Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
venezuela

​El bajo precio del petroleo y la inflación ahogan a Venezuela

  • Según Maduro, los responsables son sectores nacionales e internacionales que, tras la muerte de Hugo Chávez, iniciaron una serie de acciones tendentes a "desestabilizar" la economía

5
Actualizada 16/01/2016 a las 11:10
Etiquetas
  • europa press. caracas
Venezuela se encuentra desde este viernes en estado de 'emergencia económica' tal y como ha sido declarada por un decreto del presidente venezolano, Nicolás Maduro, que pretende así la adopción de medidas que subsanen la adversa coyuntura por la que atraviesa la economía nacional.

El decreto culpa de la situación a la "guerra económica" que, según Maduro, mantienen contra el país sectores nacionales e internacionales que, tras la muerte del ex presidente Hugo Chávez, iniciaron una serie de acciones tendentes a "desestabilizar" la economía del país, debilitar sus instituciones y provocar "una ruptura del hilo constitucional, sobre la base de un malestar social inducido".

Y pretende mitigar los efectos de la inflación "inducida", de la "especulación", del valor "ficticio" de la divisa, el "sabotaje" a los sistemas de distribución de bienes y servicios, y contrarrestar "las consecuencias de la guerra de los precios petroleros, que ha logrado germinar al calor de la volátil situación geopolítica internacional actual, generando una grave crisis económica", indica el documento, divulgado a través de una Gaceta Oficial Extraordinaria.

En cuanto a los precios petroleros, el Gobierno venezolano culpa a Estados Unidos de provocar la caída al aumentar la producción de gas y petróleo de esquisto, en un intento de "ahogar" a los países exportadores de hidrocarburos, "que se oponen a sus intereses hegemónicos", como es el caso de Rusia, Irán y Venezuela.

A esta situación se ha sumado la negativa de algunos miembros de la Opep a reducir el techo conjunto de producción establecido, y el temor sobre la ralentización de la economía de China y las naciones europeas, que pudiera mermar la demanda de crudo.

La disminución en el precio de los hidrocarburos tiene un efecto importante en la economía nacional, ya que las exportaciones petroleras constituyen la principal fuente de ingresos de divisas con que cuenta el Estado para impulsar el desarrollo social y económico del país.

Según datos del Gobierno, en proporción, de cada 100 dólares que entran a Venezuela, 96 provienen de la renta petrolera. Y esta semana, el precio del petróleo venezolano se ubicó en 24 dólares por barril, lo que representa el nivel más bajo registrado en los últimos 12 años, dijo Nicolás Maduro.

La producción actual de crudo y de líquidos de gas natural (LGN) del país supera los 3,8 millones de barriles por día, de los cuales 2,4 millones se comercializan en el mercado mundial.

Si estas exportaciones se calculan a un promedio de 100 dólares por barril, ingresarían al país un total de 240 millones de dólares diarios; pero si el petróleo se comercializa a 24 dólares por barril, la cifra disminuye a 57, millones de dólares por día.

De acuerdo con las estadísticas del Ministerio de Petróleo y Minería, durante el 2015 el crudo venezolano registró un promedio de 44,65 dólares por barril, frente a la media de 66,42 dólares por barril que mantuvo en 2014.

Producto de esta caída en el precio del petróleo, Venezuela perdió el 68 por ciento de los ingresos en divisas en 2015, tal y como informó el jefe de Estado el pasado 12 de diciembre, en una alocución al país.

INFLACIÓN Y REDUCCIÓN DEL PIB

Otro de los puntos que ahogan la economía es la altísima inflación, que entre septiembre de 2014 y septiembre de 2015, se ubicó en el 141,5%, de acuerdo con el informe publicado este viernes por el Banco Central de Venezuela (BCV).

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), que es elaborado por el BCV y el Instituto Nacional de Estadística (INE), reflejó una variación acumulada durante los primeros nueve meses del año 2015 de 108,7%.

Como en el caso del petróleo, el Gobierno de Nicolás Maduro culpa de la alta inflación a "la campaña de ataques a la economía venezolana, perpetrada por sectores de la derecha nacional e internacional desde 2014".

Lo que el Gobierno venezolano tilda de "guerra económica de nueva generación" incluye la arremetida de páginas web que fijan la relación bolívar-dólar a una tasa especulativa que apunta a la depreciación de la moneda nacional, "y que que no corresponde con la dinámica económica del país".

Producto de todo ello, según el oficialismo, es que el Producto Interno Bruto (PIB) a precios constantes haya experimentado en el tercer trimestre de 2015 una disminución del 7,1%, en comparación con el mismo período del año anterior, tal como refiere el informe publicado este viernes por el Banco Central de Venezuela (BCV).

El ente emisor señala que el desempeño de la economía venezolana, durante los dos trimestres previos fue de -1,4% y -4,7%. Mientras que entre el período comprendido entre enero y septiembre se registró una contracción de 4,5%, al pasar de -2,6% a -7,1%.

De acuerdo con el informe, durante el tercer trimestre, el sector público experimentó un incremento del 1,1%, mientras que el privado descendió en un 10,5%.

El BCV indica que entre las causas que determinaron el comportamiento de la actividad económica en el tercer trimestre de 2015, destaca "la menor disponibilidad de divisas producto del impacto adverso de la caída de los precios del petróleo de un 57,8%, con respecto a similar lapso de 2014, situación que afectó a las importaciones requeridas por el aparato productivo nacional".

Aunado a la caída de la cotización del precio del crudo en el mercado internacional, que constituye la principal fuente de ingresos para la nación, el ente emisor denuncia que Venezuela "sufre una guerra económica de nueva generación", promovida por sectores de la derecha nacional e internacional, y que incluye el ataque al bolívar, y acciones desestabilizadoras que han generado un desequilibrio en la comercialización de bienes y servicios.

El informe del BCV también destaca que la merma de los precios del petróleo en el mercado internacional contribuyó con el resultado negativo que experimentaron los principales indicadores del sector externo, en el tercer trimestre del año 2015.

De este modo, la cuenta corriente registró un saldo negativo de 5.050 millones de dólares; la balanza comercial reportó un déficit de 782 millones de dólares; y la posición acreedora neta del país se ubicó en 148.831 millones de dólares, mientras que la nación pudo amortizar un total de 2.619 millones de deuda pública externa.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual