Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TRIBUNALES

Tres detenidos por vender un cadáver para una tradicional "boda fantasma"

  • Para el tradicional rito del "minghun" ("bodas fantasma"), aún practicado en zonas rurales del país

0
Actualizada 15/10/2015 a las 14:06
  • EFE. PEKIN
Tres personas en el norte de China fueron detenidas por intentar vender el cadáver de una mujer para el tradicional rito del "minghun" ("bodas fantasma"), aún practicado en zonas rurales del país y en el que se celebran matrimonios entre personas fallecidas si éstas han muerto solteras.

Según informó hoy la agencia oficial Xinhua, entre los detenidos en la localidad de Ruicheng, en la provincia septentrional de Shanxi, se encuentra un hombre de 72 años llamado Hou que se enteró de la muerte de una joven en un pueblo vecino al suyo y decidió aprovechar el suceso para hacer negocio.

Fingiendo ser un familiar de la finada, contactó con otra familia que había perdido recientemente a uno de sus hijos para venderle el cadáver de la joven por 25.000 yuanes (unos 3.900 dólares).

Junto a dos cómplices se dirigió a la tumba donde la joven había sido enterrada, el pasado sábado por la noche, pero varios vecinos fueron testigos de la posterior profanación y lo denunciaron a la policía, según informó hoy la agencia oficial Xinhua.

Las bodas entre cadáveres son una práctica que aún pervive en la China rural y que descansa en la extendida idea de que los fallecidos van a un mundo de ultratumba en el que tienen las mismas necesidades que en éste (lo que explica también que sus familiares quemen falsos billetes de banco o automóviles hechos de papel).

El "minghun" establece que si alguien fallece soltero, especialmente en su juventud, debe ser casado y enterrado con un cónyuge que haya dejado este mundo en similares circunstancias, o de lo contrario las dos familias tendrán mala suerte.

En 2012, tres personas asesinaron a una mujer embarazada en la provincia de Shaanxi, también en el norte del país, para la práctica de esta tradición, un incidente que se respondió con llamadas de los medios oficiales chinos a acabar con la tétrica costumbre. 



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual