Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

Israel rechaza peticiones palestinas de presencia internacional en Jerusalén

  • Israel expresó de este modo su total rechazo a la idea durante una reunión de urgencia convocada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

Israel rechaza peticiones palestinas de presencia internacional en Jerusalén

Israel rechaza peticiones palestinas de presencia internacional en Jerusalén

El embajador de Palestina en las Naciones Unidas, Riyad Mansour (izda), interviene junto al embajador adjunto de Israel, David Roet (dcha).

EFE
0
Actualizada 17/10/2015 a las 09:33
  • EFE. NACIONES UNIDAS
Israel se opuso este viernes frontalmente a una petición de Palestina para desplegar en Jerusalén Este una fuerza internacional que se encargue de gestionar el acceso a la Explanada de las Mezquitas y de evitar la violencia, como la que se ha visto en esa área en las últimas semanas.

"Déjenme dejarlo claro. Israel no aceptará ninguna presencia internacional en el Monte del Templo", dijo usando el término judío para esa zona Danny Danon, embajador israelí ante la ONU.

Según Danon, "cualquier intervención de ese tipo violaría el statu quo de décadas" y sería contraproducente.

Israel expresó de este modo su total rechazo a la idea durante una reunión de urgencia convocada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para analizar la escalada de la violencia en Oriente Medio.

En ella, Palestina defendió la necesidad de que la comunidad internacional intervenga para detener la "agresión" israelí "contra el indefenso pueblo palestino y contra sus templos", según su representante ante la ONU, Riyad Mansur.

En concreto, Mansur planteó la posibilidad de desplegar en Jerusalén Este una "presencia internacional" para garantizar precisamente el respeto de ese statu quo, que permite a los musulmanes acudir a rezar a la Explanada y a los judíos visitarla, pero no orar.

De acuerdo con las autoridades palestinas, ya no se puede confiar en Israel para mantener ese arreglo, por lo que de él debería encargarse a una fuerza internacional.

El Gobierno israelí, mientras tanto, acusa al presidente palestino, Mahmud Abás, y a otros líderes de "mentir" sobre la situación en esa área con el fin de "incitar" a la violencia.

El recinto aloja la Mezquita de Al Aqsa, tercer lugar más sagrado para el islam, y es conocido como Monte del Templo entre el judaísmo, que lo considera su primer sitio santo por marcar el emplazamiento de los antiguos templos de Jerusalén.

El punto se ha convertido en las últimas semanas en el epicentro de las tensiones entre judíos y musulmanes, que hoy dejaron un balance de cinco palestinos muertos, un centenar de heridos y un soldado israelí apuñalado.

Además, durante la madrugada, un grupo de palestinos prendió fuego a la Tumba del Patriarca José, en Nablus (Cisjordania), un ataque que fue condenado enérgicamente por la ONU.

"Este incidente representa un episodio especialmente preocupante dada su dimensión religiosa", afirmó ante el Consejo el subsecretario general para Asuntos Políticos de la organización, Tayé-Brook Zerihoun.

Naciones Unidas llamó a todas las partes a proteger los lugares sagrados y a rechazar a los "extremistas que persiguen una agenda política", tratando de transformar un conflicto nacional en uno religioso.

"Si tienen éxito en estos intentos, las consecuencias pueden ser catastróficas para israelíes y palestinos, con serias repercusiones en la región", alertó Zerihoun.

Los miembros del Consejo coincidieron a la hora de señalar la peligrosidad del actual brote de violencia y estudiarán un borrador de declaración presentado por Francia para hacer un llamamiento a la calma y garantizar el mantenimiento del statu quo en la Explanada de las Mezquitas.

La ONU, mientras, insistió en que la actual crisis no se puede resolver a través de medidas de seguridad y consideró que la ocupación israelí y las cada vez menores perspectivas de un Estado palestino han contribuido a la situación.

"Han transformado el enfado palestino en pura rabia", aseguró Zerihoun, indicando que a ello también contribuyen la crisis económica en Palestina, las pocas perspectivas de futuro para los jóvenes y la continuidad de la política israelí de asentamientos.

España, que este mes preside el Consejo de Seguridad y que ha convocado para la próxima semana una reunión ministerial sobre Oriente Medio, defendió que ante la actual "espiral de violencia" la comunidad internacional no puede limitarse a examinar los detonantes inmediatos, sino que debe "abordar sus causas
subyacentes" y lograr la cooperación de las partes.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual