Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
SIRIA

La ONU y la UE presionan a Al Assad para que abandone el poder

  • Han difundido un informe elaborado por la misión que ha visitado recientemente el país, en el que constata numerosos casos de asesinatos y desapariciones, tortura, detención ilegal y acoso

El presidente sirio

El presidente sirio

El presidente sirio

EFE
0
Actualizada 18/08/2011 a las 16:16
  • EFE. GINEBRA
La ONU incrementó la presión sobre Siria denunciando la posible comisión de crímenes contra la humanidad en la represión de las protestas opositoras y convocando una sesión extraordinaria de su Consejo de Derechos Humanos.

Horas después de que el presidente sirio, Bacher El Asad, comunicara por teléfono al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon el cese de la represión, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos difundió el informe elaborado por la misión que recibió en abril pasado el mandato de averiguar lo ocurrido en Siria.

La misión nunca tuvo la autorización de Damasco para entrar en el país, pero las entrevistas a 180 testigos y los exámenes forenses realizados a heridos y torturados que huyeron del país llevaron a la ONU a concluir que hubo "una pauta de violación de Derechos Humanos, con ataques generalizados y sistemáticos contra la población civil".

Estas violaciones "pueden ser constitutivas de crímenes contra la humanidad, como lo establece el artículo 7 del Estatuto de Roma", según el informe, que documenta con precisión numerosos casos de asesinatos y desapariciones, tortura, detención ilegal y acoso.

La credibilidad que la misión da a los testimonios queda reflejada en el hecho de que el Alto Comisionado recuerda a la comunidad internacional que "tiene la responsabilidad de intervenir" cuando un Estado no protege a su población de crímenes de este tipo "tomando acciones de protección colectivas, oportunas y firmes".

Por ello, este organismo instó al Consejo de Derechos Humanos de la ONU a que urja al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas "a hacer un llamamiento al cese inmediato de las agresiones a la población civil y a considerar la posibilidad de referir la situación en Siria ante la Corte Penal Internacional".

Entre los meses de marzo y julio, esta misión recogió y corroboró los testimonios de testigos, fuera y dentro del país, acerca de "numerosas ejecuciones sumarias" en el marco de la represión de las manifestaciones contra el régimen del presidente, Bachar el Asad, y pudo confirmar las identidades de 353 víctimas de esas ejecuciones.

La misión destacó que la mayoría de muertes en las protestas se debieron a los disparos realizados por las fuerzas gubernamentales, tanto militares como policiales, y consideró probada la existencia de un "modus operandi" deliberado para causar bajas civiles.

"Se ha asesinado a civiles utilizando a tropas sobre el terreno, a francotiradores desde los tejados y a la fuerza aérea", afirmó.

"La existencia de una aparente política de 'disparar a matar' concuerda con el hecho de que la mayoría de las heridas de bala que presentaban las víctimas se localizaron en la cabeza, en el pecho y en general en la parte superior del cuerpo", agregó la misión.

La investigación de la ONU recoge el testimonio de desertores del ejército y de policías que aseguraron haber recibido órdenes inequívocas de utilizar munición real contra las protestas.

"Los que no disparaban contra los civiles, eran tiroteados por la espalda por otros oficiales de la seguridad o por unidades de los "shabiha" (matones del régimen)", se señaló en estos testimonios, según los cuales no se hacía distinción entre los civiles.

"Los oficiales disparaban a menudo de manera indiscriminada contra los civiles, a corta distancia y sin aviso previo. Muchos niños y mujeres fueron asesinados", indicó el Alto Comisionado, que también recogió la versión de testigos sobre el uso de tanques, helicópteros y ametralladoras en zonas urbanas de todo el país.

Sobre las ejecuciones sumarias, la ONU precisó que se llevaron a cabo "fuera del contexto de las manifestaciones".

"Hay informaciones relativas a lo ocurrido el 1 de mayo en Dar'a, donde unos 26 hombres con los ojos vendados fueron fusilados sumariamente en un estadio de fútbol transformado en cuartel general de las fuerzas de seguridad en esa región. Las ejecuciones también ocurrieron en el asedio a ciudades y en registros de casas".

La misión no pudo verificar las reiteradas denuncias acerca del asesinato en hospitales de heridos en las protestas, pero constató "un alto y consistente nivel de miedo entre los civiles a la hora de ir a los hospitales, hasta el punto de preferir no recibir tratamiento médico por el riesgo de ser detenido y asesinado".

Se denuncia asimismo la inhumación de un número indeterminado de víctimas en fosas comunes, en "un intento de ocultar las muertes", y el "asesinato de personas heridas metiéndolas aún vivas en las neveras de los depósitos de cadáveres de los hospitales".

El Alto Comisionado difundió este informe horas después de que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU anunciara la convocatoria de una reunión extraordinaria el próximo lunes en Ginebra para tratar sobre los últimos acontecimientos en Siria.

Será la segunda reunión extraordinaria que celebra este año el Consejo de Derechos Humanos sobre la situación en Siria, tras la celebrada el pasado 29 de abril, al inicio de las protestas opositoras contra el régimen del presidente Bacher el Asad.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual