Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CONMEMORACIÓN

Noruega recuerda a víctimas de atentados con mensaje de apertura y diversidad

Una bandera noruega a las afueras de la catedral de Oslo recuerda a las víctimas de los atentados del pasado 22 de julio

Noruega

Una bandera noruega a las afueras de la catedral de Oslo recuerda a las víctimas de los atentados del pasado 22 de julio

REUTERS
0
21/08/2011 a las 19:14
  • EFE. OSLO
Noruega envió este domingo un mensaje por la libertad, la democracia y la diversidad en la ceremonia celebrada en el Spektrum de Oslo en recuerdo de las víctimas de los atentados del 22 de julio, perpetrados por el ultraderechista Anders Behring Breivik y en los que murieron 77 personas.

La defensa de esos valores, así como de la solidaridad, la unidad y la apertura, estuvieron presentes en los discursos pronunciados al principio y al final de la ceremonia, respectivamente, por el rey Harald y por el primer ministro, el laborista Jens Stoltenberg.

El monarca señaló que la "tragedia" del día 22 "nos ha recordado lo fundamental que nos une en nuestra sociedad multicultural y diversa" y que la libertad "es la mayor seguridad" que existe.

"Como nación debemos llevar este tiempo en nuestros corazones, en nuestra experiencia. Hemos sido despertados a una nueva conciencia sobre lo que realmente significa algo para nosotros", dijo al final de su alocución Harald V.

El monarca a duras penas pudo contener el llanto, al igual que en el palco su nuera, la princesa Mette-Marit, que perdió a un familiar en la masacre de la isla de Utøya.

Unidad y responsabilidad para defender la libertad y la democracia fue la idea central sostenida por Stoltenberg en su intervención, que se cerró con el Spektrum en pie y aplaudiéndole.

Stoltenberg animó a "luchar contra la violencia con todas las armas de la democracia" y apeló a cada noruego, sin tener en cuenta su origen o su religión, a emprender ese camino.

"Independientemente de dónde vivas, independientemente de a qué Dios adores, cada uno de nosotros puede asumir la responsabilidad, cada uno de nosotros puede defender la libertad. Juntos haremos una unión irrompible de ayuda, democracia y seguridad. Es nuestra defensa contra la violencia", dijo emocionado.

El primer ministro agradeció su papel a quienes ayudaron en las labores de rescate de los atentados, aunque admitió que existen muchas preguntas acerca de la actuación de las autoridades que deben de ser respondidas "para seguir adelante".

La emoción dominó una ceremonia que tuvo su momento culminante cuando cinco actores noruegos fueron leyendo en alto los nombres de los muertos, mientras en la pantalla del escenario iba pasando una foto de cada uno, con el recinto iluminado por miles de pequeñas luces y en un silencio sobrecogedor sólo alterado por algún llanto.

Aunque hubo momentos para el dolor y el llanto en las actuaciones musicales, las lecturas de textos literarios, los discursos y las intervenciones grabadas en vídeo de supervivientes y heridos en los atentados dominaron un tono optimista y la defensa de los valores de la sociedad democrática noruega y de la diversidad.

Como en un vídeo en el que un pastor, una humanista, un rabino, un hindú, un budista y un imán noruegos llevaron un mensaje de paz, o en las palabras de Magdi Omar Yttreeide, de procedencia egipcia y miembro del dúo de rap Karpe Diem con Chirag Patel, de origen indio.

"Nunca nos hemos sentido tan noruegos y tan poco distintos como después del 22 de julio. Algo cambió, y quizás sea inocente, pero desearía que ese cambio durase siempre", dijo Yttreeide antes de cantar "Tusen tegninger" (Mil signos), un himno a la tolerancia en medio de un programa musical muy ecléctico y emotivo.

La ceremonia reunió a la Noruega oficial, supervivientes y familiares de las víctimas un día antes de que se cumpla un mes desde que Breivik explosionó un coche bomba en el complejo gubernamental de Oslo y perpetró una matanza en el campamento de las Juventudes Laboristas en la isla de Utøya, al sur de la capital.

Entre los más de 6.000 invitados, estaban también miembros de los servicios de atención sanitaria y de rescate, así como otras personas que participaron en las tareas de ayuda tras los atentados.

También estuvieron los primeros ministros de los otros países nórdicos, los presidentes de Finlandia e Islandia, el príncipe heredero Federico de Dinamarca y la princesa heredera Victoria de Suecia, que antes de la ceremonia hicieron una ofrenda floral delante de la catedral de Oslo.

La ceremonia, que culminó tres días en recuerdo de las víctimas en los que sus familiares y los supervivientes visitaron los escenarios de la tragedia, se cerró con la interpretación de "Til ungdommen" (A la juventud), una pieza que ya había sonado el pasado día 24 en la catedral de Oslo para recordar a las víctimas.

"Til ungdommen" es una adaptación del poema homónimo del escritor y periodista noruego Nordahl Grieg, una invitación a la paz y a la solidaridad que éste escribió inspirado en la Guerra Civil Española, que luego cubrió como periodista.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual