Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

De la "Yamahiriya, a la democracia

  • La Asamblea creará una comisión para redactar una Carta Magna en dos meses

0
Actualizada 02/09/2011 a las 01:00
  • JAVIER MARTÍN . EFE. TRÍPOLI

TRAS 42 años del experimento "popular y socialista" que Muamar al Gadafi bautizó como la Yamahiriya (gobierno de masas), la nueva Libia que diseñan los rebeldes será un Estado "democrático, constitucional e islámico" en el que la sharia (código musulmán) será fuente de ley.

Así se define en la llamada Declaración de la Victoria, un documento en el que trabaja el Consejo Nacional de Transición (CNT).

Según la autoridad interina, para que pueda entrar en efecto este plan -que determina, igualmente, como será el proceso de transición-, es necesario primero capturar o dar muerte al dictador huido.

De acuerdo con el texto, el CNT será la principal fuente de autoridad durante el periodo transitorio, apoyada por un número de representantes de los consejos locales que será determinado por la densidad de población.

Además, el CNT se trasladará a Trípoli en un periodo no superior a 30 días tras la declaración de la victoria y nombrará una serie de ministros para que dirijan diferentes aspectos de la administración y comiencen a levantar los cimientos de un estado que será "democrático, independiente, con capital en Trípoli".

Asamblea constituyente

Una nueva Libia en la que la religión oficial será el islam y la sharia (ley islámica) su fuente de jurisprudencia y donde los derechos de las minorías serán garantizados.

Tres meses después de la declaración de liberación, la autoridad de transición promulgará una ley para la elección de una asamblea constituyente, creará una comisión electoral y convocará comicios, que se celebrarán ocho meses después bajo la supervisión de observadores internacionales. Una vez se reúna por primera vez esta asamblea, integrada por 200 miembros, el CNT se disolverá, aunque el Gobierno de transición mantendrá sus poderes hasta que la propia asamblea nombre un primer ministro.

Este primer ministro constituirá un Gobierno interino, al tiempo que la Asamblea Constitucional creará una comisión para redactar una Carta Magna que deberá estar lista en dos meses y cuyo texto será llevado a referéndum popular 30 días después.

Si es aprobado por más de dos tercios, el texto será ratificado por la Asamblea, y se convocará un nuevo proceso electoral en un plazo máximo de seis meses, para elegir el que será el Gobierno definitivo. El plan, no obstante, queda supeditado a la captura definitiva o la muerte de Gadafi, y al fin de las operaciones bélicas, que todavía siguen en curso.

El recuerdo de 1969

Para los rebeldes es fundamental aún la toma de la ciudad de Sirte, cuna de Gadafi y último bastión que resiste al avance rebelde y los bombardeos de la OTAN.

Según Seif al Islam, el más belicoso de los hijos del dictador, en las calles de esta localidad costera están apostados más de 20.000 hombres dispuestos a derramar hasta la última gota de su sangre. Una advertencia que no arredra a los rebeldes, que prosiguen su despliegue y asedio de la ciudad, en espera de que se llegue a una solución pacífica o expire el próximo sábado el ultimátum dado por el Gobierno rebelde.

Declaraciones contradictorias que mantienen en vilo a libios en un día extraño: desde hace 42 años, el 1 de septiembre era la fecha más señalada del calendario.

Muamar el Gadafi, que en realidad creó un estado personalista, populista y dictatorial, siempre preparaba una gran celebración para conmemorar el triunfo del alzamiento que dirigió en 1969 y que acabó con la monarquía, una institución que ahora muchos libios recuerdan con nostalgia.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual