Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

El regreso de Strauss-Kahn

  • Después de lo ocurrido en Nueva York, los franceses dan ahora la espalda a DSK como candidato electoral

Imagen de la noticia

El regreso de Strauss-Kahn

Un saludo del matrimonio desde la puerta de su residencia parisina. AFP

0
Actualizada 05/09/2011 a las 01:02
Etiquetas
  • EFE. PARÍS

EL ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn regresó ayer a Francia, donde se espera que en los próximos días dé explicaciones sobre las acusaciones en su contra por agresión sexual y clarifique su futuro político.

Strauss-Kahn, sonriente, apareció junto a su mujer, Anne Sinclair, en las primeras imágenes en suelo francés a su regreso de 16 semanas de tormenta judicial en EE UU, y se encargó de anunciar, por boca de su consejera de prensa, que ayer no iba a hacer declaraciones, sin precisar cuándo se producirán ni en qué forma.

La llegada desde Nueva York a París de Strauss-Kahn con Sinclair se produjo en medio de un torbellino mediático, pese a que el hasta hace cuatro meses director del FMI y principal favorito para ganar las elecciones presidenciales francesas en 2012 tomó el vuelo anterior al previsto.

Sin embargo, cuando su avión tocó tierra pocos minutos después de las 07.00 horas, decenas de periodistas lo estaban esperando en la terminal del aeropuerto Charles de Gaulle, además de un nutrido cordón policial que le protegió del acoso y de alguna acción de protesta, que se había contemplado pero que, finalmente, no se produjo.

Un grupo de motoristas con cámaras siguió al político socialista desde al aeropuerto hasta su casa, ubicada en la céntrica plaza de los Vosgos -uno de los lugares más exclusivos de París-, donde el matrimonio apareció de nuevo sonriente, aunque silencioso con la prensa, de la que él se despidió con un "hasta pronto".

A la espera

Los abogados de Strauss-Kahn le aconsejaron no dar detalles sobre lo que ocurrió en la mañana del 14 de mayo en la habitación que ocupaba en el hotel Sofitel de Nueva York con la empleada Naffissatou Diallo, que después le denunció por haberla agredido sexualmente.

Pese a que la Fiscalía estadounidense retirara el 23 de agosto la acusación de agresión sexual, entendiendo que fue "sexo consentido", el caso va a continuar, dada la voluntad de Diallo de demandar a Strauss-Kahn por lo civil para pedir una indemnización.

Antes de volver a Francia, el político pasó unos días en Nueva York y Washington -donde visitó a sus antiguos compañeros del FMI- después de que el juez Michael Obus retirara todos los cargos por agresión sexual e intento de violación.

Sin embargo, Strauss-Kahn tiene abierta en Francia desde julio otra demanda, de la periodista y escritora Tristane Banon, que le acusa de haber intentado violarla en febrero de 2003.

La cadena de televisión France 2 avanzó ayer que la Justicia francesa organizó para esta semana un interrogatorio del ex director gerente del FMI para que pueda aportar personalmente su versión de unos hechos, que él ya calificó de "imaginarios" y a los que replicó inmediatamente con una denuncia por calumnias contra Banon.

Esas cuestiones pesarán en el futuro político del político socialista, que también debería dar pistas sobre sus ambiciones en ese terreno, en particular, explicar su posicionamiento de cara a las primarias del Partido Socialista, que los demás candidatos encarrilaron sin él.

Las encuestas

Los sondeos de los últimos días evidencian que la inmensa mayoría de los franceses, no sólo no quieren que Strauss-Kahn vuelva a la primera línea del debate político, sino que muestran sus preferencias por otros candidatos socialistas con capacidad para vencer a Sarkozy en 2012.

De este modo, y según el sondeo de Ifop publicado ayer por Le Journal du Dimanche, François Hollande ganaría en una segunda vuelta con un 59% de los votos al actual jefe del Estado, que obtendría un 41%.

Lo mismo ocurriría si la candidata socialista fuera Martine Aubry, que conseguiría un 54% de los sufragios en la segunda vuelta, frente a un 46% para Sarkozy.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual