Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
estados unidos

Florida anula la sentencia de muerte contra el preso español Pablo Ibar

  • El dictamen emitido implica la celebración de un nuevo juicio contra Ibar, condenado por tres asesinatos

La familia de Pablo Ibar recibe emocionada la noticia

La familia de Pablo Ibar ha recibido con emoción la noticia de que el Tribunal Supremo de Florida ha anulado su pena de muerte tras pasar 22 años en la cárcel, 15 de ellos en el corredor de la muerte. Aunque es probable que el Estado de Florida recurra la decisión, sus allegados viven con esperanza la celebración de un nuevo juicio que permita demostrar su inocencia.

ATLAS
Pablo Ibar, preso español en Florida, en 2009.

Florida anula la sentencia de muerte contra el preso español Pablo Ibar

Pablo Ibar, preso español en Florida, en 2009.

EFE
Actualizada 05/02/2016 a las 10:11
  • EFE. Miami
El Tribunal Supremo de Florida (Estados Unidos) anuló este jueves la condena a la pena capital dictada en 2000 contra el español Pablo Ibar, que lleva casi 22 años preso, 15 de ellos en el corredor de la muerte en una cárcel de este estado.

El dictamen emitido por la máxima instancia judicial de Florida implica la celebración de un nuevo juicio contra Ibar, condenado por los asesinatos de tres personas, el dueño de un local nocturno y dos modelos, cometidos en 1994.

Con cuatro votos a favor y tres en contra, el Tribunal Supremo de Florida se pronunció en contra de la condena por asesinato en primer grado y sentencia de muerte, "ante la ausencia de pruebas físicas que conecten a Ibar con el triple asesinato", señaló el Supremo en el documento de 27 páginas que fue divulgado este jueves.

Uno de los argumentos de peso examinados por el Tribunal Supremo de Florida para la anulación de la condena es que el "ADN de Ibar no fue encontrado en la camiseta recuperada" en el lugar del triple crimen y con la que el asesino usó para "cubrirse parcialmente el rostro".

La conclusión de los siete jueces que integran el Supremo de Florida, escrita en una de las últimas páginas del documento, es que "por las razones expresadas con anterioridad, revocamos la negativa del tribunal de primera instancia de desagravio tras la condena ('postconviction relief')".

La defensa de Ibar, de 45 años, quien siempre ha mantenido su inocencia, resaltó en su apelación ante el Supremo de Florida la poca fiabilidad de la prueba determinante, un vídeo "sin sonido, borroso, granulado", grabado por las cámaras de seguridad de la casa del dueño del club y el testimonio, en ese sentido, de un experto facial que lo tacha de nada fiable.

El vídeo en blanco y negro fue grabado por las cámaras de seguridad de la casa del dueño del club nocturno y en el mismo aparecen dos individuos con el rostro cubierto buscando objetos de valor.

Al final de la grabación se observa cómo uno de ellos se descubre la cara y, pese a la mala calidad de la imagen, la Fiscalía dijo en el juicio que esa persona era Ibar.

Asimismo, en la vista celebrada en abril de 2014, Benjamin Waxman, letrado de Ibar, insistió ante los siete magistrados en que Ibar tuvo un "juicio inefectivo" con la "desastrosa" defensa del abogado de oficio, Kayo Morgan, durante el juicio en que fue condenado a muerte.

"Es un momento de mucha emoción que hemos estado esperando desde hace mucho tiempo. Por fin se abre un camino el camino a que Ibar por fin pueda demostrar su inocencia", expresó Andrés Krakenberger, portavoz de la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar.

No obstante, la Fiscalía puede apelar la decisión del Tribunal Supremo de Florida ante esta misma instancia judicial en un recurso de reposición o bien hacerlo incluso ante el Supremo de Estados Unidos.

A finales de junio de 1994, agentes de policía entraron en una vivienda de la localidad de Miramar, en el condado de Broward, al norte de Miami, y hallaron los cuerpos sin vida del propietario de la casa, Casimir Sucharski, dueño de un local nocturno, y dos de sus bailarinas, Sharon Anderson y Marie Rodgers.

La investigación en marcha culminó en la acusación formulada el 25 de agosto de 1994 contra Seth Peñalver y Pablo Ibar por el triple asesinato.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual