Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
FRANCIA

Muere André Glucksmann, uno de los filósofos de mayo de 1968

  • Desde entonces se convirtió en uno de los intelectuales más mediáticos

0
Actualizada 10/11/2015 a las 17:13
  • EFE. PARÍS.
André Glucksmann, uno de los filósofos estrella que se dieron a conocer con el mayo francés de 1968 y que desde entonces se convirtió en uno de los intelectuales más mediáticos del país por su intervención en numerosas polémicas, falleció la pasada noche en París a los 78 años.

Glucksmann estuvo asociado al movimiento conocido como el de los Nuevos Filósofos a comienzos de los años 1970 y tuvo una notable evolución ideológica a lo largo de su vida pública.

"André Glucksmann llevaba en él todos los dramas del siglo XX. (...) Impregnado por lo trágico de la historia tanto como por su deber de intelectual, no se resignaba a la fatalidad de las guerras y las masacres. Siempre estaba alerta y a la escucha del sufrimiento de los pueblos", señaló en un comunicado el Palacio del Elíseo.
"El presidente (François Hollande) saluda su memoria y dirige a su familia y a sus allegados sus sinceras condolencias", agregó.

También el primer ministro francés, Manuel Valls, tuvo palabras de recuerdo para el filósofo a través de su cuenta de Twitter: "La indignación, el destino de los pueblos, el rigor del intelectual: André Glucksmann guiaba las conciencias. Se echará en falta su voz".

Nacido el 19 de junio de 1937 en Boulogne Billancourt, una ciudad limítrofe con París, de padres judíos de origen austríaco, era asistente del sociólogo Raymond Aron cuando se produjeron las revueltas estudiantiles de 1968, en las que participó activamente.

Pasó de ser un militante maoísta defensor de la llamada Revolución Cultural llevada a cabo en China a romper con el marxismo y a denunciar los crímenes de los regímenes comunistas, en particular en un libro publicado en 1975 y del que se vendieron decenas de miles de ejemplares: "La Cocinera y el devorador de hombres. Reflexiones sobre el Estado, el marxismo y los campos de concentración".

En 1979, junto a Raymond Aron y al padre del existencialismo, Jean-Paul Sartre, se puso en cabeza de una iniciativa para acudir en ayuda de los refugiados que huían Vietnam con la victoria allí de los comunistas en la guerra. Miles de esos refugiados fueron acogidos entonces por Francia.

Muy activo en los movimientos anticolonialistas, en los años 1980 su viraje ideológico fue hacia el atlantismo, entendido como una forma de antitotalitarismo y de defensa de los derechos humanos frente a múltiples dictaduras. Por eso mismo se pronunció contra el pacifismo.

Defendió la intervención de la coalición liderada por Estados Unidos contra el Irak de Sadam Husein en la primera Guerra del Golfo en 1991, al igual que la de la OTAN en Serbia en 1999 por el conflicto con Kosovo.

A comienzos de 2007, manifestó su apoyo en favor de Nicolas Sarkozy en la campaña que llevaría al líder conservador a la presidencia de la República (2007-2012).

Posteriormente se alejó de él por la proximidad que mantuvo Sarkozy con el presidente ruso, Vladimir Putin, cuya política -en particular en Chechenia- había denunciado repetidamente.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual