Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Desactivada en Alemania una bomba de 1,8 toneladas de la II Guerra Mundial

  • Las comunicaciones por carretera y tren quedaron cortadas y se puso en marcha un dispositivo de emergencia

Imagen de la noticia

Un artificiero, junto a la bomba de la II Guerra Mundial desactivada ayer en la ciudad de Coblenza. REUTERS

Imagen de la noticia

La ciudad alemana, vacía. AFP

0
Actualizada 05/12/2011 a las 01:03
Etiquetas
  • ENRIQUE MÜLLER . COLPISA. BERLÍN

Coblenza, una pequeña y hermosa ciudad turística alemana donde el romántico río Mosela desemboca en el Rin, se convirtió ayer en una ciudad fantasma, patrullada por soldados y rodeada por un cordón de seguridad que impedía el ingreso al centro histórico. La estación de ferrocarriles fue clausurada, el tráfico fluvial se detuvo en el río Rin y un aire de inquietud contaminó las calles de la localidad a causa de una orden perentoria que recibieron decenas de militares para desactivar una bomba de la II Guerra Mundial de 1,8 toneladas.

A las 06.30 horas, miembros del Ejército comenzaron a patrullar las calles para recordar a las personas que aún se encontraban en sus viviendas que tenían tres horas para abandonarlas.

"Teníamos orden de abrir las puertas si la gente se negaba a salir", admitió un soldado. Pero a esa hora, Coblenza se había convertido en una ciudad fantasma. Más de 45.000 personas, la mitad de la población, acataron sin protestar las instrucciones.

La mayor evacuación de una ciudad alemana desde el final de la II Guerra Mundial ya había comenzado el miércoles con el traslado de los pacientes de las unidades de cuidados intensivos de dos hospitales, a los que siguieron el sábado los enfermos ingresados en otras salas, así como los residentes de siete centros de ancianos y 200 reos de una cárcel.

Asimismo, más de 2.000 voluntarios cerraron todos los accesos a una vasta zona de la ciudad. Nadie debía encontrarse a menos de dos kilómetros de la ribera del río Rin, donde yacía la bomba, lanzada por la aviación británica durante la guerra.

Las sorpresas del río

Por más de 65 años, el Rin ocultó la bomba, pero, a causa de la sequía, el nivel de la vía fluvial bajó a niveles que nunca antes se había visto y, el 20 de noviembre, un grupo de transeúntes descubrió el artefacto, que tenía el poder, si lograba estallar, de destruir el centro de la ciudad. El río también albergaba otras dos sorpresas: una pequeña bomba de 125 kilos y un barril repleto de sustancias químicas tóxicas.

El centro de Coblenza fue declarado "zona prohibida", ya que la onda expansiva del artefacto, de dos metros de longitud, podría haber destruido viviendas en un radio de 50 metros, mientras que la metralla se habría expandido a lo largo de dos kilómetros.

En paralelo a los preparativos para evacuar la ciudad, los artificieros procedieron a dragar la zona donde se encontraba la bomba para poder extraer el detonador.

Después de tres horas de trabajo, un equipo especial dotado con un aparato de control remoto puso fin a la larga espera y, pasadas las 15.00 horas, las autoridades levantaron el cordón de seguridad para que la normalidad regresara a Coblenza.

Centro militar

No era la primera vez que Coblenza, en el Estado federado de Renania-Palatinado, era escenario de una evacuación por la desactivación de una bomba, ya que la ciudad sufrió muchos bombardeos durante la II Guerra Mundial, al ser centro militar y nudo de comunicaciones. En 1999, unas 15.000 personas tuvieron que abandonar sus casas en la ciudad por la desactivación de otro explosivo.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra