lo que ha aprobado el Congreso", explica.

El portavoz se ha mostrado comprensivo con quienes apuestan por reducir las instituciones y especialmente el número de políticos que trabajan en ellas. "La sociedad está viviendo grandes dificultades y cuestiona todo aquello que tiene que ver con la actividad política", argumenta.

Ha asegurado que la "inmensa mayoría" de sus compañeros de profesión son honrados, pero los ejemplos contrarios sumados a la crisis económica "llevan a esta situación". "El político tiene que ser como la mujer del César", concluye.

EL MARCO DE LA REFORMA

La ponencia que estudia la reforma del Senado tiene que emitir un informe antes de junio. Empezó a trabajar en septiembre, escuchando las aportaciones de diversos expertos; los servicios de la cámara harán una recopilación y los grupos realizarán propuestas.

La moción aprobada y que marca el camino del trabajo es clara: convertir el Senado en cámara de primera lectura (por delante del Congreso) en asuntos autonómicos y relativos a las entidades locales y dotarle además de "una mayor intervención" en las proposiciones de ley originadas en su seno también de corte autonómico y local y en las planteadas por las CC AA.

Se abordará además "cualesquiera otras reformas de las funciones" del Senado que sirvan a los fines que se persiguen: reforzar el papel de cámara de representación territorial de la Cámara Alta. Para los socialistas, por ejemplo, esta coletilla final abre la puerta a convertirla en foro multilateral entre el Estado y las CCAA. 


  • Ciceron
    (26/12/12 08:59)
    #1

    Ya estamos con un mal lavado de cara. El senado tiene que ser más pequeño. Dos senadores por autonomia o 1 por provincia (vamos una camara con muy pocos "representantes" pero más trabajadores) . Y debe convertirse en la cámara en donde los problemas de esas circunscripciones se lleven y debatan y arreglen. Vamos algo parecido al de Estados Unidos. Así sería eficaz y menos costoso. Pero los partidos perderían el manejo de sus "comensales" y el poder de las listas, que deberían ser abiertas. Un apena otra oportunidad perdida para que los políticos se acerquen de una vez a los ciudadanos. Ya ni se molestan en leer el discurso del Rey, que tampoco es santo de mi devoción. Pero a veces dice o lee algo con sentido-

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual