Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

Entre el júbilo y el miedo

  • Trípoli, la capital, y los núcleos de la periferia viven la entre dos sentimientos la revuelta

Imagen de la noticia

Entre el júbilo y el miedo

Un rebelde libio alza su rifle en un gesto triunfal al entrar en Trípoli. REUTERS

0
Actualizada 23/08/2011 a las 01:03
  • COLPISA/AFP. TRÍPOLI

TRÍPOLI amaneció ayer con sentimientos contrarios, entre el júbilo y el miedo, mientras los rebeldes jugaban al gato y al ratón con los soldados leales a Muamar Gadafi, que siguen resistiendo, situando francotiradores en posiciones ocultas y disparando desde vehículos.

Todavía hay pocos puntos de control de la rebelión en las calles agujereadas de la capital, señal de que los insurgentes aún no tienen el control total de la ciudad.

Al día siguiente de una importante incursión en Trípoli, los rebeldes esperan la llegada de miles de guerrilleros de la revolución procedentes de regiones ya liberadas del país como refuerzo.

La rebelión, sin embargo, duda sobre qué estrategia adoptar para la toma de la ciudad: o rápidamente a través de las grandes avenidas, pero exponiéndose a los francotiradores situados en los tejados de los edificios, o lentamente, por el laberinto que forman las callejuelas.

Los muros de hormigón de Trípoli se han llenado de grafitis anti Gadafi y pro revolución, muchos de los cuales exigen la libertad y la caída del líder libio, en el poder desde hace 42 años, al que la mayoría de los ciudadanos considera un loco.

Los residentes están cansados después de haber pasado gran parte de la noche despiertos, festejando con comida, bebidas y cigarrillos los acontecimientos en la capital y el final del ayuno de una nueva jornada del mes sagrado del Ramadán.

"Todos son guerrilleros"

En el barrio de Gorji, en el suroeste de la capital, los habitantes acogieron con alborozo a los guerrilleros revolucionarios.

"Los rebeldes de las montañas y de Zauiya están ahora en la plaza de los Mártires -el nuevo nombre dado por la rebelión a la plaza Verde, donde solían reunirse los partidarios de Gadafi- y en las calles colindantes", declaró un vecino, Saad Zaidi, cuando regresaba de las celebraciones.

"Pero hay francotiradores llegados de Chad escondidos en la Ciudad Vieja y, de vez en cuando, se pueden oír disparos de morteros. Pero no sabemos de dónde son lanzados", agregó.

Abdelrahman ben Jama, como la mayoría de los habitantes de Gorji, sólo quiere una cosa: participar en los combates.

"No tengo armas, pero quiero proteger este barrio porque es el mío. No tenemos suficientes armas, pero queremos todas las que sean posibles para poder deshacernos del dictador. Aquí, cada uno es un guerrillero", afirmó Ben Jama.

"Incluso las mujeres nos han apoyado, moralmente, están muy contentas de lo que está sucediendo", añadió.

Los vecinos están nerviosos y tensos, porque no saben lo que ocurrirá en los próximos días o semanas, pero están felices de ver lo que consideran el final de Gadafi.

"Gorji fue el primer barrio en manifestarse contra Gadafi, 100 personas han sido detenidas desde el inicio de la revolución y todavía no sabemos nada de ellos", se lamentó Abubakr Wanis.

CLAVES

1 Dudas ante la estrategia. Los rebeldes se encuentran ante el dilema de cómo avanzar: rápido por las avenidas, expuestos a los francotiradores; o por el laberinto de callejuelas, más lentamente.

2 Bolsas de resistencia. Por toda la ciudad hay francotiradores ocultos y pequeños grupos de fieles a Gadafi que aún luchan.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual