Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ISRAEL

El exprimer ministro Olmert, procesado por el mayor escándalo de corrupción del país

  • "Es un verdadero escándalo (..) Olmert nunca ha aceptado sobornos", protestó Amir Dan, portavoz del ex primer ministro en una primera respuesta a la notificación oficial de la Fiscalía de Delitos Económicos e Impuestos
  • Además de Olmert están procesadas otras 17 personas, entre ellas la directora de su oficina, Shula Zaken y el también ex alcalde de Jerusalén Uri Lupolianski

El exprimer ministro israelí, Ehud Olmert, esperando el comienzo de su juicio en febrero de 2010

El exprimer ministro israelí, Ehud Olmert, esperando el comienzo de su juicio en febrero de 2010

EFE
0
Actualizada 05/01/2012 a las 16:38
Etiquetas
  • EFE.JERUSALÉN
El ex primer ministro israelí Ehud Olmert y otras 17 personas fueron procesadas este jueves por varios delitos de soborno, lavado de capital, falsificación de documentos y tráfico de influencias, en uno de los mayores escándalos de corrupción en la historia de Israel.

"Es un verdadero escándalo (..) Olmert nunca ha aceptado sobornos", protestó Amir Dan, portavoz del ex primer ministro en una primera respuesta a la notificación oficial de la Fiscalía de Delitos Económicos e Impuestos, a cargo del caso.

El que fue jefe del gobierno israelí entre enero 2006 y febrero de 2009 recibió la notificación oficial de su procesamiento a primera hora de la mañana, poco después de la entrega del acta de acusación a los tribunales de Tel Aviv.

El escándalo en esta ocasión -Olmert tiene otros tres casos pendientes con la justicia-, tiene que ver con presuntas autorizaciones municipales a varios proyectos de construcción en la ciudad santa entre 1993 y 2003, cuando Olmert era alcalde.

Entre ellos figura el mayor proyecto en décadas, Holyland, un complejo de miles de viviendas de lujo en un cerro del sur de Jerusalén.

La Fiscalía dice tener pruebas de que a cambio de autorizaciones extraordinarias para que los constructores se excedieran de los permisos normales de la Comisión Urbanística municipal, el entonces alcalde y otros altos funcionarios obtuvieron sumas millonarias.

Además de Olmert están procesadas otras 17 personas, entre ellas la directora de su oficina, Shula Zaken; el también ex alcalde de Jerusalén Uri Lupolianski; el ex jefe de la Administración Nacional de Tierras Yaacov Efrati; el ex ingeniero de la ciudad Uri Shitrit y los empresarios, abogados y firmas que pagaron o tramitaron los sobornos.

Los delitos fueron cometidos a través de una persona que llevaba el dinero de mano en mano y que actúa de testigo de cargo.

El portavoz del ex primer ministro aseguró que "se trata de un testigo de poca credibilidad" y se quejó de que la Fiscalía no concediera siquiera el derecho de audiencia preliminar que corresponde a un alto funcionario como un ex jefe de gobierno.

También denunció que se presente la acusación contra Olmert cuando se ventilan otros expedientes contra él, los conocidos como "Rishon Tours" (por facturación doble de viajes semioficiales), "Sobres en metálico" (por otro presunto caso de soborno) y "Centro de inversiones" (por nombramiento ilícito de allegados en entidad pública).

"La presentación del acta justo ahora va contra toda normal moral de decencia básica y supone un intento de influir en los tribunales que tratan otro caso de Olmert en el que están a punto de fallar", declaró el portavoz a medios locales.

El caso Holyland estalló después de que Olmert abandonara en el primer trimestre de 2009 la jefatura del gobierno israelí, a la que había llegado en enero de 2006 por incapacidad física de su predecesor, Ariel Sharón, en estado de coma desde entonces por un derrame cerebral.

La gestión de Olmert, un moderado y pragmático político derechista que se salió de las filas del nacionalista Likud para fundar Kadima en 2005, se caracterizó por los avances en las negociaciones de paz con los palestinos, que sin embargo se vieron truncadas en la segunda mitad de 2008 por los sucesivos escándalos de corrupción que le salpicaban y después por la ofensiva militar en Gaza "Plomo Fundido".

Olmert también se vio perjudicado en 2006 por el fracaso del Ejército frente a la milicia libanesa chií Hizbolá durante la llamada en Israel "Segunda Guerra del Líbano".

Según el acta de acusación el caso particular de Holyland se extiende desde 1999 a 2007, aunque no describe si también como jefe de gobierno Olmert actuó para defender los intereses de los empresarios que presuntamente le habían sobornado siendo alcalde de Jerusalén.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra