Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EL 11-S, DIEZ AÑOS DESPUÉS

"Estamos bien, pero tú nos faltas"

  • "No tengo una tumba para llorar a mi hermano, así que será difícil dejar este lugar"

Imagen de la noticia

"Estamos bien, pero tú nos faltas"

Una mujer llora en el Memorial del 11-S en Nueva York recordando la pérdida de su hijo. AFP

Imagen de la noticia

"Estamos bien, pero tú nos faltas"

Una mujer policía, con su hija, en el Memorial de la nueva "zona cero". AFP

0
Actualizada 12/09/2011 a las 01:05
  • DPA. NUEVA YORK

Fue un día de dolor, de duelo, no de rabia. Un día de tonos suaves, no de frases combativas. A diez años del 11 de septiembre de 2001, Nueva York, EE UU y el mundo entero recordaron a las casi 3.000 víctimas de los ataques terroristas. Fue un día del recuerdo y la memoria, pero también del optimismo y la mirada al futuro. "Nos faltas" fueron las palabras más pronunciadas mientras se leyeron los nombres de las 2.983 víctimas.

Sólo un segundo se demoró en leerse cada nombre. Pero las miles de víctimas prolongaron durante horas este momento. "Era mi hermano" o "era mi madre", agregaron algunos de los familiares durante la lectura de los nombres de los fallecidos. En muchos momentos, la congoja les impidió pronunciarlos.

"Te extrañamos. Te amamos. Estamos bien y nuestros hijos son grandiosos, pero tú nos faltas", expresaron otros mostrando su dolor. Portaron fotos o vistieron camisetas con las imágenes y nombres de sus seres queridos. Hasta de familias enteras. "Kathy Smith. Nunca te olvidaremos. Para siempre estarás en nuestro corazón".

Sin discursos

El presidente Barack Obama estuvo ahí, con su esposa Michelle y con el expresidente George W. Bush, junto a su mujer Laura. No hubo discursos. Obama sólo leyó un salmo de la Biblia y Bush, un extracto de una carta que envió el presidente Abraham Lincoln en 1864 a su madre, que había perdido a cinco hijos en la Guerra de Secesión norteamericana.

Pero fueron las víctimas las que ayer tuvieron rostro. "Vinimos aquí para celebrar su vida", señaló Tania, que perdió a su hermana Marlyn García en los ataques. "Ella tenía 21 años. Pienso todos los días en ella. No es fácil", relató.

Kevin James trabajaba en Marsh & McLennan y acababa de cumplir 40 años. "Tal vez estaba sentado en su escritorio como todos los días. Tal vez estaba leyendo el periódico y tomaba un café en el momento en el que impactó el avión", señaló su hermana, Mary Beth Dougherty. "Sus colegas dijeron que él siempre llegaba el primero", añadió.

"No fue difícil llegar aquí, pero será difícil dejar este sitio", dijo la hermana de Kevin, quien, al igual que a muchos otros, no le queda más que el recuerdo. "No tengo una tumba para llorarlo".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual