Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
DÉCIMO ANIVERSARIO

Abu Dahdah, la conexión española con el 11-S que no se pudo probar

El ataque a las Torres Gemelas el 11-S

El ataque a las Torres Gemelas el 11-S_45

El ataque a las Torres Gemelas el 11-S

DN.ARCHIVO
0
09/09/2011 a las 11:39
  • EFE. MADRID
Imad Eddin Barakat Yarkas, "Abu Dahdah", sobre quien durante casi cinco años pesó la acusación de conocer con antelación los planes para los atentados, personificó la supuesta conexión española con el 11-S, desvanecida cuando el Tribunal Supremo consideró muy débiles las pruebas presentadas en su contra.

"Abu Dahdah" fue detenido en Madrid el 13 de noviembre de 2001, apenas dos meses después de que dos aviones se estrellaran contra las Torres Gemelas de Nueva York y uno más contra el edificio del Pentágono en Washington, como presunto responsable de una célula de Al Qaeda en España.

Cinco días más tarde, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ordenó su ingreso en prisión tras imputarle "tantos delitos de terrorismo como víctimas hubo en los atentados del 11 de septiembre" en un auto en el que afirmaba que la célula presuntamente dirigida por él "habría estado directamente relacionada con la preparación y desarrollo de los atentados".

Garzón basaba sus acusaciones en las conversaciones mantenidas por "Abu Dahdah" con otro supuesto miembro de Al Qaeda antes y después del 11-S y en su presunta relación con Mohamed Atta, uno de los pilotos suicidas, establecida a raíz del hallazgo en el piso que éste ocupó en Alemania del teléfono de Imad Eddin Barakat.

De las andanzas de Atta por España en las semanas previas a los atentados también se ocupó la Justicia española, por cuyas investigaciones llegó a interesarse el FBI norteamericano después de saber que otro juez de la Audiencia Nacional, Guillermo Ruiz Polanco, había recibido la declaración de un testigo que aseguraba haberle visto a mediados de julio de 2001.

Se trataba de un funcionario de la prisión de Tarragona, que afirmaba haber reconocido a Atta como la persona que visitó a un presunto terrorista islamista de nacionalidad argelina.

Las investigaciones determinaron que Atta permaneció en España entre el 8 y el 19 de julio, y que durante ese tiempo mantuvo una importante reunión en la que, según Garzón, muy posiblemente se determinó la "fecha exacta" de los atentados y que fue preparada por "Abu Dahdah" y su colaborador Driss Chebli.

Durante el juicio, que comenzó en la Audiencia Nacional en abril de 2005, tres años y medio después de su detención, el fiscal terminó pidiendo 74.337 años de prisión para Imad Eddin Barakat como "cómplice" o "cooperador necesario" de los atentados del 11-S.

En la vista declaró el comisario de la Unidad Central de Información Exterior (UCIE) de la Policía, Rafael Gómez Menor, quien no dudó en afirmar que "Abu Dahdah" sabía antes del 11 de septiembre que Al Qaeda iba a atentar con aviones.

"Lo que no sabía nadie en el mundo, 'Abu Dahdah' lo sabía", dijo Gómez Menor, que basó su afirmación en la conversación que el acusado mantuvo quince días antes de los atentados con Farid Hilali, "Shakur", en la que éste señaló que "habían entrado en el campo de la aviación", lo que la Policía interpretó después como que estaban practicando con aviones.

También declaró en el juicio un profesor de la Facultad de Bellas Artes de Barcelona que aseguró haber visto en el metro de la capital catalana, en la primera quincena de junio de 2001, a "Abu Dahdah", a Atta y a Ramzi Binalshib, el presunto coordinador de los ataques luego detenido en Pakistán.

En la sentencia que dictó el 26 de septiembre de 2005, la Audiencia Nacional consideró probado que Imad Eddin Barakat "conocía los siniestros planes de inmediata ejecución" del 11-S, que "estaba al corriente" de los mismos y que "los asumió como propios siendo puntualmente informado de los preparativos", y le condenó a 27 años de prisión.

Sin embargo, el tribunal no le condenó como responsable de las 2.973 muertes ocurridas ese día, sino sólo como autor de un delito de conspiración, ya que entendió que no se había probado "la realización por parte de tal acusado de actos ejecutivos -anteriores o coetáneos- en el atentado del 11-S contra las Torres Gemelas".

"Abu Dahdah", que negó conocer a Atta o a Binalshib -"En mi vida he estado con esos hombres", dijo- recurrió la sentencia al Tribunal Supremo, que consideró que no había quedado probado que conociera los planes concretos del 11-S o que participara "de alguna manera" en su ejecución desde España.

Así, el Supremo redujo de 27 a 12 años la condena de "Abu Dahdah" al anular la pena por conspiración y dijo que ni el número de teléfono hallado en el piso de Atta ni la conversación con "Shakur" permitían concluir que el acusado conociera los planes del 11-S y "menos aún" que tuviera "una participación directa y consensuada para preparar su comisión".

Hoy, Imad Eddin Barakat, que quedará en libertad en noviembre de 2013 y que ha pasado por las prisiones de Soto del Real (Madrid), Castellón y León, cumple condena en la cárcel madrileña de Estremera. Clasificado en primer grado, no ha disfrutado de ningún permiso penitenciario.





Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual