Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
DESASTRES NATURALES

Las inundaciones en Francia dejan al menos 20 muertos

  • El diluvio que se abatió sobre una treintena de kilómetros del litoral mediterráneo pulverizó los registros pluviométricos

Las inundaciones en Francia dejan al menos 13 muertos

Las inundaciones en Francia dejan al menos 13 muertos

La lluvia provocó balsas de agua en localidades como Niza.

AFP
Inundaciones en el sur de Francia 27 Fotos

Inundaciones en el sur de Francia

Al menos 20 personas murieron en la madrugada del sábado 3 de octubre por las inundaciones causadas por las fuertes lluvias en el sureste de Francia.

AGENCIAS
0
Actualizada 05/10/2015 a las 08:33
  • Colpisa. París Francia
Diecisiete personas muertas y cuatro desaparecidas es el trágico saldo de las lluvias torrenciales que el sábado por la noche devastaron la Costa Azul (sudeste de Francia) y transformaron en escenas de desolación las calles de ciudades tan turísticas como Cannes, Niza o Antibes. En apenas tres horas el diluvio que se abatió sobre una treintena de kilómetros del litoral mediterráneo pulverizó los registros pluviométricos con intensas precipitaciones, acompañadas por fuertes tormentas y ráfagas de viento huracanado, que rondaron los 200 litros por metro cuadrado, el equivalente de la media de todo el mes de octubre, el 10% del promedio anual.

El municipio de Mandelieu-la-Napoule, limítrofe con Cannes, fue el más afectado por la catástrofe. Siete vecinos de un mismo bloque de viviendas perecieron cuando trataban de sacar sus coches de los garajes subterráneos. Tres ancianos fallecieron ahogados en la planta baja de una residencia para personas mayores en Biot donde oleadas de agua irrumpieron con violencia hasta superar el metro de altura. En Vallauris-Golfe Juan tres miembros de una familia fallecieron atrapados dentro de un automóvil bloqueado por las trombas de agua en el interior de un túnel por el que intentaron pasar pese a las advertencias de otros vecinos. En Antibes el cámping de Pylone, en el que se produjo una víctima mortal, quedó arrasado por las avenidas.

David Lisnard, alcalde de Cannes, donde se lamentaban dos muertos y dos desaparecidos, criticó comportamientos "no siempre disciplinados". "No hago juicios, porque no sé cómo habría reaccionado en esa situación. Pero ha habido personas que parecían estar muy apegadas a sus vehículos cuando había que preservar las vidas", observó.

El alcalde deploró los episodios de pillaje registrados por la noche en su ciudad por parte de "personas que trataron de aprovecharse de la ocasión". Se practicaron nueve detenciones de individuos que intentaban robar en tiendas y se reforzaron las medidas de vigilancia en las zonas comerciales.

François Hollande viajó a la zona siniestrada acompañado por el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, con quien visitó las localidades más afectadas y sobrevoló en helicóptero la región. El presidente francés anunció que el sector devastado será declarado el próximo miércoles por el Consejo de Ministros en estado de "catástrofe natural" y señaló que las indemnizaciones a los damnificados serán abonadas en un plazo de tres meses además de crearse un fondo de compensación a los municipios afectados. También se librará una partida de financiación extraordinaria destinada a los comerciantes perjudicados para que puedan abrir lo antes posible sus negocios.

A dos meses de que París albergue la cumbre de la ONU sobre el cambio climático, 'Clima para evitar los efectos del calentamiento climático', Hollande aprovechó para apuntar que este tipo de catástrofes naturales "se han reforzado" en los últimos años "en ritmo y en intensidad".

El prefecto (gobernador civil) de la provincia de Alpes-Marítimos atribuyó el elevado coste humano de la catástrofe a que el fenómeno de gota fría fue "repentino, muy violento y concentrado" en un litoral con alta densidad de población y elevados niveles de urbanización. El ministro Cazeneuve reconoció que era escasa la esperanza de encontrar con vida a las personas dadas por desaparecidas. No obstante, el desastre quedó por debajo del terrible saldo arrojado por las lluvias torrenciales registradas en el departamento vecino de Var en junio de 2010 cuando se contabilizaron 25 muertos, 31.560 damnificados y cerca de 1.000 millones de euros en daños materiales.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

  • Galería de imágenes:
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual