Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
INTERNACIONAL

La UE pide a Rusia concentrar ataques en el Estado Islámico

  • La jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, admitió que la intervención de Rusia en el conflicto sirio "cambia por supuesto las reglas del juego"

Fotografía tomada de un vídeo publicado en el sitio web del Ministerio de Defensa ruso.

La aviación rusa bombardea al Estado Islámico en Palmira y Alepo

Fotografía tomada de un vídeo publicado en el sitio web del Ministerio de Defensa ruso.

EFE
0
Actualizada 13/10/2015 a las 08:58
  • EFE. LUXEMBURGO
Los ministros de Exteriores de la Unión Europea instaron este lunes a Rusia a parar sus ataques contra la oposición moderada siria y a centrarse en combatir a los terroristas del Estado Islámico (EI), mientras que no lograron un acuerdo sobre si el presidente Bachar al Asad debe participar en la transición.

"Los recientes ataques militares de Rusia, que van más allá de Daesh (EI) y de otros grupos terroristas designados por la ONU y contra la oposición moderada, suscitan gran preocupación y deben detenerse inmediatamente", subraya el Consejo de Ministros de la UE en unas conclusiones aprobadas este lunes.

La jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, admitió que la intervención de Rusia en el conflicto sirio "cambia por supuesto las reglas del juego" e implica "elementos muy preocupantes".

La UE pidió a Rusia "centrar sus esfuerzos en el objetivo común de lograr una solución política al conflicto", y condenó las violaciones por parte de Moscú del "espacio aéreo soberano de países vecinos", como ha sido el caso recientemente en Turquía.

Los ministros señalaron igualmente que "las acciones contra Daesh, acrónimo árabe del EI, tienen que estar estrechamente coordinadas entre todos los socios" y estar dirigidas "claramente" contra los grupos terroristas.

Apoyaron los esfuerzos de la coalición global contra el EI en Siria e Irak y consideraron que, "como consecuencia de sus políticas y acciones", el régimen de Bachar al Asad "no puede ser un socio en la lucha contra" los terroristas.

"El régimen de Al Asad tiene la mayor responsabilidad de las 250.000 muertes que se han producido en el conflicto y de millones de desplazados", recalcaron.

Por lo que respecta al papel del presidente sirio en la solución política al conflicto, no lograron consensuar un acuerdo sobre si debe participar en el proceso de transición hacia un nuevo régimen.

Sí que consideraron que Al Asad debe estar excluido del futuro Gobierno del país: "No puede haber una paz duradera en Siria bajo el actual liderazgo, y hasta que las aspiraciones y quejas legítimas de todos los componentes de la sociedad siria se hayan considerado".

Mogherini indicó que es necesario hacer una "comprobación de la realidad" para emprender una transición, y que para ello "hay que implicar también a representantes del régimen en una mesa de negociación liderada por la ONU".

En esa tarea consideró "crucial" a Rusia, y abogó por que la UE entable un diálogo "directo" con Moscú al margen de la labor mediadora de la ONU, "para ver si puede comenzar un proceso político".

Francia y el Reino Unido siguen siendo los países que menos aceptan una participación de Al Asad en la transición, frente a la opinión mayoritaria de los Estados miembros, entre ellos España, que creen que el régimen debería estar representado en esa etapa para alcanzar una solución política.

"No hay acuerdo, no todos estamos de acuerdo en cómo debe abordarse ese proceso", reconoció en una rueda de prensa el ministro español de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo.

Según el ministro, "todos partimos de la premisa de que Asad tiene un balance monstruoso de atrocidades contra su pueblo y no puede formar parte del futuro de una Siria libre", pero vio necesario "negociar un alto el fuego con todas las partes implicadas" exceptuando los grupos terroristas.

"Hay que sentarse a negociar con el régimen de Asad o con Asad él mismo", comentó.

García-Margallo puso como ejemplo la Transición española a la democracia, y pidió diferenciar el proceso de alto el fuego del posterior de construcción de la paz, donde descartó que Al Asad pueda estar presente.

"Si bien Asad debe formar parte de la transición y permanecer con poderes disminuidos, no podría, dados los crímenes que ha cometido, concurrir a elecciones", apuntó.

El secretario francés de Exteriores, Harlem Désir, fue más tajante al señalar que la transición política "es la condición de la paz" en Siria y que "debe hacerse sin Al Asad", mientras que el ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, admitió que puede haber "flexibilidad" sobre "la forma y los tiempos de salida" de Al Asad del poder, pero descartó trabajar con él a largo plazo.

Por otra parte, el Consejo celebró el acuerdo impulsado el 8 de octubre por el representante especial del secretario general de la ONU en Libia, Bernardino León, para crear un Gobierno de unidad nacional en Libia, y urgió a todas las partes a refrendarlo para que el país pueda iniciar "el camino de la paz y la prosperidad".

Los ministros recordaron que la UE está dispuesta a trabajar estrechamente con el nuevo Gobierno una vez esté formado y a ofrecer "apoyo inmediato y sustancial" para la reconstrucción del país, que ascendería a 100 millones de euros.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual